Blog AVG Signal Seguridad Internet ¿Qué son los bulos y cómo se pueden evitar?
What-Is-Fake-News_Hero

¿Qué son los bulos?

Los bulos son desinformaciones presentadas como noticias auténticas. El objetivo de los bulos es cambiar la manera de pensar sobre sucesos, personas y hechos reales. Muchos bulos se convierten en virales por su sensacionalismo.

Este artículo contiene:

    Es fácil tomar unos datos fuera de contexto y generar una narrativa sentimental. Los lectores, exaltados, compartirán la publicación sin comprobar las fuentes. Los creadores de bulos juegan intencionadamente con las emociones en sus artículos para animar el debate y los enlaces compartidos impulsivamente.

    Ejemplos de bulos

    Puede aprender a reconocer los bulos familiarizándose con ejemplos de estas noticias falsas. Algunos son inofensivos y otros pueden usarse para apoyar destructivas teorías conspirativas. 

    Aquí hay algunos tipos habituales de bulos para que pueda detectarlos mejor.

    Deepfakes

    El tipo más reciente de bulo, los deepfakes superponen la cara o la cabeza de alguien en el cuerpo de otra persona en un vídeo, de modo que es posible crear un vídeo de cualquier persona diciendo o haciendo cualquier cosa. La mayoría de los deepfakes caen en el valle inquietante, un término que describe cómo los vídeos digitales (o los robots) se vuelven inquietantes a medida que ganan realismo.

    Con la mejora de la tecnología, no se puede predecir lo convincentes que serán los deepfakes en unos años. Por ello, es fundamental evaluar críticamente todo lo que ve en Internet.

    Clickbait

    El clickbait existe por un motivo: que haga clic. El clickbait dirá y mostrará cualquier cosa para que haga clic en él. Todas las páginas web fomentan los clics, pero el clickbait lo hace de un modo engañoso, sensacionalista o ambos.

    Un ejemplo de clickbait con el titular «Un hombre intenta abrazar a un león salvaje y usted no se imagina lo que pasa después»Este hombre en realidad es un zoólogo profesional que ha estado trabajando con este león durante años.

    Los artículos de clickbait pueden usarse en ataques de hackers y ataques de phishing para engañarle con el fin de atraerle a páginas web maliciosas que pueden infectar su dispositivo con malware o recopilar sus datos personales. 

    Lo más seguro es evitar el clickbait, a menos que tenga la protección de un antivirus eficaz, como AVG AntiVirus FREE.

    Propaganda

    La propaganda ocurre cuando el autor intenta articular convincentemente un mal argumento político. Dado que los bulos son tan fáciles de crear y tan difíciles de detectar, esta propaganda se ha convertido en un componente central problemático de la política moderna.

    La propaganda puede contener uno o dos datos reales, pero son simplemente una introducción para una declaración sentimental. Un científico hace un comentario aislado y el autor reacciona diciendo «¿Lo ven? Caso cerrado». Los lectores creerán en la confianza del autor y compartirán el artículo sin pensarlo dos veces.

    La propaganda actual intenta validar las creencias preexistentes e incitar a la acción a la gente que ya estaba de acuerdo con ellas anteriormente. Esto se conoce como sesgo de confirmación, es decir, elegimos consumir información que confirme las creencias que ya teníamos.

    Para identificar la propaganda, necesita entender sus propios sesgos y reconocer cuándo se usan en su contra. Es más fácil detectar los bulos cuando se está abierto a nuevas ideas.

    Noticias sesgadas

    Algunas fuentes de noticias tienen un sesgo ideológico claro. El sesgo político en medios de comunicación es tan habitual que puede rastrearse y representarse gráficamente.

    Las noticias sesgadas y la propaganda pueden distorsionar los hechos, presentar información que refuerza los puntos de vista falsos o proporcionar comentarios especulativos. La distinción entre propaganda y noticias sesgadas se basa en la cantidad de desinformación y la intensidad con la que se insertan opiniones personales en el artículo.

    No obstante, el comentario no es desde luego lo único que puede sesgar la noticia: cómo se construyen las frases y el contexto también pueden distorsionar la percepción de una historia real. Este es un ejemplo del huracán Katrina:

    Un ejemplo de cómo la elección de palabras distintas cambia la historia.Cómo se presenta una historia afecta a cómo el público la percibe. (fuente: AP, AFP)

    Las palabras saquear y buscar cuentan historias diferentes. ¿Qué hay que hacer si se encuentra historias de este tipo?

    Cíñase a medios de comunicación fiables. Las fuentes de noticias fiables generalmente informan de los hechos de un modo equilibrado, especialmente si las lee en varios sitios. Aun así, muchos sitios fiables supuestamente neutrales también pueden tener autores muy sesgados en plantilla. Así que no baje la guardia.

