Así que ha decidido lanzarse a las VPN para móviles, pero no sabe por dónde empezar. No se preocupe, no está solo. Para ayudarle, hemos creado esta guía práctica sobre cómo configurar una VPN en su Android o iPhone.

¿Por qué se debe usar una VPN para móviles?

Hoy en día, la mayor parte de su vida digital tiene lugar en su teléfono móvil, ya sea iPhone o Android: transacciones bancarias, compras en línea, hablar con sus amigos por Skype o compartir momentos de su vida en Instagram. Quizás no lleguemos al nivel de Black Mirror (todavía), pero no podemos negar que estamos casi todo el día conectados. A pesar de lo cómodo que es usar Internet, tiene el inconveniente de que le convierte en vulnerable a amenazas de privacidad y, si no cuenta con la protección adecuada, la información sobre usted y sus hábitos en línea podían caer en las «manos» de terceros, como su proveedor de servicios de Internet, empresas o, incluso, hackers. Si quiere proteger su privacidad cuando use Internet, ya sea en casa o cuando esté conectado a una red Wi-Fi pública, lo que debe hacer es usar una red privada virtual (VPN).

Tres razones principales por las que debe descargar una VPN en su teléfono

Aunque existen muchos motivos por los que debe usar una VPN, estos son los tres más importantes:

1. Navegación privada por Internet

Ilustración de un teléfono protegido de interceptaciones gracias a una VPNLo que hace en Internet es cosa suya y usar una VPN le puede servir para que siga siendo así, ya que esta tecnología tiene la función de ocultar un importante número: su dirección IP. Los proveedores de servicios de Internet y los motores de búsqueda, como Google, usan la dirección IP de su teléfono para recopilar información sobre sus hábitos de búsqueda en línea. ¿Alguna vez ha percibido esos escalofriantes anuncios de Internet en los que aparecen los productos que ha buscado hace poco? Sí, eso es, básicamente, Google espiándole. Además, con la reciente derogación de la normativa sobre neutralidad de la red de Estados Unidos, proteger su información en línea de las miradas curiosas de su proveedor de servicios de Internet podría convertirse en un problema todavía más importante en el futuro próximo.

2. Redes Wi-Fi públicas seguras

Ilustración de un teléfono en un espacio público protegido por una VPNCon los puntos de acceso a redes Wi-Fi públicas, es más sencillo conectarse a Internet desde prácticamente cualquier sitio. Sin embargo, por desgracia, esa insegura red Wi-Fi de Starbucks a la que se conecta desde su teléfono iPhone o Android también facilita a los hackers el acceso a su dispositivo conectado y la interceptación de cualquier información confidencial que comparta en línea (como contraseñas o datos de la tarjeta de crédito). Una VPN le ayuda a evitar los peligros de las redes Wi-Fi públicas porque cifra su conexión y evita que terceros puedan ver lo que hace en la red. Tenga cuidado de no confundir una VPN con un servidor proxy porque, aunque ambos ocultan su dirección IP, un servidor proxy no usa ningún cifrado, por lo que su información de Internet no estaría protegida. Los servidores proxy también se usan en las propias aplicaciones, a diferencia de una VPN, que se aplica a todo el tráfico que tiene en Internet.

3. Elusión de bloques de contenido

Ilustración del planeta rodeado de una red VPN con servidores por todo el mundo transmitiendo vídeoEn función del lugar en que se encuentre, ya sea en la universidad, el trabajo o en el extranjero, es posible que ciertos sitios web o servicios en línea estén bloqueados por acuerdos sobre derechos de autor o, en determinados países, leyes de censura. Como los bloques de contenido se aplican en función de su dirección IP, el hecho de usar una VPN le puede permitir acceder a contenido sin importar el lugar en que se encuentre. ¿No se quiere perder ni una de sus series de HBO mientras viaja por Europa? No tendrá ningún problema si usa una VPN. En este caso también podría usar un servidor proxy,, pero no se olvide de que su conexión no estará cifrada, así que emplee un servicio de confianza. 

¿Cómo configuro una VPN en mi teléfono?

Hay VPN de todos los tipos y, aunque la elección de una u otra suele basarse en las necesidades y preferencias de la persona (y en si usa iPhone o Android), es importante conocer las ventajas, los inconvenientes y el nivel de dificultad de cada opción.

La forma más sencilla: descargar una aplicación VPN

Descargar una aplicación de un proveedor de VPN es, sin duda, la opción más rápida y cómoda de configurar una VPN en su teléfono iPhone y Android. Las aplicaciones también tienen sus ventajas porque le permiten establecer y guardar sus preferencias y, además, la configuración es muy sencilla. Sin embargo, obviamente, hay un truco. Con la innumerable cantidad de aplicaciones VPN que hay disponibles, ¿cómo sabe cuál elegir?

