Blog AVG Signal Rendimiento Guías Cómo arreglar una pantalla negra o en blanco en Windows 10
How_to_fix_black_screen_problem_on_Windows_startup-Hero

¿Cuál es la causa de las pantallas negras de la muerte?

Nos cuesta escribir esta frase tan terrible, pero…. ¡podría ser cualquier cosa! Desde fallos de Windows a un controlador de dispositivos defectuoso o defectos reales del hardware, no siempre es fácil saber qué hay detrás de una pantalla negra de la muerte. A continuación exploraremos varias causas y le guiaremos para eliminar todos los posibles problemas y solucionar las causas.

Este artículo contiene:

    ¿Ve una pantalla negra antes de iniciar sesión? ¿O después de iniciar sesión? ¿Quizá solo ve el cursor del ratón sobre un fondo negro? Las posibles causas de una pantalla negra pueden ser:

    • Una actualización de Windows fallida (actualizaciones recientes y la nueva versión de Windows 10 han causado problemas).

    • Un problema en el controlador de la tarjeta gráfica.

    • Un defecto de hardware.

    • Cables sueltos en el ordenador o portátil.

    • Problemas de conexión entre el ordenador y el monitor.

    • Un controlador o una aplicación de inicio problemático que se ejecuta automáticamente.

    A continuación describimos los pasos necesarios para diagnosticar y solucionar los problemas que causan las pantallas negras. Tenga en cuenta que las soluciones pueden ser muy distintas en función de si la pantalla negra aparece antes o después de ver la pantalla de inicio.

    Si es antes, es probable que los problemas estén en un controlador de dispositivos o incluso en el hardware. Si es después, hay algún fallo en Windows o en una aplicación instalada.

    En primer lugar, veremos las soluciones para las pantallas negras que aparecen antes de iniciar sesión. Si lo desea, vaya directamente al apartado sobre soluciones para las pantallas negras que aparecen después de iniciar sesión.

    Pantalla negra durante el arranque

    Estas son soluciones para las pantallas negras que aparecen antes de iniciar sesión.

    Si ni siquiera aparece la pantalla de inicio de sesión de Windows y lo único que ve es una pantalla negra, la solución puede ser muy fácil o muy difícil en función del problema específico. Vayamos en orden.

    Optimice las aplicaciones de inicio

    Si ve pantallas negras solo de vez en cuando, pruebe a desactivar algunos elementos de inicio para optimizar el arranque. Una de las mejores herramientas para esta operación es AVG TuneUp, que puede desactivar las aplicaciones no esenciales y ponerlas en suspensión. El modo de suspensión integrado en AVG TuneUp conserva los recursos de la RAM y la CPU para que tenga más capacidad disponible.

    Compruebe los cables y las conexiones

    Si todo funciona normalmente hasta que de pronto no aparece una pantalla, es probable que haya algún problema con los cables o con el monitor. Puede comprobar todas las conexiones importantes del modo siguiente.

    1. Desconecte y vuelva a conectar los cables de vídeo

    Pruebe a desconectar y reconectar todos los cables de vídeo: HDMI, DVI, DisplayPort y VGA. Y sí, el viejo truco de soplar las conexiones también puede funcionar en algunos casos de acumulación de polvo o suciedad.

    Pruebe a desconectar y reconectar todos los cables de vídeo para ver si se soluciona el problema de la pantalla negra.

    2. Pruebe con otro cable

    Los cables se rompen. Especialmente si usa un portátil con un monitor externo. Enchufar y desenchufar conectores constantemente los desgasta. Para comprobar si el cable está afectado, pruebe con otro cable de vídeo (por ejemplo, el de la televisión) para asegurarse de que funciona. Si aparece una imagen, es hora de comprar un nuevo cable para el ordenador.

    3. Pruebe con otro monitor

    El monitor podría tener algún defecto o la fuente podría no ser la adecuada, lo cual también puede generar una pantalla negra. Intente conectar otra pantalla si es posible. También puede probar a cambiar del monitor a la televisión (o viceversa).

