74067919412
Blog AVG Signal Seguridad Amenazas Chantaje y extorsión sexual: todo lo que necesita saber
Signal-Sextortion-what-is-it-and-how-to-prevent-it-Hero

¿Qué es la extorsión sexual?

La extorsión sexual es un tipo de chantaje que se produce cuando alguien amenaza con compartir o publicar material privado y confidencial a menos que la persona amenazada le envíe imágenes sexualmente explícitas, le preste favores sexuales o le dé dinero. La extorsión sexual es un delito grave, que implica a víctimas engañadas o coaccionadas para enviar imágenes o vídeos personales con contenido sexual.

Este artículo contiene:

    Los extorsionadores sexuales buscan a menudo a usuarios que difunden o publican contenido personal sexualmente explícito. Utilizan cuentas falsas y otros trucos de ingeniería social para ganar confianza y posteriormente solicitan imágenes o vídeos con contenido comprometedor. Una vez conseguido su objetivo, los acosadores amenazan con publicar el contenido a menos que la víctima cumpla sus demandas continuadas. La extorsión sexual puede incluso degenerar hasta la petición de relaciones sexuales bajo chantaje.

    La extorsión sexual también se produce cuando una víctima es coaccionada para enviar contenido sexual a cambio de recuperar datos privados robados. El atacante roba los datos, tal vez a través de malware de suplantación o enlaces engañosos, y luego realiza demandas a la víctima para su devolución.

    Los jóvenes son especialmente vulnerables a la extorsión sexual, porque generalmente tienen un comportamiento menos inhibido en línea, tienden a compartir más y a ser más confiados ante desconocidos en Internet.

    ¿Cómo se produce la extorsión sexual?

    Desde plataformas de juegos y redes sociales hasta aplicaciones de chat de vídeo y citas, existen muchos lugares donde podemos intercambiar datos personales con otros usuarios. A menudo, en estos lugares es donde se produce la extorsión sexual.

    Los extorsionadores sexuales utilizarán medios diversos para ganarse la confianza de una víctima. Pueden pretender tener un interés romántico, usar la adulación y ofrecer dinero y otros artículos valiosos. Cuando ya se sienta cómoda, la víctima puede ser manipulada para que envíe contenido comprometedor utilizado para la extorsión sexual o incluso puede ser chantajeada para tener relaciones sexuales.

    Los perpetradores también pueden aplicar un enfoque más agresivo: usar la fuerza y las amenazas para coaccionar o chantajear a las víctimas con la amenaza de crear imágenes y vídeos con contenido sexualmente explícito.

    Un ejemplo de extorsión sexual a través de Facebook Messenger.

    La extorsión sexual a menudo es un bucle peligroso. Satisfacer las demandas no siempre pone fin a la extorsión sexual. A veces, después de producir el contenido solicitado, los extorsionadores sexuales amenazarán con su exposición pública como una forma de exigir contenido todavía más explícito. Lo que puede comenzar como un chantaje para obtener imágenes sexuales puede rápidamente degenerar en un chantaje para obtener relaciones sexuales.

    Ejemplos de extorsión sexual

    Aunque se trata de una forma novedosa de abuso en línea, los delitos de extorsión sexual van en aumento. A medida que la tecnología permite una mayor conectividad, aumenta el potencial de chantaje. Las noticias sobre casos de extorsión sexual son perturbadoras, pero pueden ayudar a educarle, a usted y también a sus seres queridos, sobre cómo funcionan los extorsionadores sexuales y cómo se puede proteger frente a esta amenaza.

    He aquí dos casos de extorsión sexual ampliamente difundidos en los últimos años:

    Richard Finkbiner

    Detenido en 2012, Richard Finkbiner tenía en su poder más de 22 000 clips de vídeo, obtenidos a través de su webcam, de gente joven de todos los EE. UU. Gran parte del material confiscado era de naturaleza sexual.

