Hay dos cosas que pueden echar a perder unas vacaciones perfectas: el mal tiempo y despertarse con la cuenta bancaria vacía. Es una pena que no podamos decirle cómo piratear el mal tiempo, pero sí podemos ayudarle a que no le pirateen a usted.

Para empezar, utilizar redes Wi-Fi públicas es arriesgado.

Wi-Fi gratis, ¿pero a qué precio?

Está aburrido en el aeropuerto y decide conectarse a una red Wi-Fi gratuita para acabar una tarea de última hora antes de apagar las notificaciones de correo durante una merecida semana de descanso. Tal vez piense que le está haciendo un favor a su jefe, pero en realidad acaba de exponerse a un sinfín de amenazas de seguridad.

Sea o no consciente de ello, todo tiene su precio. Y utilizar una red Wi-Fi gratuita para realizar pagos por Internet puede salirle muy caro. Las redes inalámbricas públicas son tan vulnerables que incluso un analfabeto digital podría aprender a piratearlas. Vale, quizás hemos exagerado un poco, pero de verdad es muy fácil espiar a través de ellas.

Los ataques tipo man-in-the-middle, el sniffing en redes wi-fi, la suplantación de identidad DNS y el malware son las principales armas que los hackers utilizan para robar la información que expone al usar redes públicas. ¿Qué buscan? De todo. Podrían ser contraseñas, información bancaria, historiales completos de chat o incluso selfis poco favorecedores que tenía intención de eliminar.

Un patio de recreo para hackers

Si cree que todos los hackers son cerebritos, se equivoca. Es facilísimo entrar en una red inalámbrica poco segura. Cualquiera con buenas habilidades para buscar en Google puede hacerse con programas gratuitos de espionaje y usarlos para obtener datos de redes poco seguras.

Esta técnica se denomina sniffing y pone en riesgo toda su actividad en Internet: el contenido de los correos electrónicos, las conversaciones de chat, las contraseñas e información de tarjetas de crédito. Por cierto, las redes Wi-Fi en los aviones son especialmente vulnerables a este tipo de intrusión, por lo que podrían vaciarle la cuenta bancaria mientras vuela a su destino.

Una forma más avanzada de piratear cuentas en línea es mediante el uso de ataques tipo man-in-the-middle. Utilizando un simple dispositivo Wi-Fi, los hackers pueden configurar redes falsas con nombres que suenan perfectamente legítimos. Aunque una red abierta con el nombre «FREE Hotel Wi-Fi» sea tentadora, piense en los riesgos antes de conectarse.

A un hacker experimentado le cuesta muy poco trabajo entrar en su red inalámbrica e introducir malware para conseguir el control total de su equipo y acceder a los archivos, la webcam y el micrófono.

Las reglas de oro para usar las redes inalámbricas de forma segura

Si ha entrado en un ataque de pánico, respire hondo y relájese. Con un poco de prudencia podrá mantener a raya a intrusos y atacantes. Lea nuestros consejos y grábeselos en la memoria.

  1. No se conecte a redes Wi-Fi inseguras, especialmente si tienen un nombre sospechoso. Como suele ocurrir, la abstinencia es la mejor forma de protección.
  2. No efectúe operaciones bancarias por Internet ni envíe información sensible por chat. Si utiliza una red Wi-Fi pública, limítese a navegar, a ver sus series favoritas o a escuchar música.
  3. Utilice solo sitios web seguros. Si visita sitios web que requieren iniciar sesión, asegúrese de que sean seguros (la dirección debe empezar por https:// en lugar de http://). Si es redirigido a una dirección «http://» después de iniciar sesión, significa que ha vuelto a una navegación insegura.
  4. Utilice una VPN para cifrar su conexión y ocultar su actividad en línea, que incluye contraseñas e inicios de sesión. De este modo añade una capa impenetrable de privacidad a sus sesiones de navegación.
  5. Apague la función de compartir archivos e impresoras de su equipo. En Windows, esta configuración suele encontrarse en el Panel de control, en «Redes e Internet» y «Centros de redes y recursos compartidos». Los usuarios de OS X pueden cambiar estas opciones desde las Preferencias del Sistema en «Compartir».
  6. Asegúrese de que el Cortafuegos está habilitado

Esto abarca las cuestiones más básicas para estar seguro al usar redes Wi-Fi gratuitas. ¿Toma alguna medida adicional para proteger sus datos mientras navega desde cafeterías, hoteles y aeropuertos? Puede empezar probando nuestro servicio AVG Secure VPN de forma gratuita durante los 30 primeros días. AVG Secure VPN también está disponible para Android y para iPhone.

AVG Secure VPN Prueba GRATUITA