    El problema también podría ser una falta de concordancia entre el monitor y la resolución. Por ejemplo, un ordenador para videojuegos podría no funcionar bien con un proyector que no sea capaz de mostrar todas las resoluciones disponibles. En ese caso, si el ordenador o Windows muestra un error de arranque con un proyector, intente conectar un monitor habitual en lugar del proyector. Si el monitor habitual muestra una imagen, la causa del problema probablemente sea una resolución muy baja que el proyector no puede mostrar.

    Desconecte todos los accesorios innecesarios

    Quizá la causa del problema de arranque sea un disco duro, una antena Wi-Fi o las gafas de realidad virtual. Elimine todos estos factores desconectando todo lo que no sea estrictamente necesario para que funcione el ordenador. Deje únicamente conectados el monitor, el ratón y el teclado.

    En un ordenador de sobremesa grande, desconecte todos los componentes innecesarios, como las tarjetas de sonido, o cambie la tarjeta gráfica y mejore la RAM.

    Intente un restablecimiento BIOS/UEFI y consulte el orden de arranque

    El programa principal para ejecutar el ordenador es su BIOS (en los equipos más antiguos) o UEFI (en los más modernos). La BIOS/UEFI controla la configuración básica de hardware y se asegura de que el sistema operativo se inicie. Si ve una pantalla negra, intente restablecer los valores de fábrica. Se hace de esta forma: Durante el arranque, verá un mensaje que indica la tecla que hay que pulsar para entrar en la configuración. Generalmente, será la tecla F2 o Supr. Pulse esta tecla repetidamente después de pulsar el botón de encendido. 

    Puede intentar dos cosas:

    1. Restablecer los valores de fábrica

    Busque una entrada que sea Load defaults (Cargar valores predeterminados), Optimized defaults (Valores predeterminados optimizados) o algo parecido. La BIOS/UEFI toma varios aspectos, pero el mensaje general debería ser similar. Esta operación restablecerá todos los valores predeterminados en caso de algún problema.

    Cargar valores predeterminados de BIOS/UEFI

    2. Asegúrese de que el ordenador arranca desde el disco duro

    La BIOS/UEFI también controla el medio de arranque del ordenador. Puede ser un disco duro, un CD/DVD (por ejemplo, discos de recuperación), una unidad USB (para instalar Windows) o incluso un disquete. Asegúrese de que está establecida la opción del disco duro. Encontrará esta opción en Boot priority (Prioridad de arranque) o First Boot Device (Primer dispositivo de arranque).

    Establecer la prioridad de arranque al disco duro

    Iniciar una reparación de Windows

    Si el ordenador no arranca y lo único que ve es una pantalla negra, apáguelo y vuelva a encenderlo dos veces. Tras esta acción repetida, la reparación de inicio de Windows debería empezar automáticamente.

    Iniciar una reparación automática

    Haga clic en Reiniciar y espere a ver si se ha arreglado el problema de la pantalla negra. Si no es así, vaya a Opciones avanzadas. Seleccione la primera opción: Restauración del sistema.

    Opciones avanzadas de restauración del sistema

    Si esto tampoco funciona, tendrá que crear una unidad USB de arranque de Windows 10, conectarla y usar el consejo anterior para asegurarse de que el ordenador arranca desde la unidad USB.

    Una vez iniciada la restauración del sistema, seleccione un punto de restauración que tenga unos pocos días de antigüedad.

    Seleccionar un punto de restauración del sistema

    Pulse el botón Siguiente y espere a que Windows restaure todos los archivos necesarios y vuelva al estado en el que todo funcionaba con normalidad. En algunos casos, podría tener que reinstalar alguna aplicación o actualización que hubiera instalado después de crear el punto de restauración.

    Iniciar el sistema en modo seguro

    El modo seguro de Windows inicia el ordenador con la mínima cantidad posible de controladores y programas en ejecución, lo cual ayuda a evitar las pantallas negras. El modo seguro significa únicamente que Windows se carga sin más, lo cual elimina las interferencias de un programa o controlador

    Para iniciar el Modo seguro, siga los pasos anteriores para abrir la herramienta del entorno de reparación de Windows. Esta vez, haga clic en Configuración de inicio. Si no ve esta opción, haga clic en Ver más opciones de recuperación y luego en Configuración de inicio.