A continuación, le indicamos varios aspectos que debe tener en cuenta al elegir su proveedor de VPN:

1. Asegúrese de que no conserve registros.

Una VPN debe mantener su red completamente privada, por lo que el proveedor no debería conservar registros de datos de su actividad en línea. Compruebe atentamente los términos del servicio del proveedor, en los que encontrará su política de registros. Un proveedor de VPN de confianza indicará claramente que no se guarda ningún registro. Sin embargo, debería investigar también por su cuenta porque existen casos de proveedores que mienten sobre la conservación de registros.

2. Elija servicios de pago.

En lo que respecta a las aplicaciones de VPN, recibe básicamente aquello por lo que paga. Muchas aplicaciones de VPN gratuitas no cifran su conexión. Técnicamente esto está bien si simplemente quiere reproducir contenido; sin embargo, no es la mejor solución si lo que le preocupa es su seguridad o privacidad (que debería preocuparle). No existe nada que sea gratis y el beneficio de ofrecer VPN «gratuitas» tiene que venir de algún sitio. En muchos casos, procede de que los proveedores registran y venden sus datos de Internet a terceros con fines publicitarios.

3. Tenga en cuenta el protocolo que usa.

El protocolo que usa un proveedor de VPN determinará la fiabilidad, velocidad y seguridad de su conexión cuando use la VPN. Actualmente, existen varios tipos de protocolos diferentes que usan las VPN para móviles, desde OpenVPN, que ofrece el mayor nivel de seguridad y rendimiento, hasta el protocolo de túnel punto a punto (PPTP, por sus siglas en inglés), un antiguo protocolo famoso por su gran velocidad, pero, también, por ser uno de los menos seguros.

Estas indicaciones le pueden ayudar a elegir la VPN adecuada, pero si quiere analizar la suya, también existen formas de comprobar si una VPN es segura.

La solución intermedia: usar OpenVPN

Como he indicado anteriormente, OpenVPN es uno de los protocolos de mayor confianza. Se usa en muchas aplicaciones proveedores de VPN, como AVG Secure VPN, por su gran nivel de seguridad y estabilidad, además de por su capacidad para eludir cortafuegos. Además, es de código abierto, lo que quiere decir que se puede acceder fácilmente al código original para todo aquel que lo quiera ver e inspeccionar. Aunque no es nativo de ninguna plataforma, está disponible en los móviles tanto iPhone como Android gracias al software de cliente VPN de terceros.

Pruebe AVG Secure VPN de forma GRATUITA

 

Usar una aplicación VPN es sencillísimo en cuanto a su configuración, pero si no le proporciona la seguridad, las funciones o el control que desea, debería plantearse escoger OpenVPN. Este protocolo le permite configurar su VPN como quiera para que pueda personalizar sus ajustes, optimizar su conexión, solucionar problemas, etc. El inconveniente es que perderá todas las funciones avanzadas «adicionales» que le ofrece su proveedor de VPN actual. Sin embargo, si su proveedor de VPN admite el protocolo OpenVPN, puede usarlo junto con el cliente VPN que tenga y cambiar de uno a otro según sea necesario.

La opción avanzada: configurar una VPN manualmente

Además de OpenVPN, existen otros protocolos disponibles a los que se puede conectar de forma nativa a través de la plataforma de su dispositivo o mediante un cliente VPN. Por otro lado, si está dispuesto a invertir más tiempo, puede usar el que quiera siempre que sea compatible con su proveedor de VPN. Eche un vistazo a las ventajas y los inconvenientes de los distintos protocolos VPN para móviles.

L2TP/IPSec

L2TP, que significa «protocolo de túneles de capa 2» (Layer 2 Tunneling Protocol), es un protocolo que proporciona la protección de una VPN cifrada por sí mismo, motivo por el cual se suele aplicar junto con el paquete de autenticación Internet Protocol Security (IPSec, por sus siglas en inglés). Juntos forman L2TP/IPSec, un protocolo muy seguro (aunque hay informes en los que se indica que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha vulnerado el IPSec). L2TP/IPSec es una combinación de protocolos popular por su compatibilidad con la mayoría de los dispositivos (sobre todo como alternativa a aquellos que no admiten OpenVPN), además de por su sencilla configuración. Sin embargo, puede ser algo más lento que el resto de los protocolos y su limitado número de puertos hace que sea más fácil de bloquear.