    Mire con escepticismo todo lo que lea en redes sociales. Los tweets o hilos populares pueden dar información y mostrar cómo otras personas han desarrollado sus puntos de vista, pero evite las «cámaras de eco», o grupos con un sesgo ideológico predefinido. Los grupos de Facebook son muy propensos al efecto de cámara de eco.

    Mal periodismo

    A veces, los bulos no son maliciosos ni intencionados, sino solo mal periodismo. Los periodistas pueden equivocarse con los hechos, citar algo incorrectamente o malinterpretar los datos. A continuación, pueden sacar conclusiones basadas en esa información falsa inadvertidamente.

    Aquí tiene un ejemplo:

    Un ejemplo de periodismo que deja de lado información importante y distorsiona los hechos.Interpretaciones incorrectas de datos que conducen a conclusiones equivocadas.

    Técnicamente es verdad, pero es tremendamente engañoso. Aunque únicamente en el 6 % de los certificados de muerte mencionados en este tweet mencionaban la COVID-19 como la causa de la muerte, el motivo es que estos certificados señalan la causa más inmediata del fallecimiento. En realidad, todas esas personas fallecieron debido a la COVID-19, si no directamente por la enfermedad, sí por complicaciones relacionadas con ella.

    La manera más fácil de detectar el mal periodismo es no confiar nunca en una única fuente. Un artículo mal escrito también puede ser una señal de que la página web no es legítima, lo cual también significa que puede estar llena de anuncios con malware, también llamados malvertising. Por supuesto, las páginas web legítimas no son inmunes: muchas también han sido víctimas de campañas de malvertising.

    Si visita una página web con anuncios maliciosos, su dispositivo puede infectarse en cuanto llegue a la página. No obstante, puede evitar estos ataques con AVG AntiVirus Free. El Escudo de sitios web falsificados integrado evita que visite accidentalmente páginas fraudulentas, mientras nuestro Escudo Web comprueba los archivos en busca de malware oculto antes de descargarlos en su equipo.

    Cómo identificar los bulos

    Aprender a detectar los bulos depende de desarrollar buenas habilidades de pensamiento crítico.

    Practique evaluando un artículo desde varios ángulos y enseguida podrá detectar bulos.

    Cuando se acostumbre a ello, identificar bulos no es complicado. La mayoría de estos consejos requieren tan solo unos minutos de esfuerzo. Si los sigue, no tendrá problema en aprender a evitar bulos.

    La próxima vez que vea una noticia sospechosa, aplíquele los siguientes consejos de nuestra lista de comprobación de bulos:

    Compruebe la fuente

    ¿En qué página web está la noticia? Las páginas web de bulos intentan engañarle imitando a las fuentes de noticias legítimas. Haga clic en varios sitios en la página para descubrir si es una fuente falsa o fiable.

    También puede comprobar los bulos buscando el nombre de la fuente seguido de la palabra «fiable».

    Los resultados principales de Google para la consulta «es OAN fiable» indica que este medio tiene un sesgo político de extrema derecha.Una búsqueda rápida en Google muestra que OAN tiene un sesgo de extrema derecha.

    Se hará una mejor idea de lo que otras personas opinan sobre esa fuente y descubrirá cualquier sesgo que tenga.

    Consulte si otros medios están cubriendo la noticia

    Busque otros artículos de la misma noticia. Si todos los enlaces conducen a la misma fuente de noticias, no debería creerla. Así de fácil.

    Lea más allá del titular

    Lea el artículo entero para tener la noticia completa. Algunos periodistas colocan una parte fundamental de la información al final del artículo. A veces, un pequeño dato puede resaltar la forma en que el titular del artículo distorsiona toda la noticia.

    Consulte esta noticia británica sobre un incidente en el que la cantante islandesa Björk atacó a un periodista. El comentario principal señala de qué forma el autor de la noticia esperó hasta el final del artículo para contextualizar el incidente y generar sensacionalismo.

    Captura de pantalla de un vídeo de YouTube con el título «Björk ataca a un periodista».Un titular sensacionalista puede causar que los lectores malinterpreten una noticia...

    img_06...a menos que el lector lea lo suficiente del artículo para encontrar todo el contexto.

    Investigue al autor

    El trabajo previo y las cuentas de redes sociales del autor pueden desvelar sus sesgos y prejuicios. Examine la presencia en Internet del autor para saber si ha escrito la noticia de buena fe o si es un bulo.

    Evalúe las fuentes y los datos que respaldan la noticia

    Cualquier artículo que valga la pena leer tiene muchas referencias. Un artículo sin referencias debe considerarse un artículo de opinión. Si hay referencias, mire a dónde conducen. Podrían apuntar a una página web de noticias no fiables.

