Hoy en día, todos podemos pasarnos un poco a la hora de compartir. Regístrese en su restaurante favorito en Facebook, etiquete las mejores cervezas de la ciudad en Instagram o tuitee su enfado mientras sube a otro tren retrasado de camino al trabajo, y eso es solo lo más simple. Aunque compartir es estar a la moda (a todos nos gusta una foto comiendo churros un domingo por la mañana), es posible que esté compartiendo demasiada información personal.

¿Está haciendo públicas sus respuestas a las preguntas de seguridad?

Las preguntas de seguridad pueden ser muy genéricas. Cuál fue su primer colegio, nombre de su primera mascota, su maestro favorito, etc. Se suelen utilizar cuando ha olvidado su nombre de usuario o su contraseña y quiere volver a entrar en su cuenta en línea. Muy útiles si tiene una memoria de pez (un problema muy corriente), pero muy práctico también para los hackers. Los ciberdelincuentes se vuelven más inteligentes a cada momento. Se toman su tiempo para estudiar a los individuos en línea en busca de oportunidades y puntos flacos, especialmente si esto les lleva a obtener un buen puñado de dinero.

Obviamente, no es que esté gritando sus respuestas a las preguntas de seguridad (si lo está haciendo, por favor, pare) pero existen muchas formas en las que los hackers podrían hacerse con ellas. Imagine que las preguntas de seguridad de Paypal son las mismas que mencionamos anteriormente. Su mascota favorita, su primer colegio, su mejor maestro. Ahora piense en lo que está compartiendo en sus redes sociales.

  1. ¿Una #Foto_retrospectiva en Instagram de la primera noche en casa de Toby, el perro de la familia? Qué mono, esas pequeñas zarpas, esa carita tan achuchable. Ahora ya sabemos el nombre de su mascota favorita.
  2. ¿Una lista pública en Facebook de una reunión de antiguos alumnos? ¿Ha marcado que va a asistir? Ahora ya sabemos el nombre de su primer colegio.
  3. ¿Una configuración de seguridad demasiado permisiva en su perfil de Facebook? Un vistazo rápido a su lista pública de amigos para encontrar a los que están etiquetados como maestro y el trabajo está hecho.
  4. ¡Bum!, tenemos las respuestas a las preguntas de seguridad. Una vez en Paypal, vaciamos la cuenta bancaria vinculada, hasta la vista y gracias por la pasta.

Suena dramático, pero es así exactamente como los delincuentes cometen fraudes de identidad. Si busca una versión más dramática, mire esta escena de la película «Ahora me ves...».


¿Y que hay de todos esos divertidos cuestionarios?

Averiguar qué tipo de comida para llevar le gusta, para qué profesión está mejor preparado o, simplemente, comentar en una publicación sobre sus fotos de gatos favoritas pueden parecer actos inocentes, y puede que lo sean. Pero cuando revela cualquiera de esos datos sobre usted en línea, debe pensarse cuidadosamente que es lo que está compartiendo exactamente. Sus datos personales son más valiosos para los hackers de lo que pudiera pensar. Por ello, cuando contesta a un entretenido cuestionario sobre su comida favorita y su ciudad, piense dos veces si vale la pena proporcionar información tan fundamental sobre usted mismo. Porque, en manos equivocadas, esta información puede usarse del modo que mostramos anteriormente.

Por qué es arriesgado compartir la ubicación

Compartir y hablar sobre su ubicación en línea es una de las cosas más fáciles. Regístrese en ese elegante bar, actualice su estado con la película que está viendo o muestre ese espacio para las piernas en el asiento junto la ventanilla durante un viaje, pero publicar estos actos cotidianos podría poner en riesgo su seguridad. Porque haciendo esas cosas, claro está, todo el mundo puede comentar y compartir su alegría, pero también está dando a conocer a mucha gente que no está en casa.

Es tan simple como suena. Por ejemplo, ¿se está quejando del retraso del tren? Pues bien, un ladrón podría ahora averiguar desde qué estación viaja, dónde está su casa y ¡vaya! cuándo está vacía su vivienda. ¿Suena exagerado? Por desgracia, no lo es.

¿Qué puede hacer?

Lo primero que puede hacer es dejar de compartir en línea su información personal. Recuerde: piénselo dos veces antes de publicar cualquier cosa. ¿Realmente necesita compartir su ubicación? Piense quién puede verla y si incluye alguna información personal. Vale la pena proteger sus datos personales en las redes sociales.

6 consejos útiles sobre cómo dejar de compartir demasiado:

  1. Compruebe su configuración de privacidad en Facebook y revísela con regularidad para asegurarse de que lo que está publicando solo está a la vista de sus amigos.
  2. No comparta abiertamente nada que pueda localizarlo, como su ciudad, fecha de nacimiento o número de teléfono.
  3. Sea selectivo con sus amigos. No acepte sin más a cualquiera, incluso si piensa que lo conoce, compruébelo siempre.
  4. ¿Está emocionado con sus próximas vacaciones? Fantástico. Dígaselo a sus amigos en persona, no lo comparta en línea.
  5. Evite publicar cualquier cosa sobre sus rutinas. ¿Va al gimnasio cada lunes por la tarde con su pareja? Bien por usted. Manténgalo fuera de línea.
  6. Ubicación, ubicación, ubicación. Desactívela. ¡Siempre!

Estos pasos básicos pueden ponerlo en la dirección correcta y segura en lo que respecta a compartir en línea.

No tiene que terminar ahí. Incluso si es como una caja de seguridad en línea, aún es posible adivinar las respuestas de seguridad usando la información más básica sobre usted. Sencillamente, es la naturaleza del mundo en que vivimos.

Cómo mantener seguras las preguntas de seguridad

  • Mienta en las respuestas. Lo que cuenta es que pueda recordarlas. No tienen que ser correctas.
  • Escriba sus respuestas de forma diferente. Por ejemplo, en lugar de «Dinero», ¿por qué no usar D1nero$y o D1n3r0.
  • Utilice un administrador de contraseñas para poder tener contraseñas diferentes y aleatorias para cada cuenta y guardar sus respuestas de seguridad en un solo lugar.

Aquí la tiene, su guía rápida sobre el exceso de información compartida en línea. Esperemos que, si ha estado compartiendo demasiado, esto lo ponga en el buen camino. Y si no lo hace, ¡buen trabajo! ¡Que disfrute de la navegación!

AVG Secure VPN Pruébelo GRATIS