    Utilizando un sitio web de chat de vídeo anónimo, Finkbiner primero engañaba a las víctimas mostrándoles vídeos explícitos pregrabados de otras personas. Al creer que se trataba de vídeos en directo de las personas que aparecían, las víctimas se animaban a enviar contenido similar. Tras recibir estos vídeos, Finkbiner revelaba su verdadera identidad y amenazaba con publicar los vídeos de las víctimas a menos que estas le enviaran más material.

    Finkbiner enviaba a sus víctimas imágenes manipuladas que mostraban capturas de pantalla de los vídeos en sitios web pornográficos y amenazaba con «publicar» más contenido si no obedecían a sus demandas. También les enviaba capturas de pantalla de sus contactos, recogidas de sitios web de redes sociales.

    Con unas víctimas que tenían entre 12 y 16 años de edad, Finkbiner fue finalmente sentenciado a 40 años de cárcel, una multa de 70 000 dólares y el requerimiento de supervisión federal de por vida después de su liberación.

    David Ernest Otto

    Arrestado en 2019, David Ernest Otto utilizaba plataformas de medios sociales populares para atacar y convencer a niñas menores de edad para que le enviaran contenido sexualmente explícito. Mediante la adulación y una atención especial, Otto iba madurando a sus víctimas hasta que se sentían lo suficientemente cómodas como para aceptar sus peticiones.

    Otto fue capturado cuando la madre de una de sus víctimas encontró sus mensajes en Instagram. Los investigadores rastrearon la dirección IP de la cuenta de Otto hasta su casa. Tras conseguir una orden de registro, los investigadores confiscaron varios dispositivos de Otto y encontraron comunicaciones con otros seis menores.

    Otto fue sentenciado a pasar 15 años en una prisión federal y el requerimiento de supervisión federal de por vida después de la liberación.

    Cómo gestionar la extorsión sexual

    La gestión de un incidente de extorsión sexual puede ser un proceso traumático. Es algo que puede tener graves consecuencias para la víctima y sus seres queridos. Las víctimas de extorsión sexual pueden incluso verse conducidas a satisfacer las demandas del atacante, bajo la promesa de hacer desaparecer el problema.

    Pero caer en esta trampa puede empeorar las cosas y ser el principio de un círculo vicioso. Aunque la extorsión sexual es una situación difícil, las víctimas deben seguir el procedimiento establecido para reducir los posibles daños.

    Vamos a ver algunos consejos sobre cómo gestionar la extorsión sexual, el chantaje de la webcam y otras formas de chantaje sexual:

    • Detenga inmediatamente todas las comunicaciones.

    • Nunca cumpla las demandas: no envíe imágenes, vídeos o dinero.

    • Conserve las pruebas: nombres y nombres de usuario del sospechoso, todas las comunicaciones y pruebas de fotos o vídeos.

    • Notifique el incidente de extorsión sexual a las autoridades competentes.

    Hable con un adulto de confianza

    Tal vez haya cometido algunos errores en sus actividades en línea, pero no merece ser chantajeado. La extorsión sexual es un delito grave y no debe avergonzarle acudir a alguien de confianza para obtener ayuda.

    Hable con un familiar, un amigo, un docente o cualquier persona con quien se sienta cómodo. Pueden ayudarle a seguir los pasos adecuados para terminar con una amenaza de extorsión sexual.

    Los extorsionadores sexuales son depredadores que se alimentan del miedo a la vergüenza y el castigo. No caiga en su trampa. Lo más probable es que usted no sea el único objetivo: revelar su caso también puede servir de ayuda para otras posibles víctimas.

    Informe de la extorsión sexual a los servicios en línea

    Los servicios en línea populares, como Facebook y WhatsApp, se utilizan comúnmente para la extorsión sexual y el chantaje. Dado que estos servicios tienen fuertes motivaciones para mantener la extorsión sexual fuera de sus plataformas, pueden ser un buen aliado. Si sufre algún tipo de extorsión sexual, informar sobre el ciberdelito puede ayudar a detener al perpetrador.

