Blog AVG Signal Rendimiento Hardware SSD o HDD: ¿cuál es la opción idónea para usted?
SSD_vs_HDD-which_should_you_buy-Hero

¿Qué diferencia hay entre una SSD y una HDD?

Las unidades SSD son dispositivos de almacenamiento de datos más rápidos y más modernos. Al igual que las unidades HDD, pueden almacenar terabytes de datos, pero, a diferencia de las HDD, puede accederse a cada dato de una SSD al instante. Eso significa que con una SSD puede cargar archivos grandes en segundos en vez de en minutos.

Este artículo contiene:

    Las SSD son una mejora enorme en comparación con las HDD. ¿Pero cómo funcionan? ¿Cuál es la diferencia entre una SSD y una HDD que permite velocidades tan elevadas?

    Las unidades de disco duro contienen una superficie muy amplia donde escribir o leer. Cuando se leen o escriben datos en un disco duro, un sensor físico debe desplazarse hasta el lugar correcto de la unidad, como en un tocadiscos.

    Por el contrario, las unidades de estado sólido (SSD) están compuestas por billones de «casas», cada una con un único bit de datos. Todas estas casas se conectan directamente a un chip que puede leer las cargas eléctricas respectivas, que es como se comunican los datos. Así es como funciona la memoria flash, lo cual se traduce en una computación increíblemente rápida. Tan rápida, de hecho, que quizá no quiera volver a usar otro tipo de almacenamiento.

    ¿Qué es mejor? ¿SSD o HDD?

    Las unidades de estado sólido tienen una velocidad superior a las unidades de disco duro e igualan en el resto de las categorías, salvo el precio. Desde este punto de vista, las SSD son mejores que las HDD. No obstante, aunque las SSD están bajando de precio, siguen siendo más caras que las HDD tradicionales. Quizá no desee invertir tanto en una SSD si una HDD también puede satisfacer sus necesidades.

    Las unidades de estado sólido tienen una velocidad superior a las unidades de disco duro e igualan en el resto de las categorías, salvo el precio.

    Cargar grandes cantidades de datos es tan solo una pequeña parte de lo que puede hacer en un ordenador, dependiendo de sus hábitos o de su trabajo. Si las SSD cuestan aproximadamente el doble por gigabyte y únicamente proporcionan una diferencia significativa en determinadas situaciones (que quizá nunca llegue a necesitar), ¿de verdad necesita una? Si no maneja habitualmente archivos grandes, las SSD podrían ser un lujo innecesario. 

    Comprensiblemente, si edita fotos o vídeos, probablemente pueda aprovechar las ventajas de rendimiento de las SSD. Pero la mayoría de nosotros no somos editores multimedia. Con esta salvedad sobre la mesa, veamos qué clase de experiencia proporcionan las SSD.

    Velocidad: SSD frente a HDD

    Una unidad de estado sólido lee hasta 10 veces más rápido y escribe hasta 20 más rápido que una unidad de disco duro. Estas cifras no son inusuales, sino las velocidades de las unidades de gama media de cada clase. Además, se espera que las diferencias de velocidad aumenten a medida que las placas base evolucionen desde conectores PCIe 3.0 a 4.0.

    Las SSD tienen una diferencia de velocidad tan grande con las HDD que ha habido que inventar una nueva interfaz (la conexión entre la unidad y la placa base del ordenador) para aprovechar todas sus capacidades. Anteriormente usaban la interfaz SATA, una heredera de los días en los que las unidades de disco duro dominaban el mercado. Esto ha permitido que se pueda sustituir fácilmente una HDD por una SSD, un paso necesario en la transición hacia unidades de estado sólido.

    Las SSD pueden leer datos 10 más rápido y escribir 20 veces más rápido que las HDD.Las SSD son mucho más rápidas que las HDD.

    Actualmente, las unidades de estado sólido pueden funcionar del modo con el que se diseñaron gracias a NVMe, una nueva interfaz de SSD desarrollada colectivamente por Intel, Sandisk y otros fabricantes importantes. Mientras que las unidades SATA más antiguas permiten transferir información únicamente por un canal, NVMe usa varios canales que pueden leer y escribir en varios canales al mismo tiempo.

