¿No sabes si es seguro visitar un sitio web? ¿Te da miedo que un sitio sospechoso de transmisión de vídeo infecte el PC? ¿Quieres comprar en un comercio electrónico y no sabes a cuál confiar los datos de tu tarjeta de crédito?

Es bueno ser prudente y es absolutamente vital asegurarse de que un sitio web sea seguro antes de compartir información personal (como números de tarjetas de crédito, contraseñas, direcciones, etc.). En esta guía, ofrezco consejos rápidos y fáciles para evitar las direcciones URL sospechosas y constatar la fiabilidad de cualquier sitio web.

Imagen de un sitio web falsificado con un fondo rojo intenso donde se piden nombre de usuario y contraseña

Asegúrate de que confíes en la página antes de escribir datos personales.

1. Usar las herramientas de seguridad del navegador

Actualmente, los navegadores web más populares ya incluyen funciones de seguridad para aumentar la protección en la red. Estas herramientas integradas en el navegador pueden bloquear las molestas ventanas emergentes, enviar solicitudes Do Not Track a los sitios web para que no te rastreen, desactivar el contenido Flash que no sea seguro, impedir las descargas maliciosas y controlar a qué sitios pueden acceder la webcam, el micrófono, etc.

Ahora te invitamos a que revises tu configuración. Te indicamos dónde encontrarla:

  • Chrome:  Configuración > Configuración avanzada > Privacidad y seguridad
  • Edge:  Configuración > Configuración avanzada
  • Firefox:  Opciones > Privacidad y seguridad
  • Safari:  Preferencias > Seguridad y preferencias > Privacidad

2. Revisar minuciosamente las URL

Huelga decirlo, pero lo voy a decir de todas formas: antes de hacer clic en un vínculo, cerciórate de saber adónde te va a llevar. Coloca el ratón sobre cualquier vínculo para ver la URL a la que está asociado.

Pon el cursor del ratón aquí

Coloca el ratón sobre el vínculo de arriba, pero no hagas clic. Deberías ver la URL a la que vincula en la parte inferior izquierda del navegador: https://www.avg.com. Fácil, ¿verdad?

Comprueba también que las direcciones estén bien escritas. La mayoría de los internautas no se detiene mucho a leer los textos. Los hackers lo saben y, con frecuencia, sustituyen algunos caracteres por otros que se parecen (por ejemplo, «Yah00.com» en lugar de «Yahoo.com») para engañarte y lograr que visites sus páginas de phishing y les des, inconscientemente, tus contraseñas, números de tarjetas de crédito y otros datos privados. No caigas en la trampa. No se tarda nada en comprobar si una URL es segura y merece la pena.

3. Buscar el HTTPS

El HTTP (protocolo de transferencia de hipertexto) es el protocolo básico para transmitir datos entre el navegador web y las páginas que se visitan. HTTPS es, simplemente, la versión segura de este protocolo. (La «S» significa «seguro»).

El HTTPS se utiliza a menudo para realizar compras y transacciones bancarias, puesto que cifra las comunicaciones a fin de impedir que los delincuentes te roben información confidencial, como el número de la tarjeta de crédito o las contraseñas.

¿Y cómo se sabe si un sitio web emplea HTTPS? Busca el candado en la barra de navegación del navegador. Si lo ves, sabrás que el sitio en el que te encuentras utiliza un certificado digital SSL de confianza; en otras palabras, que la conexión está protegida.

Imagen de la barra de direcciones del navegador Google Chrome con el candado verde dentro de un círculo

Si no ves el candado, compra en otro lado.

No obstante, esta no es una fórmula mágica. Algunos sitios web de phishing podrían emplear HTTPS para pasar por sitios legítimos, pero lo que nunca debes olvidar es esto:  si un sitio web no tiene el candado, no escribas la contraseña ni el número de la tarjeta de crédito.

4. Realizar una comprobación de seguridad de sitios web en línea

Un evaluador objetivo de seguridad de sitios web viene genial para averiguar qué sitios están limpios y cuáles debes evitar. El evaluador de seguridad de sitios web VirusTotal gratuito es una herramienta de este tipo fácil de usar. Solo hay que copiar y pegar la URL en la página de VirusTotal y darle a Intro. ¡Listo! Así de sencillo. Pruébalo. Y no olvides añadir la página a tus marcadores para volver a usarla.

Imagen de la página web de VirusTotal, donde se puede consultar si una URL es peligrosa

VirusTotal te dice si un sitio web es peligroso.

5. Buscar el titular del dominio en whois

¿Necesitas saber quién hay detrás de un sitio web concreto? Realiza una búsqueda en whois (se pronuncia como «who is», quién es) para averiguar a quién pertenece el dominio, dónde y cuándo se registró el sitio web, los datos de contacto y otra información. Es sencillísimo y cuando lo hagas te sentirás como un detective privado. Prueba la búsqueda de whois aquí.

Imagen de la página de la ICANN, donde se puede buscar información sobre quién hay detrás de un sitio web

Escribe cualquier URL para saber quién se encuentra detrás realmente.

6. Llamar a la compañía

¿Sigues dudando acerca de si la compañía es de fiar? Busca sus datos de contacto y llama por teléfono. En serio, puedes enterarte de muchas cosas según cómo te respondan. Si el número no existe, o si responde alguien con voz de adolescente con un «Tío, ¿eres tú?», sabrás que este asunto huele mal. Confía en tu instinto.

¿Dónde están los datos de contacto de un sitio web? En la parte superior o inferior de la página de inicio, busca el vínculo «Contacto» o «Acerca de nosotros». O usa la búsqueda de whois (el consejo núm. 5) para ver si ahí aparece algún número de teléfono.

7. Instalar herramientas de seguridad web

Usar AVG también puede servir para evitar los sitios web dudosos. Descarga AVG AntiVirus Free para gozar de una protección esencial. Incluye Escudo web, que impide las descargas maliciosas, y Escudo de correo electrónico, que bloquea los archivos adjuntos del mismo tipo. También puedes probar AVG Internet Security gratis durante 30 días para obtener la mejor protección en línea. Incluye Escudo de sitios web falsificados, que evita los sitios de phishing.

Pruebe AVG Internet Security de forma GRATUITA

 

Interfaz de usuario principal de AVG Internet Security, donde pone que el usuario está totalmente protegido

AVG Internet Security te ayuda a evitar los sitios web falsificados.

AVG Internet Security Pruébelo GRATIS