    A continuación, se explica cómo gestionar la extorsión sexual con Facebook:

    1. Vaya a la página del perfil del atacante, buscándola o haciendo clic en ella en su canal de noticias.

    2. Haga clic en los puntos suspensivos (tres puntos) de la parte derecha de la sección de navegación superior y seleccione Buscar ayuda o denunciar perfil.

    3. Siga las instrucciones que aparecen en pantalla para enviar un informe o proporcionar otros comentarios.

      Denuncia de un perfil de Facebook.

    A continuación, se explica cómo gestionar la extorsión sexual con WhatsApp:

    1. Abra WhatsApp y busque el chat con el atacante.

    2. Pulse su nombre en la parte superior de la pantalla y, a continuación, desplácese hacia abajo y pulse Denunciar [Contacto].

      Denuncia de un contacto de WhatsApp.

    Tras denunciar a un atacante a WhatsApp, la empresa recibirá los últimos 5 mensajes que éste le ha enviado a usted, sin notificárselo al atacante. WhatsApp también recibirá el ID del usuario denunciado e información sobre cuándo se enviaron los mensajes.

    Denuncie la extorsión sexual a la policía

    La extorsión sexual es un crimen comparable al chantaje y lo que la policía puede hacer en relación con el chantaje se basa en las posibles pruebas. Un caso de extorsión sexual también requiere pruebas. Por lo tanto, es esencial conservar registros de toda la correspondencia, imágenes, vídeo y cualquier otra comunicación con el presunto delincuente.

    Al denunciar una extorsión sexual a la policía, estos registros de comunicaciones ayudan a crear un caso más bien fundamentado. Pueden ayudar a los investigadores a mantener vigilado al extorsionador sexual y evitar así que más personas sean víctimas de su chantaje sexual en el futuro.

    Quizás sea posible denunciar el chantaje a la policía en línea y lo mismo puede valer para un incidente de extorsión sexual. Utilice un motor de búsqueda para localizar la comisaría de policía más cercana y ponerse en contacto con ella, e investigue sus posibles opciones desde allí.

    Denuncie la extorsión sexual al FBI

    Para la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI), la extorsión sexual es una prioridad, especialmente los casos con personas jóvenes. Un solo caso de extorsión sexual puede implicar una lista de víctimas a nivel nacional o incluso internacional. El FBI tiene la experiencia y los recursos para perseguir las operaciones de extorsión sexual más sofisticadas.

    Para denunciar la extorsión sexual al FBI, póngase en contacto con su oficina local del FBI o llame al número gratuito del FBI, 1-800-CALL-FBI. También puede denunciar una posible extorsión sexual al FBI en línea.

    Cómo protegerse contra la extorsión sexual

    Protegerse contra la extorsión sexual significa seguir unas prácticas básicas de seguridad y privacidad en línea. Es probable que ya conozca la mayoría de las estrategias. Los extorsionadores sexuales a menudo se dirigen a personas jóvenes que cometen errores básicos de seguridad en línea. Si se evitan los errores y se utilizan las mejores herramientas de privacidad de Internet, todo debería ir bien.

    A continuación, se explica cómo protegerse frente a la extorsión sexual:

    • Establecer las cuentas en redes sociales como privadas: las cuentas públicas pueden ser vistas por cualquier persona, también por los extorsionadores sexuales. Y toda la información que tenga en su cuenta puede facilitar más que los perpetradores le elijan como posible objetivo. Mantenga a los extorsionadores sexuales alejados haciendo que sus cuentas sean privadas.

      Establezca sus cuentas en redes sociales como privadas para protegerse contra la extorsión sexual.
    • Tenga cuidado con lo que comparte en línea: reflexione antes de publicar algo en línea. Un exceso de información sobre usted en línea puede utilizarse para convertirle en el objetivo de una extorsión sexual o de otro tipo de chantaje. Un mensaje personal o explícito, como una foto con contenido sexual, puede circular por Internet y perjudicarle con un efecto boomerang.

