¿Qué es una dirección IP?

Una dirección IP (Protocolo de Internet) es una cadena de caracteres que identifica de manera única su dispositivo en la Web. Sin este identificador, los servidores de los sitios web no podrían saber a dónde enviar los datos que se presentan como un sitio web en su navegador de Internet.

Al igual que el código postal, su dirección IP la creó una autoridad central, la Internet Assigned Numbers Authority (IANA, que se traduce como «autoridad de números asignados de Internet»). Una vez que se genera, la IANA asigna cada dirección IP a uno de los cinco registros regionales de Internet, en inglés «Regional Internet Registry» (RIR), que a su vez los distribuye a los proveedores de servicios de Internet de su región.

¿Cómo se divide el mundo en direcciones IP?

En estos momentos, hay dos versiones de direcciones IP llamadas IP versión 4 (IPv4) e IP versión 6 (IPv6). ¿Por qué tiene que ser todo tan complicado? Bueno, las direcciones IPv4 solo tienen 32 bits de longitud, lo que significa que solo puede haber alrededor de 4300 millones de direcciones IPv4.

En septiembre de 2015, con casi todo conectado a Internet, cuatro de los cinco RIR se habían quedado sin direcciones IPv4. Con 128 bits, las direcciones IPv6 son la respuesta: 340 282 366 920 938 463 463 374 607 431 768 211 456 direcciones significan que no nos quedaremos escasos en breve.

Infografía de la diferencia entre IPv4 e IPv6

¿Por qué debe ocultar su dirección IP?

Así como Amazon necesita su dirección para enviarle un paquete, los servidores de todo el mundo necesitan su dirección IP para enviarle datos. Esto significa que su dirección IP tiene que ser pública; cualquier sitio web que visite debe poder acceder a ella.

Puede probarlo usted mismo buscando «cuál es mi IP» en Google. Pero ¿a quién le importa que alguien conozca esta cadena aleatoria de caracteres? Intente buscar «dónde estoy» y comenzará a entender el problema.

En todo el mundo hay bases de datos de geolocalización gratuitas y de pago que combinan las direcciones IP con una ubicación específica. El rango de precisión puede variar desde países hasta casas. No supone ningún problema si solo se trata de un sitio web que intenta ofrecerle el idioma correcto, pero los gobiernos y las empresas con motivos cuestionables también tienen acceso a estos datos de ubicación.

Vea usted mismo lo fácil que es. Si tiene una conexión a Internet, hay varios sitios públicos que pueden revelar la ubicación de su IP, por ejemplo, HMA! IP Info o https://iplocation.com/.

Y lo que es peor, su dirección IP se dispersa por la Web como una firma. Casi todos los sitios que visite registrarán su dirección IP, junto con las páginas que solicitó y la información que envió y recibió.

Si un gobierno tiránico, una compañía discográfica litigiosa o un anunciante molesto combinan su dirección IP con su identidad real, lo cual es muy fácil, empezará la cacería de su actividad en línea.

Por lo tanto, si le importa la privacidad y el anonimato en Internet, bloquear su dirección IP es lo primero que debe hacer.

Imagen de un PC que está siendo rastreado en línea

Las mejores maneras de ocultar su IP

Utilizar un servidor proxy

Un servidor proxy funciona situándose entre usted y su destino final en la Web, pasando los datos de un lado a otro según sea necesario. Cuando se conecta a través de un proxy, está redirigiendo de manera eficaz su tráfico a través de otro equipo antes de que llegue al sitio web que quiera.

Como resultado, el proxy enmascarará su dirección IP con la suya propia, por lo que esos complicados registros del servidor del sitio web nunca sabrán que lo ha visitado. Y si alguien quiere comprobar la dirección IP registrada con una base de datos de geolocalización, todo lo que verán es la ubicación del servidor proxy, que podría estar en el otro lado del mundo.

Sin embargo, hay una trampa. La mayoría de los proxys no cifran sus datos cuando se conectan a un sitio web HTTP normal. Es más difícil, pero actores poderosos como los gobiernos pueden descubrir quién es. Y, cuando lo hagan, todo lo que haya estado haciendo será visible.

