No todas las estafas en línea intentan hacerle descargar malware en su equipo. A veces no se trata de un virus que se abre camino hasta el disco duro, sino de un falso interés romántico que quiere atrapar su corazón. Si utiliza servicios de citas en línea, o se plantea hacerlo en algún momento, asegúrese de proteger tanto su corazón como su cuenta corriente frente al catfishing.

¿Qué es el catfishing?

Tal vez conozca el término catfishing por la película homónima de 2010, o por la serie que posteriormente se emitió en MTV. Un catfisher es una persona que se hace pasar por otra en Internet, normalmente en sitios de citas y con ánimo de realizar alguna estafa. Puede parecer una atractiva y exitosa abogada de 35 años, pero ser en realidad un chaval de 16 años que escribe mientras simula estudiar.

Aunque algunos catfishers pueden no querer más que divertirse a su costa, muchos tienen objetivos algo más siniestros. Y pueden llegar a estafar muchísimo dinero. La Comisión Federal de Comercio de EE. UU. informó de que, en 2018, las estafas por contactos románticos costaron 143 millones de dólares a los estadounidenses.

La estafa suele funcionar así: se conoce a alguien en un sitio o una aplicación de citas, una persona que parece maravillosa, y la relación progresa con rapidez. La persona afectada quiere conocer a la otra, y al catfisher también le parece una idea fantástica. Pero hay un pequeño problema: el catfisher está «atrapado» en otro país y necesita dinero urgentemente, o bien tiene algún «problema médico» imprevisto y sin una solución barata; o bien encuentra cualquier otra excusa para pedirle dinero.

Como la situación del catfisher parece preocupante, se le envía algo de dinero para que pueda salir del apuro. Algunos catfishers logran mantener esta relación activa, llegando a sacar miles de dólares a sus «parejas».

¿Recuerda al príncipe nigeriano que necesitaba una transferencia bancaria? Pues ahora está saliendo con su madre

Probablemente recuerde la extendida estafa del príncipe nigeriano que se hizo popular en los años 90 y comienzos del siglo XXI. Un «príncipe nigeriano» se pone en contacto con usted. Dispone de una enorme herencia que lo está esperando en un banco. Pero debido a la inseguridad política en la región, o a cualquier otra excusa, necesita su ayuda para obtener acceso al dinero. Lo único que tiene que hacer usted es enviarle un dinero ahora; él se lo recompensará más tarde con una cantidad mucho mayor. Por supuesto, nada de esto es cierto y usted nunca recupera su dinero.

Ahora que la gente está familiarizada con este truco, los estafadores no se limitan a hacerse pasar por príncipes nigerianos en un correo electrónico. Llevan la ingeniería social mucho más allá y crean identidades totalmente falsas, con fotos falsas y falsas cuentas en redes sociales, para seducir a gente inocente con una falsa relación. Se ganan su confianza y le hacen sentir amado. Y todo resulta ser una mentira. Puede acabar con la cuenta bancaria y el corazón vacíos.

Y, aunque las generaciones más jóvenes suelen controlar mejor la tecnología, los usuarios de Internet de más edad son vulnerables a esta clase de estafa. La Comisión Federal de Comercio de EE. UU. indicó en su informe que las personas de más de 40 años tienen muchas más probabilidades de ser víctimas del catfishing que las más jóvenes. Los que más dinero perdieron en estafas románticas fueron las personas de más de 70 años, una media de 10.000 $, lo que significa que muchos perdieron bastante más que eso.

Por tanto, si usted, sus padres o incluso sus abuelos buscan una relación en línea, es importante que aprendan las señales del catfishing para protegerse frente a estafas, y que informen a los demás para mantener a salvo también a su familia.

Atención a estas señales de peligro

Cuando conozca a alguien a través de un sitio de citas o una red social, sea precavido. Esté atento a las señales habituales de que la persona con la que chatea podría no ser quien dice.

La persona parece demasiado buena para ser cierta

Si su nuevo interés amoroso parece extremadamente atractivo y rico, con un trabajo estupendo, podría ser todo falso. Muchos catfishers aseguran tener un trabajo que los mantiene constantemente viajando, lo que facilita las excusas para no conocerse en persona.

La relación avanza rápido

Si la persona parece dar impulso a la relación con una velocidad inusitada, es hora de pisar el freno. Esté atento a señales como que el otro comparta detalles muy personales rápidamente (en especial, problemas que le hagan ganarse sus simpatías) o que profese sus sentimientos muy pronto. Por supuesto, es muy halagador sentirse querido, pero si apenas se conocen ¿cómo va a sentir tanto amor por usted?