El acrónimo de este protocolo VPN varía (L2TP, L2TP sobre IPSec o L2TP/IPSec, entre otros), pero la mayoría de los proveedores de VPN actuales admiten L2TP con cifrado IPSec. También cabe destacar que IPSec se puede usar solo a través de uno de sus varios modos disponibles (la última versión es IKEv2). Aunque los protocolos IPSEc y L2TP/IPSec son similares desde el punto de vista del cifrado, los proveedores de VPN suelen publicar sus claves previamente compartidas (es necesario autenticar los dos lados de una conexión VPN) en sus sitios web. Por lo tanto, a pesar de que el protocolo IPSec es seguro, a menudo su implementación no lo es.

IKEv2 (Internet Key Exchange, versión 2)

Igual que L2TP, IKEv2 también tiene que unirse con IPSec para convertirse en un protocolo VPN, en lugar de simplemente en un protocolo de tunelización (sin embargo, se suele hacer referencia a él únicamente como «IKEv2»). Este protocolo de VPN, que es más rápido que la mayoría, también es increíblemente estable y seguro.

Puede que la función más útil y excepcional de IKEv2 sea que se puede mover de un tipo de conexión a otro, es decir, de la red Wi-Fi a la red del móvil, sin perder la seguridad de la conexión VPN, lo que lo convierte en una de las mejores opciones para dispositivos móviles. Por desgracia, no se usa con tanta frecuencia como el L2TP/IPSec porque no es compatible con muchas plataformas. Si tiene un iPhone, está de suerte porque iOS admite de forma nativa IKEv2.

PPTP (protocolo de túnel punto a punto)

Aunque la mayoría de las plataformas lo admiten y suele considerarse como un protocolo de VPN muy rápido, no lo recomendamos porque NO es seguro. Este protocolo lo desarrolló inicialmente un conjunto de proveedores fundado por Microsoft en 1999 con el fin de crear una VPN sobre las redes telefónicas; sin embargo, ha quedado obsoleto (de hecho, iOS 10 lo eliminó como opción de conexión nativa). Así, si su proveedor de VPN le ofrece la opción de configurar una conexión PPTP, dígale que no. De lo contrario, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos observará todo lo que hace casi con total seguridad.

Aspectos a favor y en contra de los diferentes protocolos VPN

  A favor En contra
OpenVPN
  • Presenta un gran nivel de seguridad.
  • Es un software de código abierto.
  • Tiene la capacidad de atravesar cortafuegos.
  • Presenta muchas opciones de configuración.
  • Es rápido y estable.
  • Lo admiten la mayoría de las plataformas.

   

  • Necesita un software de cliente VPN de terceros.
L2TP/IPSec
  • Suele ser muy seguro.
  • Las plataformas modernas lo admiten de forma nativa.
  • Es fácil de configurar.
  • Puede ser más lento que otros protocolos.
  • Su implementación presenta vulnerabilidades.
  • La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos podría descifrarlo.
  • Presenta problemas para atravesar cortafuegos estrictos.
IKEv2
  • Es extremadamente seguro.
  • Funciona muy rápido.
  • BlackBerry, Windows y iOS lo admiten de forma nativa.
  • Se puede mover de un tipo de conexión a otro rápidamente.
  • Su configuración es sencilla.
  • Se necesita un software de terceros (Android).
  • Es más fácil de bloquear que OpenVPN.

Cómo configurar protocolos VPN en Android

1. OpenVPN

Configurar OpenVPN en Android es bastante sencillo. Primero, tiene que consultar el sitio web de su proveedor de VPN para asegurarse de que admite el protocolo OpenVPN (lo más probable es que sea así). A continuación, debe descargar los archivos de configuración de OpenVPN necesarios (ajustes en los que se muestra cómo debe funcionar cada conexión), que también deben estar disponibles en el sitio web de su proveedor de VPN. Tenga en cuenta que estos archivos suelen estar en formato .zip y puede que necesite una aplicación de gestión de archivos para extraerlos.

Como es necesario un software de cliente VPN para configurar este protocolo en Android, también tendrá que descargar OpenVPN Connect para Android desde Google Play. Una vez que tenga el software de cliente y los archivos de configuración extraídos, estará todo listo para empezar. Muchos proveedores de VPN incluyen útiles tutoriales en su sitio web en los que se explica cómo configurar una VPN en teléfonos Android, así que le recomendamos que los use como referencia si están disponibles. Sin embargo, hay otros que proporcionan únicamente los archivos necesarios. En ese caso, intente buscar en su página de ayuda para ver si hay alguna referencia a OpenVPN o algún archivo .ovpn, o bien siga el cuarto método del siguiente enlace para obtener una guía por pasos sobre cómo configurar OpenVPN con Android.

2. L2TP/IPSec

A diferencia de OpenVPN, Android admite L2TP/IPSec de forma nativa, por lo que no necesitará instalar ningún software de cliente VPN adicional. En su lugar, solo tiene que consultar la lista de direcciones IP de los servidores VPN, que le proporcionará su proveedor de VPN, además de la clave previamente compartida de IPSec también de su proveedor. Como se ha indicado anteriormente, es posible que esta clave esté disponible públicamente en el sitio web del proveedor, pero, si no es así, debería poder acceder a ella después de iniciar sesión en su cuenta de VPN. Siga la guía de configuración para Android o las instrucciones de su proveedor y tendrá el protocolo L2TP/IPSec configurado en un instante.