    • Bloquee o ignore los mensajes de desconocidos: si personas que no conoce le están enviando mensajes aleatorios, probablemente haya gato encerrado. No les dé ninguna credibilidad y bloquéelos inmediatamente. El uso de aplicaciones de mensajería segura puede ayudar a proteger sus comunicaciones privadas.

      Bloquear a determinadas personas en las redes sociales puede ayudarle a evitar interacciones poco seguras.
    • La gente puede simular ser otra persona: es fácil configurar cuentas falsas. Así que no confíe directamente en nadie que se ponga en contacto con usted. Asegúrese de que el interlocutor sea quien dice ser e ignórelo o bloquéelo si algo le parece extraño.

    • Sospeche si alguien le pide hablar en otra plataforma: si se encuentra con alguien en una plataforma o aplicación de juegos y de repente le pide hablar desde otra, estamos ante una alerta roja. Tenga cuidado y no envíe ninguna información o contenido privado.

    • Bloquee y denuncie las solicitudes extrañas: si recibe mensajes o peticiones extrañas, podría tratarse de un caso de extorsión sexual. Bloquee y denuncie inmediatamente al usuario. En el caso de los menores de edad, deben comunicarlo a un adulto, recordando siempre que ellos no han cometido el delito.

    • Navegue por Internet con privacidad: cuando navegue por Internet, utilice uno de los mejores navegadores privados y seguros para ayudarle a protegerse contra la gran variedad de amenazas en línea. Los navegadores privados pueden proteger su identidad digital y ayudar a garantizar que su actividad en línea se mantenga oculta frente a posibles fisgones.

    • Use contraseñas seguras: cree contraseñas o frases de contraseña largas y difíciles de descifrar para todas sus cuentas en línea. El uso de contraseñas seguras y únicas para todas sus distintas cuentas en línea le garantizará que su información personal permanezca segura.

    Cómo proteger a los niños contra la extorsión sexual

    Los niños son generalmente más expertos en tecnología que sus padres. Pero proteger a los niños contra la extorsión sexual y otros delitos cibernéticos no tiene por qué ser complicado. Muchas de las prácticas recomendadas son parecidas a las que se usan para proteger a los niños fuera de las actividades en línea.

    Evitar que los niños se conviertan en víctimas de una posible extorsión sexual implica informarles acerca de las señales de peligro, asegurarse de que evitan a los extraños y fomentar la comunicación abierta.

    Dado que las personas jóvenes dedican mucho tiempo a estar pegadas a sus teléfonos, asegúrese de que sus hijos tengan las mejores aplicaciones de privacidad para Android o las mejores aplicaciones de seguridad para iPhone, dependiendo del tipo de teléfono que tengan.

    Consulte nuestra completa guía para mantener a los niños protegidos en línea para ayudarle a tomar las medidas adecuadas de cara a evitar un incidente de extorsión sexual. También ayudará a proteger a sus hijos de otras amenazas en línea.

    Protéjase en línea con AVG Antivirus

    La prevención es su mejor estrategia contra la extorsión sexual. La aplicación de medidas defensivas puede ayudar a evitar casos de extorsión contra usted y sus seres queridos. Un navegador seguro y privado como AVG Secure Browser detendrá las amenazas y a los ciberdelincuentes antes de que tengan la oportunidad de recopilar su información personal y chantajearle.

    AVG Secure Browser ha sido diseñado por expertos en seguridad para dar prioridad a la privacidad y ofrece una detección de amenazas en tiempo real para protegerse contra el robo de identidad, las estafas de phishing y otras amenazas como el malware. En la lucha contra la extorsión sexual y otros delitos cibernéticos, AVG Secure Browser le cubre las espaldas.

    Navegue seguro y en privado con AVG Secure Browser

    Instalación gratuita

    Navegue seguro y en privado con AVG Secure Browser

    Instalación gratuita
    Amenazas
    Seguridad
    Deepan Ghimiray
    31-01-2022