135421903965
Blog AVG Signal Privacidad Hackers Distintos tipos de hackers: sombreros blancos, negros, grises, etc.
Signal-Different-Types-of-Hackers-Hero

Escrito por Ben Gorman
Fecha de publicación July 14, 2023

¿Qué son los hackers?

Los hackers son piratas digitales que utilizan sus conocimientos informáticos para irrumpir en espacios digitales restringidos, como redes, servidores, dispositivos personales, cuentas en línea e infraestructuras en la nube. Dado que los hackers utilizan métodos no estándar para entrar en los sistemas informáticos, muchos tienen malas intenciones, aunque algunos trabajan por el bien común.

Este artículo contiene :

    Muchos hackers que irrumpen en los ordenadores quieren robar dinero, acceder a información o pedir un rescate por los archivos. Otros trabajan a destajo y cobran por sondear y probar la seguridad de los sistemas digitales. También hay tipos de hackers que se encuentran en una zona gris entre el hackeo legal e ilegal.

    Los principales tipos de hackers

    Los hackers suelen clasificarse en función de su intención, el consentimiento del destinatario y la legalidad, pero las definiciones de hacker no siempre son blancas o negras.

    Hackers de sombrero blanco

    Los hackers de sombrero blanco se dedican al hackeo legal para mejorar la seguridad digital de quienes los contratan. Se les paga por infiltrarse en sistemas digitales para identificar posibles vulnerabilidades de seguridad y comunicar sus hallazgos a sus clientes. El hackeo de sombrero blanco permite a las empresas y organizaciones parchear los puntos débiles de la seguridad antes de que puedan ser explotados por hackers malintencionados.

    Por ejemplo, una empresa de seguros podría contratar a un hacker de sombrero blanco para simular ataques anuales con el fin de asegurar la información personal de sus clientes. El hackeo de sombrero blanco se basa en el consentimiento: los clientes hacen una solicitud y son conscientes de que se intentará hackear sus sistemas.

    Hackers de sombrero negro

    Los hackers de sombrero negro son ciberdelincuentes que coordinan estafas y explotan vulnerabilidades con la intención de causar daño. El objetivo de los hackers de sombrero negro suele ser ganar dinero. Lo hacen de muchas maneras, pero la mayoría consiste en robar dinero directamente, descifrar contraseñas para acceder a información que puede venderse en la web oscura o pedir un rescate por datos confidenciales.

    Los hackers de sombrero negro son los más peligrosos y normalmente hacen todo lo posible por ocultar su identidad: es extremadamente raro que un hacker charle abiertamente con usted. A veces se unen en grupos de hackers para llevar a cabo ataques a gran escala.

    Las empresas son las que más tienen que perder con los hackeos, ya que poseen grandes cantidades de nuestros datos personales. Pero los particulares también pueden ser el objetivo de un hackeo. Los hackers de sombrero negro suelen acceder a sistemas más grandes hackeando dispositivos de particulares como teléfonos y routers. Las cuentas de correo electrónico también son objetivos comunes de los hackers.

    Por eso es tan importante que las empresas realicen pruebas periódicas de ciberseguridad y que los particulares protejan sus datos con software de protección frente a amenazas como AVG AntiVirus.

    Hackers de sombrero gris

    Los hackers de sombrero gris se encuentran en una zona ética ambigua entre el hackeo de sombrero blanco y negro. Estos hackers se infiltran en los sistemas sin el consentimiento de sus víctimas, pero no explotan las vulnerabilidades para causar daños. En lugar de ello, informan a las víctimas del hackeo para ayudarles a mejorar su seguridad.

    Pero los hackers de sombrero gris no siempre comparten esta información gratis. Aunque estos hackers informan a las empresas de que han sufrido un hackeo, a veces piden dinero a cambio de la información. En estos casos, las víctimas deben pagar si quieren conocer las vulnerabilidades de su sistema. Pero si se niegan a pagar, los hackers de sombrero gris no intentarán tomar represalias ni causar daños.

    El hacker de sombrero gris no es ni de lejos tan malo como el hacker de sombrero negro, pero sigue siendo poco ético. Los hackers de sombrero gris irrumpen en los sistemas sin consentimiento y, aunque su objetivo sea mejorar la seguridad, sus métodos siguen siendo ilegales.

