El malware del tipo troyano toma su nombre de la historia clásica del caballo de Troya porque imita la técnica para infectar equipos. Un troyano se esconde dentro de programas aparentemente inofensivos o engaña al usuario para que lo instale.

Esta clase de malware no se replica infectando otros archivos o equipos, sino que sobrevive pasando inadvertido. Los troyanos pueden estar silenciosamente en el equipo recopilando información, abriendo brechas en la seguridad o, directamente, hacerse con el control y bloquear el acceso al equipo.

¿Qué hacen los troyanos?

Como son tan versátiles y pueden pasar desapercibidos, su popularidad se ha disparado y se han llegado a convertir en el malware preferido de muchos ciber delincuentes.

Estas son algunas de las acciones más comunes que llevan a cabo:

  • Crear puertas traseras: los troyanos realizan cambios en el sistema de seguridad para que otro tipo de malware o incluso un hacker puedan introducirse.
  • Espiar: algunos troyanos son, básicamente, spyware diseñado para esperar hasta que el usuario acceda a las cuentas en línea o escriba los datos de su tarjeta de crédito, y luego enviar las contraseñas y otros datos al jefe.
  • ¡Convertir el equipo en un zombi!: a veces, el hacker no tiene interés en el usuario y solo quiere usar el equipo como esclavo en una red que está bajo su control.
  • Enviar costosos mensajes SMS: los troyanos llegan hasta los smartphones, y la táctica más habitual de los delincuentes para conseguir dinero consiste en usarlos para hacer que el teléfono envíe costosos mensajes SMS a números con recargo.

¿Cómo es un troyano?

Esa es la cuestión: los troyanos pueden parecerse a cualquier otra cosa. Un juego de ordenador descargado de un sitio web extraño o la canción MP3 «gratuita» de ese grupo que te gusta. Hasta un anuncio podría intentar instalar algo en el equipo.

Algunos troyanos están especialmente diseñados con el fin de engañar al usuario para que los use. Pueden emplear un lenguaje engañoso o tratar de convencerlo de que es una aplicación legítima. Estos engaños se enmarcan en la denominada ingeniería social, puesto que los delincuentes crean una situación en la que el usuario actúa en contra de sus propios intereses.

¿Cómo me puedo proteger de los troyanos?

Evitar las páginas de dudosa reputación, los materiales pirateados y los vínculos sospechosos puede ser útil, pero, al final, el malware conseguirá entrar.

Si deseas mantenerte protegido, necesitas un software antimalware como AVG AntiVirus FREE para lograrlo.

Incluso los expertos en seguridad utilizan algún tipo de protección para defenderse de estas amenazas, así que tú también deberías.

Descargar AVG AntiVirus FREE

 

AVG AntiVirus FREE Descarga GRATUITA