Blog AVG Signal Seguridad Virus Gusanos y virus: ¿qué diferencia hay?
Computer_virus_vs_worm-whats_the_difference-Hero

¿Cuál es la diferencia principal entre un gusano y un virus?

La diferencia principal entre un gusano y un virus en el campo de la informática radica en que el primero puede propagarse de forma independiente, sin estar unido a un archivo o programa anfitrión o «host». Hay quien describe a los gusanos informáticos como un subconjunto de virus de ordenador, pero es más común considerar a los gusanos y a los virus como dos subcategorías de software malicioso (malware).

Este artículo contiene:

    Vamos a hacer un repaso: malware hace referencia a todo el código y el software malicioso («malicious software»), que los hackers crean con el propósito de dañar archivos y dispositivos, conseguir datos personales y, en general, causar estragos, a menudo para obtener dinero. Aunque algunas personas usan el término «virus» para referirse a todo el código malicioso, un virus solo es uno de tantos tipos de malware.

    La mayor diferencia que hay entre gusanos y virus la encontramos en la forma de propagarse y comportarse.

    Los gusanos y los virus informáticos son dos subcategorías de malware.Los virus y los gusanos de ordenador son tipos de malware.

    ¿Cómo se propaga un virus informático?

    Un virus infecta a un dispositivo insertando su código (o carga útil) en un programa o archivo, y haciendo uso de los recursos del sistema para replicarse y propagarse. Por eso los virus se denominan también «infectores de archivos».

    Un virus de ordenador se encuentra dentro de un anfitrión, como un documento o un archivo ejecutable, y requiere de la interacción humana para extenderse. Eso significa que un virus permanece en letargo hasta que el usuario lo activa sin darse cuenta al ejecutar el archivo.

    Una vez activado, un virus autorreplicante empieza a hacer copias de sí mismo y a propagarse. Los virus pueden perjudicar de distintas formas: dañando archivos o aplicaciones, mermando el rendimiento del ordenador e infectando a más y más dispositivos (y personas). 

    Un ejemplo de infección por virus

    Este es un ejemplo típico de cómo podemos infectarnos con un virus informático: recibimos un correo electrónico (que no esperábamos) con un título enigmático (un ciberanzuelo o «clickbait»), como «Se han efectuado cambios: compruébelos». Al mensaje lo acompaña un archivo adjunto llamado «Actualizaciones»; puede ser de extensión .doc o .exe.

    Un virus de ordenador se encuentra dentro de un anfitrión, como un documento o un archivo ejecutable, y requiere de la interacción humana para extenderse.

    Si es un archivo .doc, al descargarlo se pide activar las macros (reglas programadas que simplifican las tareas repetitivas). Esta acción pone en marcha el virus. 

    Si es un archivo .exe, al descargarlo y ejecutarlo es cuando se activa el virus. En este momento, el virus se hace con el control de los recursos del ordenador para copiarse a sí mismo y propagarse. De esta forma, daña los dispositivos y archivos, o roba los datos personales.

    ¿Cómo se propaga un gusano informático?

    Un gusano es diferente de un virus porque no necesita un anfitrión ni la interacción humana para propagarse y provocar el caos. También es un malware autorreplicante, pero esta variedad es autónoma. Normalmente, los gusanos se propagan a través de una vulnerabilidad de software.

    Los fallos o vulnerabilidades de seguridad se dan accidentalmente cuando los desarrolladores diseñan un programa o crean un sistema operativo. Luego los hackers descubren la vulnerabilidad y escriben un código para aprovecharla. Utilizan estos defectos para introducir por ese resquicio un malware que llega al sistema del usuario. Lo preocupante es que el usuario puede no saber siquiera que se ha infectado. 

    Un gusano es diferente de un virus porque no necesita un anfitrión ni la interacción humana para propagarse y provocar el caos.

    Algunos fallos de seguridad son tan peligrosos que se hacen famosos, como EternalBlue, que provocó el colosal ataque WannaCry, o BlueKeep, que todavía puede estar afectando a un millón de PC con Windows.

    Cuando un gusano se mete en el sistema, puede analizar la red para detectar otros dispositivos que contengan la misma vulnerabilidad. Después, el gusano salta a todos esos dispositivos, los infecta y repite el proceso desde el principio. Un gusano también puede propagarse por medio de un archivo o un programa infectados.

    Un ejemplo de infección por gusano

    Este es un ejemplo típico de una infección por gusano: recibimos una notificación de que Windows tiene una actualización crítica de seguridad, pero estamos ocupados con otra cosa. La ignoramos y luego nos olvidamos de instalarla. La finalidad de la actualización era solucionar una vulnerabilidad de seguridad, pero, como no la hemos instalado, ese resquicio o fallo sigue presente en el sistema. 

    Tarde o temprano, un hacker espabilado encuentra ese resquicio y lo aprovecha. Más tarde, en un momento en que estemos trabajando o jugando, un gusano reptará hasta introducirse en el ordenador y comenzará a autorreplicarse. El gusano pondrá en peligro nuestros datos y causará todo tipo de daños. 

