El calentamiento excesivo del teléfono puede deberse a varias causas. Aquí le explicamos por qué el dispositivo se calienta tanto, ya sea iPhone o Android, cómo solucionar el problema y cómo evitar que vuelva a suceder.

¿Por qué el teléfono se calienta tanto?

Esta es una pregunta común que no tiene una respuesta única, pero nosotros vamos a ayudarle a llegar al final de esta cuestión tan candente (no he podido evitarlo). No hablamos aquí de que el teléfono se caliente de vez en cuando: eso es totalmente normal. Al fin y al cabo, se trata de un dispositivo electrónico, que funciona gracias al movimiento de la electricidad, lo cual crea calor; es pura física. Pero si, a menudo, la temperatura del teléfono sube tanto que tocarlo produce incomodidad, es posible que haya un problema más grave que, a la larga, podría acelerar el proceso de envejecimiento del teléfono.

¿De dónde viene el calor?

Cuando la temperatura del teléfono aumenta, lo más probable es que sea culpa de la batería, el procesador o la pantalla. Estos componentes generan calor: las sustancias químicas contenidas en la batería del teléfono crean electricidad, el procesador transmite información a velocidades elevadas (como un ordenador) y la pantalla emite luz. ¿Cómo podemos identificar el origen del problema? Aunque no es una ciencia exacta, se pueden hacer conjeturas sobre por qué el teléfono iPhone o Android se calienta dependiendo de la procedencia del calor.

Diagrama que muestra las piezas de un <i>smartphone</i> que se calientan

La parte trasera del teléfono

Si la parte trasera del teléfono se calienta, la raíz del problema puede ser el sobrecalentamiento de la batería. Casi todos los teléfonos móviles modernos tienen baterías de iones de litio que, a pesar de su tamaño, albergan una gran potencia. Por lo general, este tipo de baterías son seguras, pero a veces se producen fallos en el funcionamiento, como ocurrió en el caso de las explosiones de la batería del Samsung Galaxy Note 7. El calentamiento de la batería también puede ser señal de que hay que cambiarla.

La parte inferior del teléfono

Compruebe si la parte inferior del teléfono se calienta al cargar: si es así, el problema puede ser del cargador. Tanto con los iPhone como con los Android, el cargador más fiable es el del fabricante del teléfono. Sin embargo, en contra de la creencia popular, los cargadores de otros fabricantes también sirven, siempre y cuando sean de buena marca.

Encima de la batería, junto al altavoz o la pantalla

Si nota que el teléfono se calienta en otras zonas aparte de la batería o la parte inferior, en la parte donde se conecta el cargador, investigue otras posibles causas relacionadas con el propio teléfono o con factores externos.

Caliente y tibio: ¿cuál es la diferencia?

Antes de ponerle el termómetro al teléfono en el puerto de carga, debemos entender que una cosa es que el teléfono esté templado y otra, que esté caliente. En general, la temperatura interna de un teléfono puede alcanzar los 37-43 grados Celsius sin dejar de considerarse este un intervalo normal.

Si usa un teléfono Android, puede instalar la estupenda aplicación AIDA64, que ofrece muchísima información sobre el hardware y el software del teléfono, incluido un informe sobre la temperatura. Aunque Apple ha aumentado la información que se muestra en el menú «Salud de la batería» en la última actualización de iOS, la 12.3, no se incluye una indicación de la temperatura.  No obstante, como ya hemos señalado que es normal que el teléfono genere algo de calor, es mejor determinar el sobrecalentamiento en función de la frecuencia con que notamos que se calienta o de si alcanza una temperatura que sea incómoda al tacto. El teléfono no debería calentarse varias veces al día ni sin razón aparente.

Causas del sobrecalentamiento del teléfono

Hay varios motivos, totalmente normales (e inocuos), por los que el teléfono tenga que utilizar más potencia de lo normal, lo cual puede provocar que la temperatura suba un poco. Son los siguientes:

1. Jugar durante mucho tiempo

Si nunca ha llegado a pasar horas haciendo un maratón de Candy Crush o del juego de la serpiente, miente o nunca ha tenido que coger el transporte público. Tal vez la amplia variedad que existe de juegos para móviles sea una de las razones principales para comprar un smartphone. Sin embargo, las aplicaciones de juego de alta intensidad utilizan los núcleos centrales de procesamiento del teléfono y, además, la unidad de procesamiento gráfico, lo cual puede ocasionar que el teléfono se caliente.