Para la mayoría de las personas, sin embargo, hay un problema mayor: los proxys son lentos. Muy lentos. Puede evitar las restricciones geográficas básicas, pero es poco útil si pasa más tiempo mirando una rueda giratoria que viendo su contenido favorito de YouTube.

Si esto no supone un problema, para utilizar un proxy puede visitar un sitio de proxy web de confianza o configurar un servidor proxy en los ajustes de su navegador.

Utilizar una VPN

Una red privada virtual, o VPN por sus siglas en inglés, funciona de manera muy similar a un servidor proxy: es el intermediario entre su dispositivo y un servidor web final. De nuevo, la IP del servidor VPN al que está conectado enmascara su dirección IP.

Pero a diferencia de un proxy, cualquier VPN decente también cifrará su tráfico antes de que salga de su equipo. Si alguien descubre su dirección IP real, no le servirá de mucho: los sitios que visitó y lo que hizo allí estarán ocultos detrás de una larga cadena de caracteres sin significado.

Es más, si se activan, los servicios VPN anonimizarán toda la actividad de la red desde su dispositivo, no solo la actividad de su navegador. Entonces, tanto si está jugando, como usando Torrent o una aplicación de correo electrónico o de fotos, su dirección IP estará oculta y los datos intercambiados se cifrarán. También puede ocultar su dirección IP en dispositivos móviles con un servicio VPN para Android o iPhone.

Aunque es posible configurar software con un proxy, generalmente es complicado y un paso en falso podría dejarlo sin protección. En cuanto a la facilidad de uso y la seguridad de alto nivel, es difícil superar a una VPN.

Pruebe AVG Secure VPN de forma GRATUITA

 

Utilizar Tor

Una última opción para bloquear su dirección IP ante las miradas indiscretas es utilizar Tor. Tor es la sigla de «The Onion Router» (en español, Enrutador de Cebolla) y con razón. Cuando se conecta a la Web utilizando Tor, su tráfico se envuelve en un paquete cifrado y se enruta a través de varios servidores, con capas de cifrado agregadas en cada etapa, como las capas de una cebolla.

Cada servidor solo puede descifrar lo suficiente para saber a dónde debe enviar su solicitud. Y ningún punto del viaje sabe de dónde vino la solicitud, incluso la primera parada no puede estar segura de ser la primera. Es como un hombre borracho tropezando por toda la ciudad, sin tener ni idea de dónde vino al final de su viaje.

En definitiva, es un sistema increíblemente seguro, por lo que es el favorito de periodistas y activistas cuya actividad en línea podría destruir vidas.

Tor puede parecer seguro, pero las agencias gubernamentales tienen nodos activos que esperan leer la salida de su cifrado.

Pero ni siquiera Tor es perfecto: cuando el tráfico llega al nodo de salida, el último paso antes de llegar a su servidor de destino, se elimina cualquier cifrado agregado por Tor. Si no fuera así, el servidor final del sitio web no tendría forma de entender la solicitud. Aunque su dirección IP estará oculta al rebotar por la red, se puede leer cualquier material que no esté cifrado de su solicitud.

Como resultado, las agencias de aplicación de la ley como la NSA y el FBI, e incluso las agencias que más preocupan en el extranjero, han sido acusadas de establecer docenas de nodos de salida de Tor. Como una herramienta que se usa con tanta frecuencia para cometer delitos informáticos, seguramente Tor sea un objetivo importante para los servicios de inteligencia.

Y lo que es más importante, aunque Tor puede ser insuperable y seguro, simplemente no es necesario para el usuario web medio. Incluso puede dar una falsa sensación de seguridad a aquellos que no entienden la tecnología subyacente.

Si su activismo en línea pone en riesgo su vida, le recomendamos utilizar Tor. De lo contrario, una VPN es probablemente todo lo que necesita para ocultar su IP.

AVG Secure VPN Pruébelo GRATIS