    Antes de que podamos darnos cuenta, el gusano analizará la red. Verá que no hemos instalado la actualización en el otro ordenador y que nuestra pareja tampoco lo ha hecho. El gusano también se extiende rápidamente a todos esos dispositivos. 

    Sin saber nada todavía, decidimos salir a tomarnos un café. Nos sentamos con el portátil en la cafetería del barrio y nos conectamos a la red Wi-Fi. El gusano analiza la red de la cafetería y encuentra e infecta a una docena más de dispositivos (y personas) que tienen la misma vulnerabilidad. Luego, cuando esas personas se van a casa con sus dispositivos, infectan, a su vez, los dispositivos de sus familiares, y así sucesivamente.

    Resumen de las diferencias entre los virus y los gusanos

    Virus Gusano
    • Necesita un anfitrión

    • Se activa con la interacción humana

    • Suele llegar a través de un archivo o un programa infectados (infector de archivos)

    • Se propaga de forma autónoma 

    • No requiere la interacción humana

    • Suele llegar a través de una vulnerabilidad de software

    También hay semejanzas

    A pesar de las diferencias ya mencionadas, los gusanos y los virus se comportan de la misma forma en otros aspectos. La principal similitud es que los virus y los gusanos se autorreplican y se extienden a un ritmo vertiginoso. Es más, son capaces de propagarse exponencialmente, lo cual significa que su potencial para hacer daño es inmenso. Resumiendo, conviene que evitemos tanto virus como gusanos.

    Los virus y los gusanos de ordenador se autorreplican y pueden propagarse exponencialmente.Tanto los virus como los gusanos son capaces de propagarse exponencialmente.

    ¿Cuáles son más peligrosos, los virus o los gusanos informáticos?

    Si bien puede establecerse una escala de peligrosidad entre virus y gusanos, estos últimos se consideran, generalmente, más peligrosos. Los gusanos pasan más desapercibidos, pues pueden infectar al usuario sin que se dé cuenta. Además, hoy en día es difícil encontrar cepas nuevas de virus (o infectores de archivos), mientras que los gusanos son mucho más comunes.

    Tanto gusanos como virus tienen un inmenso potencial para ocasionar problemas de seguridad y privacidad. Una infección leve de malware puede dañar archivos, programas o dispositivos. Pero, en las infecciones más graves, se pueden robar datos personales confidenciales, lo cual podría llevar a un fraude de identidad y al robo de dinero. 

    Empresas de pequeño y gran tamaño, sistemas de salud y hasta países pueden sufrir daños de consideración a causa del malware. Los virus y los gusanos pueden producir filtraciones de datos a gran escala, pérdida o robo de datos, ingentes gastos de reparación, daños a la reputación e incluso guerras cibernéticas.

    Amenazas combinadas

    Las ciberamenazas más peligrosas son aquellas que combinan aspectos de distintos tipos de malware. Podría ser un adware que hace las veces de spyware para vigilarle o realizar un seguimiento de su comportamiento en línea a la vez que lo acribilla a anuncios.

    A gran escala, un ejemplo muy conocido de amenaza combinada lo representa WannaCry. WannaCry, un ransomware semejante a un gusano, se extendió a un ritmo de 10 000 PC por hora en 150 países. Iba cifrando dispositivos y, para descifrarlos, se exigía el pago de un rescate. Este gusano-ransomware se propagó exponencialmente y llegó a causar unos daños valorados en 4000 millones de dólares en hospitales, universidades, gobiernos y otras entidades.

    Da igual si un virus, un gusano o una amenaza combinada han infectado o no a su equipo: necesita un antivirus potente para protegerse cuando se conecte a Internet. AVG AntiVirus Free proporciona una protección continua contra amenazas para garantizar que su información personal esté segura en todo momento. Además, es completamente gratuito, así que ninguna razón le impide usarlo para proteger su ordenador, sus datos y a su familia.

    Virus o gusano: ¿cuál tengo?

    Todos los tipos de malware tienen características y rasgos parecidos. Esto puede hacer que sea muy difícil determinar qué clase de software malicioso tiene en el equipo, puesto que sus indicios se parecen mucho. En general, las pistas siguientes pueden apuntar a una infección por malware:

    • Merma del rendimiento sin motivo aparente

    • Cambios en la configuración o aplicaciones nuevas que usted no ha configurado

    • Bloqueos y fallos frecuentes

    • Archivos dañados o que desaparecen

    • Hiperactividad del procesador

    • Pérdida repentina de espacio de almacenamiento

    • Gran cantidad de mensajes emergentes

    Si observa alguno de estos signos, es momento de averiguar lo que está afectando al equipo.

    ¿Qué puede hacer si tiene un virus o un gusano?

    Si su dispositivo sufre alguno de los síntomas de malware citados, debe realizar un análisis de malware sin dilación. A menos que seamos expertos en malware, buscar y diagnosticar la infección por nuestra cuenta puede resultar muy complicado.