2. Reproducir contenido

Como ocurre con los juegos, ver contenido en YouTube o Netflix durante horas en un Android o iPhone es otra forma infalible de sobrecargar el procesador del teléfono, ya que obliga a cargar los datos de vídeo y mantener la pantalla activa durante un periodo prolongado.

3. La configuración no es la adecuada

La configuración del teléfono también repercute en la cantidad de energía que se emplea. ¿Pone el brillo de pantalla a tope? ¿Tiene un fondo de pantalla con animación? ¿O un montón de widgets? Desactivar las configuraciones innecesarias (o bajarlas, en el caso del brillo de pantalla) aligera la carga que la CPU del teléfono debe soportar.

Puede haber otras causas que no están relacionadas con los procesos normales del teléfono, pero son relativamente fáciles de solucionar:

4. Factores medioambientales

Agárrese porque esto le va a sorprender, pero, si deja el teléfono al sol o en el coche en un día caluroso, se recalienta (¡qué cosas!). Esto también impide que la pantalla táctil funcione bien y hace que la batería se agote antes. Además de la exposición al sol y al calor, los daños producidos por el agua también pueden causar que el teléfono se caliente en exceso.

5. Actualizaciones de las aplicaciones

Si una aplicación tiene algún error o problema, el teléfono se puede sobrecalentar a consecuencia del uso excesivo del procesador. Es importante mantener al día las aplicaciones porque las actualizaciones incluyen correcciones de errores.

6. Actualizaciones de Software

En raras ocasiones, un teléfono se puede recalentar después de una actualización o por la existencia de un error en el sistema operativo que la actualización tuvo que corregir.

Cuando existe un problema mayor

Aunque existen muchas explicaciones plausibles de por qué el teléfono se calienta, es mejor no presuponer que el problema tiene fácil arreglo. Que un teléfono se caliente demasiado también puede ser indicio de que está infectado con malware. El malware suele consumir una gran cantidad de RAM y de potencia de la CPU, lo que hace que el teléfono se caliente mucho. Algunos tipos de malware son capaces hasta de dañar físicamente el teléfono.

Con el auge del bitcóin, la criptomoneda ha pasado a ocupar el primer lugar en la lista de intereses de los hackers. El año pasado, una variedad de malware troyano denominada Loapi infectó los teléfonos Android haciéndose pasar casi siempre por una aplicación antivirus falsa en Google Play store. Los hackers usaron el malware Loapi para conseguir la criptomoneda Monero por minería criptográfica. Esto llevaba al límite la potencia informática del procesador y ocasionaba el sobrecalentamiento del teléfono, con lo que la batería se abombaba visiblemente tan solo dos días después del momento de la infección.

La minería de los bitcoines

También se ha incrementado el número de aplicaciones falsas para Android que infectan los dispositivos con CoinHive, otro tipo de malware de minería criptográfica para la criptodivisa Monero. El script de minería, oculto en el interior de archivos HTML en la carpeta de recursos de las aplicaciones, se activa en cuanto se abre la aplicación y se sigue ejecutando en segundo plano sin que el usuario se dé cuenta de nada. Como muchas de estas aplicaciones maliciosas se han encontrado en Google Play Store, prestar atención al calentamiento excesivo del teléfono es una buena forma de identificar una infección por malware de minería.

Usar un buen antivirus para móviles, como AVG AntiVirus para Android, es el mejor método para impedir que el malware afecte a su teléfono Android y, aunque esto sucede mucho menos en los iPhone, también puede pasar. Si sospecha que el teléfono se calienta excesivamente por una infección de malware, consulte cómo eliminar un virus de un Android o un iPhone.

Cómo enfriar el teléfono

Si busca una solución rápida, primero quite la funda del teléfono. Aunque la funda en sí no es lo que hace que el teléfono se recaliente, es posible que atrape el calor. Quitarla puede contribuir a que la temperatura del teléfono baje más rápido. Lo siguiente es activar el modo avión para desactivar de una vez funciones que consumen mucha batería, como la radio inalámbrica, el Bluetooth y el Wi-Fi o la búsqueda de señal móvil. Esta opción no es la más práctica, pero puede ser una manera rápida de enfriar el teléfono cuando está muy caliente.