    Esto permite a las unidades NVMe leer y escribir datos mucho más rápido que las unidades SATA.

    • En una HDD habitual, copiar un archivo grande, como una película o un proyecto de diseño gráfico, sucede a una velocidad relativamente modesta de 15 a 30 MB/s. Una SSD SATA puede copiar el mismo archivo a 500 MB/s, mientras que una nueva SSD NVMe alcanzará velocidades de 3500 MB/s, es decir, 3,5 GB por segundo. Si está realizando una copia de seguridad de sus datos de una unidad a otra, la operación será mucho más rápida con una SSD.

    • Las unidades SSD también realizan operaciones de lectura y escritura más pequeñas a velocidades mucho más altas, de modo que su ordenador parecerá responder mucho mejor. En la mayoría de las tareas informáticas, como abrir un programa o navegar en Internet, se requiere que el sistema operativo acceda a conjuntos de datos más pequeños en grupos de 4 KB. Las HDD pueden acceder a estos datos a velocidades de 0,1 a 1,7 MB/s, mientras que las SSD alcanzan velocidades de 50 a 250 MB/s para estas operaciones de lectura y escritura de 4K.

    En pocas palabras, las SSD (que ya eran mucho más rápidas que las HDD incluso con un protocolo de transferencia obsoleto) pulverizan las velocidades de las HDD. 

    Aun así, independientemente de que tenga una HDD o una SSD, no obtendrá una experiencia informática óptima ni las máximas velocidades si su unidad está llena de basura. Con AVG TuneUp, obtendrá un mantenimiento automático periódico para impedir que los archivos no deseados, como los archivos basura y otro bloatware, saturen su equipo y ralenticen el rendimiento.

    Rendimiento y capacidad: SSD frente a HDD

    Las SDD (las unidades más rápidas y modernas que estamos analizando) generalmente tienen menos espacio de almacenamiento que las HDD, pero sus ventajas de rendimiento las convierten en la mejor opción dependiendo de lo que necesite. Gracias a sus velocidades ultraelevadas de lectura de 4K, las SSD iniciarán su sistema operativo en segundos. 

    También notará mejoras de rendimiento cuando abra programas y archivos más pequeños: olvídese de hacer clic en un icono y esperar una eternidad a que se cargue. Además, si alguna vez necesita reformatear el disco duro, quizá porque va a vender su equipo, hacerlo es rápido y sencillo con una SSD.

    ¿Debería comprar una SSD de 256 GB o un HDD de 1 TB? A menos que necesite más capacidad de almacenamiento, las ventajas de una SSD generalmente compensan la capacidad de almacenamiento inferior en comparación con las HDD de precios similares. 

    Conseguir que el ordenador arranque casi al instante es suficiente para convencer a cualquiera, especialmente en un mundo en el que el almacenamiento externo es cada vez más barato.

    Fiabilidad: SSD frente a HDD

    ¿Las unidades SSD son más fiables que las HDD? En realidad, actualmente la tecnología SSD es prácticamente igual de fiable que una HDD típica. Una consecuencia de la popularidad del streaming es que la mayoría de nosotros ya no almacenamos grandes cantidades de datos de música o cine en nuestras unidades. Esta situación es favorable para las SSD. 

    Las SSD están diseñadas para manejar operaciones diarias de lecturas y escrituras frecuentes, en lugar de llenarse de archivos que podrían no usarse en años. En otras palabras, la fiabilidad es el activo más útil de las SSD.

    Las SSD han evolucionado mucho. Las nuevas técnicas de optimización, como TRIM y la nivelación del desgaste, priorizan el rendimiento y evita el desgaste de las celdas de almacenamiento individuales. Si se ha acostumbrado a las HDD, no notará ningún problema de fiabilidad al pasarse a las SSD. Solo notará las ventajas. 