    Hackers de sombrero rojo

    Los hackers de sombrero rojo se ven a sí mismos como los «superhéroes» del mundo del hackeo. Normalmente se dirigen a los hackers de sombrero negro para interrumpir sus ataques o tomar represalias contra ellos. Aunque los hackers de sombrero rojo son los antagonistas de los de sombrero negro, utilizan técnicas similares para hackear redes o individuos de sombrero negro. Pueden lanzar ataques a gran escala para destruir servidores de hackers de sombrero negro o robar sus recursos y devolvérselos a los perjudicados.

    Hackers de sombrero azul

    Los hackers de sombrero azul son hackers de sombrero blanco contratados por una organización. Su trabajo consiste en mantener la ciberseguridad de la organización y prevenir los ataques. A los hackers de sombrero azul no se les suele llamar «hackers» una vez que una organización o empresa les ha contratado.

    Los hackers de sombrero azul suelen trabajar en equipo y no realizan hackeos por su cuenta. Suelen trabajar para departamentos informáticos de grandes empresas. O pueden trabajar para agencias de ciberseguridad que venden servicios de hackeo de sombrero blanco a sus clientes.

    Hackers novatos y hackers de sombrero verde

    Estos términos suelen utilizarse indistintamente, pero existen diferencias. Ambos se refieren a hackers inexpertos, aunque los hackers de sombrero verde pueden aspirar a convertirse en sombreros blancos o negros, mientras que las intenciones de los hackers novatos son casi siempre maliciosas, y utilizan malware existente y scripts creados por otros hackers para lanzar sus ataques.

    Los hackers novatos también pueden recurrir a la ingeniería social, porque no son lo bastante hábiles para ejecutar ataques tecnológicamente más sofisticados. Esto significa que pueden hacerse pasar por otras personas y enviar correos electrónicos fraudulentos, con la esperanza de convencer a sus objetivos de que les entreguen información confidencial.

    Por el contrario, los hackers de sombrero verde quieren desarrollar las habilidades técnicas para convertirse algún día en hackers de sombrero blanco o azul. Algunos no tienen una motivación clara definida en esta fase y pueden acabar yendo por el camino del sombrero negro más adelante.

    Hacktivistas

    Los hacktivistas son personas que hackean sistemas para luchar contra injusticias políticas o sociales percibidas. Los hacktivistas intentan a menudo sacar a la luz los delitos cometidos por Gobiernos o empresas hackeando sistemas seguros y sacando a la luz información secreta.

    El grupo hacktivista más famoso es Anonymous, que ha hackeado muchas organizaciones, entre ellas la Iglesia de la Cienciología, la Reserva Federal de Estados Unidos y Gobiernos de todo el mundo para protestar contra aparentes injusticias.

    Quienes se dedican al hacktivismo casi siempre pretenden dañar la reputación o perjudicar de alguna otra forma a sus víctimas, aunque crean que su intención es promover un bien mayor.

    Hackers patrocinados por Estados o Naciones

    Los hackers patrocinados por un Estado trabajan para los Gobiernos. Algunos son hackers de sombrero blanco que trabajan para mejorar la ciberseguridad nacional, pero otros utilizan tácticas de sombrero negro para perjudicar a otros países.

    El hackeo patrocinado por el Estado es a menudo una forma de espionaje, en la que los Estados intentan obtener información de otros Gobiernos. Los Gobiernos pueden utilizar los conocimientos adquiridos en los hackeos patrocinados por el Estado para prepararse o evitar un peligro inminente, o lanzar ataques subversivos propios.

    Información privilegiada maliciosa (confidente)

    Un infiltrado malicioso, también conocido como confidente, es alguien que trabaja para una organización y decide sacar a la luz irregularidades desde dentro. Dado que los confidentes trabajan para los objetivos que hackean, ya poseen el acceso de seguridad necesario para sacar a la luz información confidencial. Algunos actúan por rencor, para obtener beneficios económicos o por venganza, mientras que otros sienten que es su deber sacar a la luz la verdad.

    Un ejemplo famoso de denuncia de irregularidades es Edward Snowden, que filtró información confidencial desde su puesto en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos para revelar programas de vigilancia masiva del Gobierno estadounidense.

    ¿Cuál es la diferencia entre sombrero blanco, negro y gris?

    Hay tres factores que diferencian a los distintos tipos de hackers: el consentimiento, la legalidad y la intención de causar daño.