    Por eso recomendamos utilizar una herramienta de eliminación de virus gratuita para buscar qué es lo que se esconde en el equipo y eliminarlo inmediatamente. Sea cual sea su dispositivo, podemos ayudarle a eliminar virus, gusanos y cualquier otro tipo de malware de forma segura con AVG AntiVirus Free. En nuestras guías encontrará más detalles sobre cómo realizar el proceso en dispositivos concretos:

    Cómo protegerse

    Como reza el dicho, «más vale prevenir que curar», y esta realidad se multiplica por diez cuando hablamos de virus y gusanos. Aprenda a protegerse ahora mismo y nunca más tendrá que preocuparse de que le dañen los archivos, de que le roben datos personales o de extender la infección entre sus amigos y familiares.

    icon_01Procure no abrir correos electrónicos y enlaces sospechosos

    Cuando se usa Internet, nunca viene mal hacerlo con una dosis sana de escepticismo. No abra correos electrónicos procedentes de remitentes desconocidos. Si proviene de un contacto de confianza, pero sospecha que puedan haberlo suplantado, proceda con cautela. Puede que su dispositivo esté infectado con algún malware que envía spam a sus contactos. Tenga especial cuidado con los enlaces y los archivos adjuntos. Eso incluye los enlaces que reciba en aplicaciones de mensajería y en las redes sociales. 

    icon_02Descargue solamente las aplicaciones y los archivos multimedia que procedan de fuentes de confianza

    La App Store de Apple y Google Play Store someten a examen a los desarrolladores y sus aplicaciones para comprobar si son seguros. Aunque no es infalible al 100 %, es mucho más seguro que descargar programas en un sitio web de terceros. 

    No obstante, si tiene muchas ganas de descargar algo de un sitio web desconocido, no se olvide de verificar que se trate de un sitio web seguro. También es conveniente evitar descargar películas y música mediante torrents. No solo es una práctica ilegal, sino que los archivos torrent pueden estar infectados con malware.

    icon_03Use un bloqueador de publicidad

    El malvertising hace referencia a anuncios infectados que pueden propagar malware en un dispositivo al hacer clic en ellos. Es capaz de introducir malware en las redes publicitarias que distribuyen anuncios por Internet. Eso quiere decir que pueden aparecer anuncios maliciosos hasta en páginas legítimas y fiables. Un bloqueador de anuncios impide que los anuncios se carguen: así ni siquiera los verá. Este tipo de bloqueador también evita las descargas drive-by (sin consentimiento), en las que los anuncios infectados se meten en el sistema sin necesidad de hacer clic en ellos.

    icon_04Utilice un antivirus de confianza

    Virus, gusanos, troyanos y ransomware: puede mantenerlos todos a raya gracias a una herramienta potente de ciberseguridad como es AVG AntiVirus Free. AVG ofrece una protección ininterrumpida que detecta y bloquea todas las clases de malware antes de que puedan siquiera acercarse a su sistema. Gracias a las defensas extra integradas contra archivos adjuntos infectados en los correos electrónicos, las descargas maliciosas y los enlaces peligrosos, siempre dispondrá de protección frente a los virus y los gusanos más comunes.

    icon_05No se conecte a redes no protegidas sin una VPN 

    Es habitual encontrar redes Wi-Fi no protegidas en lugares públicos tales como cafeterías, aeropuertos y centros comerciales. Es cierto que suelen ser gratis, pero esto puede salirle muy caro si un hacker intercepta sus datos personales. Los hackers son muy hábiles descifrando estas redes. Para conectarse a ellas de forma segura, use una VPN o red privada virtual. 

    Una VPN, como AVG Secure VPN, cifra todo el tráfico y crea un túnel privado seguro a través del cual el dispositivo se comunica con Internet. Con una red de este tipo, nadie le espiará, así que podrá navegar, realizar operaciones bancarias y comprar con total seguridad, incluso en lugares públicos.

    icon_06Mantenga actualizado el sistema operativo

    Por muy molestas que le resulten las notificaciones de actualización cuando le interrumpen, son absolutamente cruciales para mantener su seguridad. Recuerde que los hackers son capaces de aprovechar las grietas o resquicios de seguridad para introducir gusanos y otros tipos de malware en el sistema de los usuarios. Si desea evitarlo, es tan fácil como instalar todas las actualizaciones de seguridad del sistema operativo y de los programas cuando corresponda. 

    Así que, la próxima vez que reciba una notificación de actualización, no le dé al botón «recordar más tarde»: instálela inmediatamente. No se arrepentirá.

    Bloquear gusanos y virus con AVG AntiVirus Free

    Adoptar hábitos digitales inteligentes como los que hemos descrito contribuyen en gran medida a protegernos en Internet. Sin embargo, por mucho cuidado que se tenga, no hay garantía de que un taimado hacker no le vaya a introducir malware en los dispositivos. 

    Disfrute de una protección completa contra virus, gusanos, ransomware y otros códigos maliciosos con una solución antivirus integral. AVG AntiVirus Free utiliza inteligencia artificial avanzada basada en la nube para proporcionar seis capas de protección. Descárguelo hoy para proteger el ordenador y navegar tranquilamente.

    Proteja su dispositivo Android de amenazas con AVG AntiVirus

    Instalación gratis

    Proteja su iPhone de amenazas con AVG Mobile Security

    Instalación gratis