3. IKEv2

A menos que use un dispositivo móvil BlackBerry o Windows, que son los dos que admiten IKEv2 de forma nativa, tendrá que descargar un software de cliente de terceros para configurar este protocolo VPN. Abra Google Play Store y descargue e instale strongSwan VPN Client para Android. Igual que con L2TP/IPSec, necesitará la lista de servidores de su proveedor de VPN. Algunos proveedores proporcionan también el archivo del certificado de conexión que se puede descargar.

La implementación general, el formato de archivo y las claves que necesitará aparecen en el sitio web de strongSwan, pero la configuración general es bastante similar a la de L2TP/IPSec. De nuevo, tendrá que proporcionar la dirección del servidor que le gustaría usar de la lista de servidores del proveedor. A continuación, usará sus credenciales de inicio de sesión de la cuenta de su VPN para llevar a cabo la autenticación (con el campo del certificado de CA establecido en «Seleccionar automáticamente») o podrá importar el certificado si usa el archivo del certificado que ha descargado previamente.

Cómo configurar protocolos VPN en iPhone

1. OpenVPN

Como OpenVPN no viene configurado de forma nativa en iOS, necesita un software de cliente de VPN. OpenVPN Connect para iOS es el único cliente disponible para configurar OpenVPN y se puede descargar e instalar desde el Apple App Store.

Por suerte, configurar una VPN en iPhone es bastante sencillo. Una vez que haya descargado la aplicación, tendrá que acceder al sitio web del proveedor de VPN para buscar y descargar los archivos de configuración de OpenVPN. Muchos proveedores de VPN incluyen también útiles tutoriales de configuración que le recomendamos que use como referencia, siempre que estén disponibles. Sin embargo, hay otros que proporcionan únicamente los archivos necesarios. En ese caso, pruebe a buscar en las páginas de ayuda cualquier referencia a OpenVPN o archivos .ovpn.

Abra cada archivo en su aplicación OpenVPN y toque el botón «+» para añadir el servidor. Repita este paso hasta que haya añadido todos los servidores que quiera. Tenga en cuenta que, aunque la aplicación sea capaz de recordar varios servidores diferentes, solo puede conectarse de uno en uno. Después de esto, lo único que tiene que hacer es introducir las credenciales de su VPN y conectarse.

2. L2TP/IPSec

A diferencia de OpenVPN, iOS admite L2TP/IPSec de forma nativa, por lo que no necesitará instalar ningún software de cliente VPN adicional. En su lugar, solo tiene que consultar la lista de direcciones IP de los servidores VPN, que le proporcionará su proveedor de VPN, además de la clave previamente compartida de IPSec también de su proveedor. Como se ha indicado anteriormente, es posible que esta clave esté disponible públicamente en el sitio web del proveedor, pero, si no es así, debería poder acceder a ella después de iniciar sesión en su cuenta de VPN.

Toque el icono de ajustes de su iPhone o iPad y, luego General >> VPN>> Añadir configuración VPN. En «Tipo», puede elegir de forma sencilla el protocolo que quiere configurar (en iOS aparece como «L2TP», así que no se preocupe, viene implementado con el cifrado IPSec). Siga la guía de configuración para iOS o las instrucciones de su proveedor y tendrá el protocolo L2TP/IPSec configurado en un instante.

3. IKEv2

Por lo general, iOS proporciona una gran compatibilidad con las VPN. Esto incluye IKEv2, protocolo no disponible de forma nativa en muchas plataformas (iOS, BlackBerry y Windows son las únicas plataformas móviles que lo admiten). Igual que con L2TP/IPSec, solo tiene que tocar el icono de ajustes de su iPhone y, luego General >> VPN >> Añadir configuración VPN. En «Tipo», puede elegir de forma sencilla el protocolo que quiere configurar, en este caso, IKEv2.

Consulte la lista de direcciones de IP de servidores de VPN que le debe proporcionar su proveedor de VPN, elija la que le gustaría usar e indíquela en el campo «Servidor» de la pantalla de configuración. Introduzca el resto de los datos de conexión de su proveedor de VPN, incluido su nombre de usuario y contraseña, y conéctese. Tenga en cuenta que algunos proveedores pueden usar la autenticación por certificado en lugar de con un nombre de usuario y una contraseña. Si este es su caso, tendrá que importar estos archivos antes de configurar la conexión de su VPN.

AVG Secure VPN Pruébelo GRATIS