    Los hackers de sombrero blanco obtienen el consentimiento de sus objetivos antes de llevar a cabo un ataque. Sus acciones son legales y no pretenden causar daño. De hecho, hacen lo contrario, ya que mejoran la ciberseguridad de sus clientes. Esa es la diferencia crucial entre un hacker de sombrero blanco y uno de sombrero negro.

    Los hackers de sombrero negro son lo contrario de los de sombrero blanco. No tienen consentimiento para infiltrarse en los espacios digitales, y lo hacen con la intención de causar daño. Sus acciones son ilegales, y los hackers de sombrero negro son considerados delincuentes.

    Los hackers de sombrero gris no cuentan con el consentimiento de sus objetivos antes de atacar, pero tampoco pretenden causar daño. En cambio, los sombreros grises tratan de sacar a la luz fallos de seguridad que sus objetivos puedan corregir antes de que esas vulnerabilidades den lugar a problemas mayores. Ocasionalmente, los sombreros grises pueden pedir un pago a cambio, lo que no es ético. Independientemente de su intención, las acciones de los sombreros grises son ilegales porque actúan sin consentimiento.

    Los hackers de sombrero blanco, sombrero negro y sombrero gris tienen motivos diferentes y sus acciones pueden ser legales o ilegales. Los hackers de sombrero blanco, sombrero negro y sombrero gris tienen motivos diferentes

    Tipos comunes de hackeo

    Hay tres métodos principales que utiliza un hacker para infiltrarse en los sistemas digitales. Entre ellos se incluyen el hackeo de redes, la ingeniería social y el hackeo de hardware.

    Hackeo de redes

    Es cuando un hacker se infiltra en un sistema de forma inalámbrica entrando en su red. Una vez dentro, puede utilizar sus habilidades para profundizar y acceder a información restringida.

    Una vez que obtiene los protocolos de la red, puede hackear el router, los dispositivos y el software de la red. Esto podría permitirle usar otra táctica de hackeo conocida como sniffing (interceptar el tráfico en una red para obtener información valiosa) o llevar a cabo un ataque pitufo (sobrecargar una red).

    Hackeo de hardware

    En lugar de intentar descifrar la seguridad digital, un hacker puede manipular físicamente un dispositivo o servidor para introducirse en su infraestructura digital. Por ejemplo, si un ciberdelincuente hackea el teléfono de un trabajador, puede acceder a la red de la empresa.

    Los hackers también podrían buscar un puerto USB desatendido en el que conectarse sigilosamente y cargar malware. O pueden intentar entrar en un lugar físico, como una oficina, para acceder a servidores u ordenadores.

    Ingeniería social

    A menudo es más fácil engañar a un ser humano para que facilite información que descifrar un cortafuegos. Los hackers suelen engañar a la gente para que les proporcione sus contraseñas e información privada.

    El phishing es un tipo de ataque de ingeniería social que consiste en hacerse pasar por una persona u organización de confianza. En un ataque de spear phishing, un hacker puede falsificar un correo electrónico dirigido a un trabajador haciéndose pasar por su jefe. Puede inventar un problema y solicitar datos con urgencia, de modo que la víctima ceda información protegida sin pensárselo.

    Pero no solo están en peligro las organizaciones, la ingeniería social puede dar lugar a que hackeen su cuenta de Instagram o incluso su cuenta bancaria en línea.

    Protéjase de los hackers

    No todos los hackers son malos, pero los hay que quieren su dinero y sus datos. Todo el mundo es un objetivo potencial y, cuando un hacker consigue acceder a sus cuentas, puede causar estragos.

    Puede protegerse de los hackers permaneciendo alerta y utilizando una aplicación de seguridad digital para combatir las amenazas en línea. AVG AntiVirus FREE proporciona seis capas de protección avanzada contra malware, incluida la capacidad de bloquear archivos adjuntos de correo electrónico peligrosos y sitios web maliciosos. Además, recibirá una notificación inmediata si hackean sus contraseñas de correo electrónico, para que pueda actuar al instante y proteger sus datos. Instale AVG hoy mismo.

    Proteja su iPhone de los hackers con AVG Mobile Security

    Instalación gratuita

    Proteja su teléfono de los hackers y el malware con AVG AntiVirus

    Instalación gratuita
    Hackers
    Privacidad
    Ben Gorman
    14-07-2023