    Consulte la fecha del artículo

    Una noticia o vídeo de hace meses o años podría reaparecer en las conversaciones sobre acontecimientos actuales, independientemente de su relevancia. Las noticias antiguas podrían ser inquietantes, pero no deberían usarse como evidencia de un problema actual.

    Averigüe si se trata de una broma

    The Onion y The Daily Mash son páginas de noticias satíricas. Los artículos de estas páginas web pueden tener un aspecto real, pero basta mirar rápidamente otros artículos para darse cuenta de que son completamente una sátira.

    Una imagen de una noticia evidentemente falsa de The Onion.Una sátira obvia publicada por The Onion.

    Siga su instinto

    Si algo no suena bien, seguramente no sea real. Nadie ha nacido sabiendo detectar bulos, y muchos de nosotros seguimos cometiendo errores. Lea los medios digitales con escepticismo. Los titulares escritos para impactar empezarán a parecer obvios.

    ¿Cuándo empezaron los bulos?

    Ha habido bulos (fake news en inglés) en todo el siglo XX, pero empezaron a ser parte de la terminología popular durante las elecciones presidenciales de EE. UU. de 2016. 

    Alrededor de esa época, Buzzfeed detectó que los bulos en Facebook recibían más visitas que las noticias reales. Cientos de adolescentes en Macedonia del Norte escribían noticias sensacionalistas para conseguir ingresos de Facebook. Los medios de comunicación llamaban bulos o noticias falsas a estos artículos creados para ganar dinero. 

    Durante un corto periodo de tiempo, eso es todo lo que eran: artículos con titulares sorprendentes creados para generar clics. No obstante, pronto crecieron hasta convertirse en una fuerza influyente en la política mundial.

    El alza de los bulos

    La situación se descontroló cuando Donald Trump empezó a usar ese término para describir cualquier cosa que no le gustaba. Sus seguidores se lo tomaron al pie de la letra y creían que Trump era víctima de una persecución por parte de la clase política y de los principales medios de comunicación.

    La confianza del público en los medios de comunicación se desplomó. Bajo la forma de un hashtag viral, #fakenews se hizo demasiado grande para controlarlo. Actualmente, los políticos y periodistas usan frecuentemente el término para describir artículos creados para conseguir un beneficio político o económico.

    ¿Por qué los bulos se hacen virales?

    Los bulos se hacen virales porque la gente se exalta con titulares sensacionalistas. Queremos confirmar nuestras creencias y nos expresamos compartiendo noticias antes de verificar si son un bulo. Si intervienen las redes sociales, los bulos se vuelven virales rápidamente.

    A muchas fuentes de noticias falsas solo les importa el número de clics que reciben y fabricarán artículos diseñados para estar en sintonía con las creencias y los sesgos de su público. Aunque los bulos virales a menudo tienen consecuencias en la vida real, la gente responsable de ellos normalmente solo piensa en su bolsillo.

    ¿Cuáles son las fuentes principales de bulos?

    Los sitios de noticias falsas existen para generar ingresos publicitarios y están en todas partes. Estas páginas parecen reales, pero gran parte del contenido es clickbait y propaganda. Las cuentas controladas por bots en redes sociales ayudan a extender estas noticias y a legitimar las ideas mediante su repetición. Al mismo tiempo, los medios de comunicación respetados son acusados de difundir bulos por parte de líderes políticos y otras personas a las que no les gustan estos medios.

    Aunque los creadores de bulos pueden no tener únicamente motivaciones políticas, los bulos han prosperado en el tenso clima político actual. Verifique siempre las noticias antes de compartirlas con amigos y familiares.

    Protéjase frente a páginas web peligrosas de bulos

    Las páginas web no seguras que no respetan la verdad probablemente tampoco respetarán su privacidad. Una página que recurra a tácticas dudosas para obtener dinero no dudará en robar su número de tarjeta de crédito y otros datos personales. Estos sitios ponen anuncios en sus páginas que contienen código oculto para descargar malware en su ordenador, como si fuera parte de su modelo de negocio. 

    Si sigue estos consejos, evitará ser víctima de los bulos. Pero, aun así, todos cometemos errores, y por eso debería reforzar las defensas de su ordenador con un buen antivirus. 

    AVG AntiVirus FREE está diseñado por expertos en seguridad para estar al día de los últimos desarrollos en seguridad en Internet. Tendrá la tranquilidad de que le avisará de cualquier contenido malintencionado que encuentre en Internet. Pruébelo gratis hoy mismo.

    Proteja su dispositivo Android de amenazas con AVG AntiVirus

    Instalación gratis

    Proteja su iPhone de amenazas con AVG Mobile Security

    Instalación gratis