Jamás meta el teléfono en el frigorífico o en el congelador. Aunque pueda parecer una respuesta lógica para contrarrestar los efectos de haber dejado el teléfono en un entorno caluroso, exponer el teléfono a temperaturas extremas o a la humedad puede provocar daños irreparables. Mejor que esto (aunque de una eficacia limitada, eso sí) es soplar o ponerlo delante del ventilador. Tanto los iPhone como los Android están diseñados para funcionar entre los 0 y los 35 grados Celsius, pero la exposición a temperaturas que estén fuera de ese intervalo puede incidir negativamente en el rendimiento o el hardware del teléfono. Si un teléfono se recalienta por la luz solar o el calor directos, se puede colocar en un sitio con sombra.

Además de los consejos ya señalados, a continuación, sugerimos otras medidas que se pueden adoptar para conseguir que el teléfono se enfríe:

Un teléfono con un termómetro en la pantalla

  • Usar menos potencia: el modo de bajo consumo del iPhone y el modo de ahorro de batería de Android reducen la cantidad de recursos que utiliza el teléfono, y también ayudan a alargar la duración de la batería.
  • Instalar software de limpieza de contenido no deseado: otra forma útil de reducir el consumo de batería y de potencia del procesador. Con las aplicaciones de limpieza, como AVG Cleaner, es fácil borrar archivos que ya no sirven, identificar aplicaciones que merman el rendimiento y eliminar aplicaciones preinstaladas inútiles con el fin de mejorar el funcionamiento del teléfono y aumentar la autonomía de la batería.
  • Atenuar el brillo de la pantalla: mantener el brillo de la pantalla a un nivel razonable (no a tope) alivia un poco el esfuerzo de la batería (y los ojos).
  • Desactivar el Wi-Fi, el GPS y el Bluetooth: desactivar funciones como estas, que consumen mucha batería, le da un descanso al teléfono y permite que se enfríe.
  • Reiniciar el teléfono: reiniciar el teléfono de vez en cuando puede evitar el sobrecalentamiento debido a pequeños problemas de software.

Cómo impedir que el teléfono se recaliente

Es mejor prevenir que curar, incluso cuando el problema es el sobrecalentamiento de los teléfonos. Adoptar unos hábitos básicos de cuidado del teléfono puede ser de gran ayuda a la hora de prolongar su duración o evitar tener que sustituirlo por otro nuevo.

Cargue el teléfono correctamente

Ya hemos comentado que hay que usar un buen cargador, pero también es importante dónde se pone el teléfono mientras está cargando. Colóquelo sobre una superficie dura que no permita la conducción del calor, es decir, ni en el sofá ni en la cama, ya que retienen el calor producido durante la carga. Y, ya que estamos, merece la pena desterrar el bulo de que dejar el teléfono cargando toda la noche es malo para la batería. Lo cierto es que los smartphones cuentan con chips de protección que hacen que la batería deje de cargar al llegar al 100 %. Aunque se vuelve a cargar al bajar al 99 %, la batería no se daña siempre que esté en un lugar adecuado para la carga.

Actualice las aplicaciones

Si observa que el teléfono ha empezado a calentarse sin razón aparente, fíjese en las últimas aplicaciones que ha instalado. Es posible que una o varias tengan algún error que provoque el sobrecalentamiento del teléfono. Con actualizar las aplicaciones se suele resolver este problema; de no ser así, desinstale la aplicación para averiguar si es la culpable del sobrecalentamiento.

Evite la luz solar directa

Este consejo parece muy evidente, pero es algo que podemos olvidar con mucha facilidad cuando estamos disfrutando del sol. Tape el teléfono con una manta o algo parecido para impedir que se sobrecaliente; quizás usted quiera broncearse, pero el teléfono desde luego que no lo necesita.

Use un antivirus (Android)

Queremos subrayar la importancia de usar un software antivirus en los teléfonos Android. Dejando a un lado el tema del sobrecalentamiento, tener malware en el teléfono le va a provocar, como mínimo, un gran quebradero de cabeza. En el peor de los casos, podría llevar a la filtración de información confidencial, robarle los datos bancarios, tomar como rehenes sus archivos personales, averiguar en qué ubicación física se encuentra, agotar la batería... la lista continúa, pero la conclusión es que no debemos hacer tonterías con el smartphone. No deje de usar un antivirus.

Descargar AVG AntiVirus para Android

 

AVG AntiVirus para Android Descarga GRATUITA