La otra persona tiene poca presencia en redes sociales

Eche un vistazo a su posible nuevo amor en redes sociales y vea cuántos amigos y fotos tiene. Si la cuenta es muy reciente, podría ser una señal de que alguien la ha creado para una personalidad falsa. Que haya solo unas pocas fotos y de aspecto profesional es una gran señal de peligro (podría haberlas robado de un modelo o en algún otro sitio de la red). Además, compruebe si alguien ha etiquetado a la otra persona en fotos: si tiene amigos que han subido fotos donde aparece, es una señal positiva de que podría ser una persona real.

Su historia tiene algunos agujeros

A medida que conozca a alguien en línea, esté atento a cualquier detalle incoherente en su historia. ¿Parecen cambiar los detalles sobre su trabajo, sus aficiones o su familia? Un mentiroso puede cometer errores u olvidar lo que ha dicho antes. Preste atención incluso al modo en que escribe. Por ejemplo, ¿asegura ser hablante de inglés nativo pero comete muchos errores? Esa es una enorme señal de alerta, con sirena incluida, de que alguien no es quien dice ser.

Parece tenerlo todo en común con usted

Si su nuevo interés romántico parece estar de acuerdo con todo lo que le dice, o asegura tenerlo todo en común con usted, puede ser una señal de que está mintiendo solo para establecer un terreno común y crear una sensación artificial de confianza.

Siga estos consejos para protegerse

Puede ser muy emocionante conocer a alguien nuevo en línea, pero no deje de seguir estos consejos para protegerse y evitar estafas.

Haga una búsqueda inversa de imágenes

Haga una búsqueda inversa de imágenes para comprobar si las fotos de su interés romántico aparecen en alguna otra parte de la red (como un catálogo o el perfil en redes sociales de otra persona). Puede hacerlo fácilmente con una búsqueda en Google Imágenes. Basta con cargar una foto de su posible amor y comprobar dónde más aparece en línea la imagen. Así sabrá si es robada.

Chat de vídeo

Una persona real no debería tener ningún problema en mostrar su verdadera cara. Cuidado con las excusas como «la conexión Wi-Fi es mala» o «es que Skype no funciona». Una persona real y con un interés auténtico en usted encontrará el modo de chatear por vídeo. Hay multitud de maneras de conectar por vídeo hoy en día (Skype, Facebook Messenger, WhatsApp, Signal, etc.) y en prácticamente todo el mundo hay Wi-Fi. Si su nueva conquista no deja de esquivarlo, probablemente haya una razón.

Reúnanse en persona

Por supuesto, el mejor modo de verificar la identidad de alguien es conocerlo en persona. Es mejor hacerlo después de haberlo visto en un chat de vídeo. Reúnanse en un lugar público y avise a alguien de confianza acerca de dónde va a estar y cuándo espera estar de vuelta. ¡Sí, incluso los adultos deberían hacerlo!

No envíe, ejem, fotos comprometedoras

¡¡¡No envíe fotos sin ropa!!! Podría quedar expuesto al chantaje por parte de un estafador. Si la tendencia del ransomware sirve como indicación, hoy en día hay gente más que dispuesta a utilizar sus archivos contra usted para obtener un beneficio económico.

Confíe en su instinto

Si algo no parece cuadrar, probablemente sea así. Una persona real debería ser capaz de acallar cualquier duda. Si tiene preguntas que su posible nuevo amor no es capaz de responder, más vale prevenir que curar. Le irá mucho mejor buscando a otra persona que viva en su zona y que esté encantada de reunirse con usted.

Nunca dé dinero a extraños que conozca en Internet

Infórmese sobre las típicas excusas que los catfishers utilizan para pedir dinero. Son habituales los procedimientos médicos inesperados, los problemas de última hora para viajar o los asuntos familiares. La solicitud puede ser de una transferencia de dinero, el envío de dinero a través de una aplicación, el envío de tarjetas regalo o cualquier otra cosa. Jamás envíe dinero a alguien a quien no haya conocido en persona.

Otras estafas con falsa identidad

En general, debe hacer siempre lo posible para comprobar que no le estén engañando en Internet. Las estafas de citas no son el único fraude con falsa identidad del que debe cuidarse. También hay que estar atento a los timadores que se hacen pasar por agencias oficiales, empresas o trabajadores de soporte técnico. Estos trucos suelen tomar la forma de intentos de phishing.

Es importante mantenerse vigilantes. Con el fin de que su familia esté a salvo de estafadores de todo tipo, es buena idea tener una conversación con sus hijos, con sus padres e incluso con sus abuelos para garantizar que no se conviertan en víctimas de solicitudes sospechosas de dinero en línea.

AVG Internet Security Pruébelo GRATIS