Blog AVG Signal Seguridad IoT ¿Está observándole su TV?
Is_Your_Smart_TV_Watching_You-Hero

ACR: Todo está conectado

No podríamos tener entre manos una situación distópica sin un bonito acrónimo que la acompañe, así que, damas y caballeros, les presento a ACR, reconocimiento automático de contenido por sus siglas en inglés. Esta función de los smart TV hace uso de unos pocos píxeles de lo que quiera que esté viendo y envía esa información a una enorme base de datos. Estos datos sobre lo que está viendo son luego usados para enviarle anuncios personalizados dentro y fuera de su experiencia televisiva. Como su smart TV está probablemente conectado a su router doméstico, comparte la misma dirección IP que identifica su hogar. Esta dirección compartida significa que puede ser seleccionado, usando los datos de la TV, en todos los dispositivos conectados a su red doméstica. En otras palabras, el mismo anuncio que ha visto en su TV puede reaparecer fácilmente en su smartphone.

Este artículo contiene:

    Quizá esta práctica resulte particularmente alarmante porque el televisor es anterior a Internet y la gente recuerda los tiempos en que ver televisión parecía ser algo más unidireccional. Pero su smart TV también está conectado en línea, y lo que sucede entre bambalinas cuando ve la televisión es básicamente lo mismo que ocurre cuando está en línea con su portátil o su smartphone; está siendo rastreado y bombardeado con anuncios y contenidos orientados a sus intereses.

    La forma en que sus datos de visualización son recopilados no es muy diferente de la que sitios como YouTube o Facebook utilizan, a menudo para «recomendarle» contenidos. Después de todo, ¿quién no quiere un poco más de lo que le gusta? Un servicio de recomendación de contenidos como Samba TV, utilizado por Sony y muchas otras marcas, es solo una de esas plataformas de televisión inteligente que utilizan ACR para ofrecer una experiencia de visualización más personalizada, al tiempo que utiliza esos datos para ayudar a los anunciantes a personalizar su publicidad.

    En un smart TV conectado a Internet, esta recopilación de contenido no se limita a los programas que ve a través de servicios de Internet como Netflix, también incluye firmas de píxeles de televisión por cable y DVD. Y esa información puede ser transmitida desde su televisor a las empresas cada pocos segundos.

    Presión sobre las empresas para una recopilación transparente de datos

    Parte del problema es algo que ha estado afectando a todas las facetas de la regulación de Internet: consentimiento del usuario y transparencia. Los smart TV llevan algún tiempo entre nosotros, pero no fue sino hasta 2017 que la FTC atrajo la atención sobre el fabricante de televisores Vizio, que finalmente tuvo que pagar 2,2 millones por recopilar datos de visionado sin el consentimiento de los usuarios. Desde entonces, el ojo del regulador se ha enfocado más en los fabricantes de smart TV. Ahora se pone más presión sobre las empresas para que sean más claras sobre lo que recogen en los términos iniciales del servicio que puede ver cuando configura su smart TV. Pero claramente aún existe un problema. Cuando los usuarios de televisiones con el protocolo Samba configuran su TV, un 90 % de ellos consienten que sus datos sean recopilados.

    Preocupación sobre la vigilancia

    Ahora, incluso el FBI está aconsejando a la gente que protejan sus smart TV. Pero la ley resulta una extraña compañera de cama para el desenfreno corporativo Para resumir las implicaciones para la seguridad de televisiones, teléfonos y una multitud de dispositivos inteligentes (IoT) que están disponibles hoy en día, un reciente informe de la Universidad de Harvard afirma que podemos esperar un «futuro de abundantes datos sin cifrar, algunos de los cuales pueden ocupar el vacío que dejan los canales de comunicación. Los temores de las fuerzas del orden se «oscurecerán» y estarán fuera de alcance» En otras palabras: El actual modelo comercial de minería de datos del que disfrutan muchas compañías tecnológicas hará felices también a los federales.

    Al igual que los portátiles y smartphones, algunos smart TV disponen de micrófonos y cámaras (aunque las cámaras son más escasas en los nuevos modelos). Esas cámaras y micrófonos plantean el mismo problema que afecta a cualquier otro dispositivo inteligente que puede observarlo/escucharlo: que las corporaciones, e igualmente los hackers, tengan una ventana audiovisual a su vida. Y aunque el FBI lo esté previniendo contra los ataques de los hackers, tal vez debería hacerlo también contra los de la CIA; monitorizándolo a través de la cámara o el micrófono mientras su televisor parece estar apagado; algo que la agencia ha estado explorando, de acuerdo con los documentos filtrados por Wikileaks.

    ¿Cómo puede proteger su smart TV?

    En 2018, se vendieron 114 millones de smart TV en todo el mundo. En los Estados Unidos, cerca del 45 % de los hogares disponían de al menos uno. Y en parte, la razón de que los smart TV sean tan accesibles es que sus capacidades de rastreo ayudan a reducir los precios. A medida que los smart TV y otros dispositivos inteligentes se vuelven más tentadores, es importante que el usuario promedio conozca cómo limitar la recolección masiva de datos por parte de sus máquinas. Estas son algunas de las cosas que puede hacer para proteger su smart TV.

    • Sea cuidadoso al configurar su televisor. No acepte todas las condiciones automáticamente, podría perder la oportunidad de rechazar la recopilación de datos. Si está leyendo esto antes de poner en marcha un nuevo smart TV, considérese afortunado, porque los fabricantes dificultan la posibilidad de encontrar y desactivar las funciones de recopilación de datos una vez que haya dado su consentimiento. La forma de cambiar la configuración varía en cadas televisor, por lo que deberá consultar las especificaciones de su propio modelo.

    • Puede, simplemente, optar por lo «tonto» y no poner en línea su smart TV. Después podría, por ejemplo, acceder a su servicio de streaming favorito desde su portátil y conectarlo al puerto HDMI de su portátil. Por supuesto aún estaría sujeto a cualquier rastreo innato que ocurra en el servicio de streaming, pero al menos habrá limitado algo su propagación.

    • Si desea mantener su televisión inteligente y en línea, una VPN puede ayudar. Proteger su router doméstico con una VPN es una fantástica forma de cifrar su conexión en línea, lo que lo protegerá frente a los hackers y mejorará su anonimato en línea.

    Nuestros dispositivos se han vuelto inteligentes (quizá demasiado), pero esto no significa que tenga que usarlos a lo tonto. La próxima vez que configure un nuevo dispositivo inteligente, tenga en cuenta sus capacidades y qué puede hacer para proteger su privacidad.

    Conéctese de forma privada en su iPhone con AVG Secure VPN

    Prueba gratuita

    Conéctese de forma privada en su Android con AVG Secure VPN

    Prueba gratuita