    Cambiar la configuración de inicio de Windows

    En esta pantalla, pulse el botón Reiniciar. Después de unos instantes, verá esta pantalla:

    Seleccionar el modo seguroPulse 5 para iniciar el equipo en Modo seguro (con funcionalidades de red). Una vez iniciado, tendrá este aspecto:

    Escritorio del modo seguro

    Ahora puede empezar a eliminar posibles causas. Intente al menos los dos métodos siguientes.

    1. Desinstale las aplicaciones que puedan interferir con el arranque: controladores gráficos, controladores de sonido, controladores de red, etc.Desinstalar controladores

    2. Intente desactivar todos los elementos de arranque mediante el Administrador de tareas. Haga clic con el botón secundario en la barra de tareas, seleccione Administrador de tareas y seleccione Inicio. Desactive todos los elementos que vea haciendo clic con el botón secundario en cada uno y seleccionando Deshabilitar.Desactivar elementos de inicio mediante el administrador de tareas

    A continuación, reinicie el sistema del modo habitual. Si aparece una pantalla y todo funciona bien, repita el paso anterior y active y reinstale cada elemento uno a uno. Active un elemento, reinicie el sistema y asegúrese de que todo funciona bien. A continuación, repita el proceso con el siguiente elemento de la lista. De ese modo, podrá identificar el elemento que impide que el sistema se inicie.

    Actualizar todos los controladores o revertirlos a una versión anterior en modo seguro

    Como se ha mencionado anteriormente, no es difícil que un controlador de dispositivos defectuoso impida que un sistema arranque. Para arreglarlo, desinstale todos los controladores de dispositivos que puedan ser un problema, como se menciona más arriba. Una buena manera es hacer clic con el botón secundario del ratón y seleccionar Administrador de dispositivos.

    Abrir el administrador de dispositivosVaya al controlador de dispositivos que pueda ser un problema (de nuevo, generalmente serán controladores como los adaptadores de pantalla, adaptadores de red o controladores de sonido, vídeo y videojuegos). Haga doble clic en una de las entradas, como NVIDIA GeForce GTX 1650, vaya a la pestaña Controlador y seleccione Revertir al controlador anterior.

    Revertir a la versión anterior de los controladores

    Si esto no ayuda, pruebe a actualizar los controladores para solucionar el problema. Consulte nuestra completa guía sobre cómo actualizar controladores de dispositivos

    Como alternativa, si desea actualizar sus controladores inmediatamente y tenerlos actualizados siempre de forma automática, pruebe AVG Driver Updater y realice un análisis gratuito. La interfaz de usuario de AVG Driver Updater es muy intuitiva y le permitirá identificar y actualizar los controladores obsoletos o defectuosos, solucionar problemas en los controladores y restaurar el equipo a un estado de rendimiento óptimo.

    Soluciones a las pantallas negras después de iniciar sesión

    Aparece la pantalla de inicio de sesión, escribe su contraseña y luego aparece una pantalla negra. ¿Le suena? Así es cómo se soluciona una pantalla negra de Windows después de iniciar sesión.

    Desactivar todas las aplicaciones automáticas

    Si ve una pantalla negra después de iniciar sesión, hay algo que está interfiriendo claramente con el sistema operativo Windows OS mientras se cargan el escritorio y los iconos. Es probable que sea una aplicación que se carga automáticamente. Para desactivarla, pulse las teclas CTRL+ALT+DEL simultáneamente y haga clic en Administrador de tareas

    Si ni siquiera puede llegar a esta pantalla, siga los consejos anteriores sobre cómo iniciar el modo seguro. Cuando esté en el administrador de tareas, vaya a Inicio y desactive todos los elementos de la lista. Reinicie el sistema y compruebe si se ha solucionado el problema.

    Desactivar elementos de inicio mediante el administrador de tareas

    Ejecutar Explorer.exe

    El programa Explorer.exe (Explorador de Windows) carga el escritorio y todos los iconos. Si este programa no se carga, únicamente verá un cursor blanco sobre un fondo negro. Esto significa que el Explorador de Windows no se está ejecutando automáticamente, como debería ser después de iniciar sesión. Le explicamos cómo solucionarlo: 

    1. En primer lugar, pulse las teclas CTRL+ALT+DEL y seleccione Administrador de tareas (o pulse CTRL+SHIFT+ESC para abrirlo directamente si el otro método no funciona). 

    2. En Administrador de tareas, haga clic en Archivo y seleccione Crear nueva tarea. Escriba explorer.exe y haga clic en Aceptar.Ejecute Explorer.exe para iniciar el escritorio.

    ¡Bien! El escritorio debería reaparecer.

    El escritorio ha vuelto

    A continuación, vayamos a la pregunta siguiente: ¿Por qué Windows Explorer no se carga como debería? Para solucionarlo, vamos a editar algunas entradas en el Registro de Windows, el corazón de Windows. Asegúrese de crear una copia de seguridad del ordenador o un punto de restauración del sistema antes de cambiar estos valores. También recomendamos usar una herramienta específica de limpieza del registro para limpiar y reparar las entradas dañadas en Windows.

    1. En primer lugar, pulse las teclas WINDOWS y R simultáneamente. En el cuadro Ejecutar escriba regedit. Pulse Entrar.Abrir regedit para modificar el registro

    2. A continuación, vaya a la carpeta siguiente (en el registro se llaman claves): HKEY_LOCAL_MACHINE > SOFTWARE > Microsoft > Windows NT > CurrentVersion > Winlogon.Editar el registro de Windows

    3. En la parte derecha de la pantalla, haga doble clic en Shell. Asegúrese de que el valor del campo «value data» sea explorer.exe. Si este campo está vacío o aparece otro valor, escriba explorer.exe.

    Si hay otro texto aquí, podría ser un virus, malware u otro programa potencialmente no deseado. Para averiguarlo, investigue un poco y busque el nombre en Google. Aunque la búsqueda no dé resultados, debería ejecutar un análisis antivirus lo antes posible. 

    Un buen programa antivirus, como AVG AntiVirus FREE, analizará todo el equipo en busca de código malicioso. A continuación, eliminará el malware y levantará defensas para detectar y bloquear amenazas futuras. Disfrute de una protección permanente, completamente gratis.

    Instalar un nuevo controlador gráfico

    ¿Ve una pantalla negra aleatoria al inicio o mientras trabaja? Este problema podría estar relacionado con el controlador gráfico. Asegúrese de actualizar todos los controladores AMD, Intel y NVIDIA para que la tarjeta gráfica funcione adecuadamente. Consulte instrucciones más detalladas sobre cómo actualizar los controladores gráficos.

    Cambiar de pantalla

    Si el ordenador está conectado a varios monitores o incluso a unas gafas de realidad virtual (que Windows reconoce como un monitor), podría pulsar el botón equivocado y cambiar inadvertidamente la salida de vídeo a una pantalla que no esté encendida. Cuando vea una pantalla negra, pulse las teclas WINDOWS y P simultáneamente. De este modo, Windows cambiará entre los modos de visualización.

    Cambiar entre modos de visualización

    Por ejemplo, pulsar WINDOWS + P una vez activará el modo Duplicado, que clona el contenido del escritorio en todas las pantallas. Eso debería ayudar. Pulsar WINDOWS + P de nuevo ampliará el escritorio. Pulsar esta combinación una tercera vez mostrará el contenido en otra pantalla. 

    Si ve una pantalla negra, pruebe este método, espere unos segundos y vuelva a pulsar esta combinación de teclas.

    Despídase de las pantallas negras con TuneUp

    Esperamos que esta guía le haya ayudado a resolver sus problemas de pantallas negras. No obstante, si todo lo demás falla, probablemente tendrá que reinstalar Windows por completo, ya que el problema podría ser más serio y no poder arreglarse de otro modo. En adelante, nuestro consejo es cuidar del sistema con tareas de mantenimiento semanales para evitar problemas como el de las pantallas negras. 

    Para asegurarse de que el sistema esté siempre limpio y optimizado y funcione lo más fluidamente posible, descargue AVG TuneUp para Windows. La función Mantenimiento automático de AVG TuneUp afina el sistema cada semana, su Modo de suspensión desactiva aplicaciones posiblemente conflictivas y el Desinstalador de software integrado elimina las aplicaciones que podrían impedir el arranque del sistema. Pruebe AVG TuneUp hoy mismo y despídase de los problemas de pantallas negras.

    Optimice su dispositivo Android con AVG Cleaner

    Instalación gratis

    Proteja su iPhone de amenazas con AVG Mobile Security

    Instalación gratis