    No obstante, el mantenimiento del ordenador sigue siendo necesario para acelerar y limpiar el equipo y mantener la SSD en buen estado. Eso es algo que no ha cambiado desde la época de las HDD, el comando CHKDSK y la desfragmentación del disco

    Con un mantenimiento adecuado, la SSD durará mucho tiempo. Y la mejor manera de asegurarse de que la SSD está en buen estado es usar una herramienta de optimización del rendimiento todo en uno como AVG TuneUp.

    Vida útil: SSD frente a HDD

    Con un uso normal, las unidades de estado sólido duran unos diez años, una vida útil a la altura de las unidades de disco duro habituales. Esto no siempre ha sido así, porque las celdas en una unidad de estado sólido pueden realizar operaciones de lectura y escritura solo un número finito de veces. Por el contrario, las HDD tienen, en teoría, una capacidad infinita de lectura y escritura, siempre que los componentes mecánicos de su interior funcionen adecuadamente.

    Las nuevas tecnologías, como la nivelación del desgaste, han mejorado la vida útil de las SSD hasta su nivel actual. Si bien la memoria SSD sigue estando limitada por un número finito de operaciones, los dispositivos han mejorado tanto que todos los componentes del ordenador deberán reemplazarse antes de alcanzar ese límite. Además, es fundamental tener en cuenta que las SSD no tienen piezas móviles, de modo que no tendrá que preocuparse por fallos mecánicos.

    De hecho, las SSD ahora se sustituyen un 25 % menos que las HDD, lo cual significa que la vida útil del equipo no hace más que mejorar (siempre que mantenga sus unidades actualizadas y realice otras tareas de mantenimiento necesarias, por supuesto). Esa es una buena razón para cambiarse a una SSD.

    Las SSD son mucho más pequeñas que las HDD y no tienen piezas móvilesLas SSD, como la unidad M.2, son mucho más pequeñas que las HDD y no tienen piezas móviles.

    Precio: SSD frente a HDD

    Las SSD son más caras que las HDD (casi el doble de caras por gigabyte) y esto no parece que vaya a cambiar pronto, aunque los precios de las SSD hayan bajado en los últimos años. Las materias primas de las SSD son más costosas para el fabricante y la fabricación del dispositivo es mucho más compleja. 

    Las HDD contienen una placa uniforme de metal, mientras que el espacio de almacenamiento está limitado únicamente por el tamaño de la superficie y la longitud de escritura. Antes decíamos que las SSD contienen billones de «casas». Alguien tiene que construir estas casas. Ya no es cuestión de recubrir una pieza metálica con cinta magnética y listo. 

    Si piensa en que estos transistores se están encogiendo a tamaños cada vez más microscópicos, es bastante increíble que las SSD sean únicamente el doble de caras por gigabyte que las HDD. 

    Otro factor que influye en la inflación de los precios es la demanda: mucha gente no necesita SSD. Cuando la demanda es baja, los fabricantes no tienen prisas con el suministro ni necesitan ajustar los precios para ser más competitivos. Por tanto, el precio por GB de las SSD en comparación con las HDD es más o menos estable.

    Tenga en cuenta que las SSD baratas a menudo tienen una fabricación deficiente. No se fíe de fabricantes que no reconozca o que no sean fiables para no acabar con una SSD de mala calidad.

    ¿Y en los portátiles?

    La tecnología de estado sólido ha conseguido que los portátiles sean más ligeros y más portátiles. De hecho, la diferencia es tan significativa que cualquier nuevo portátil que compre debería tener una SSD.

    Las SSD son el estándar en portátiles por estos motivos:

    • No tienen piezas móviles, de modo que aguantan mejor los rigores del uso.

    • Son dispositivos más silenciosos que las HDD.

    • Pesan menos que las HDD.

    • Consumen energía de un modo más eficiente que las HDD, así que la batería dura más.

    • Arrancan sistemas operativos y cargan aplicaciones con mayor rapidez.

    Todas estas son ventajas significativas para cualquier persona que use un portátil. Aunque obtiene menos espacio de almacenamiento por el mismo precio, hay diversas ventajas que generalmente marcan la diferencia. También podría gastar un poco más en una SSD de más capacidad, dependiendo de las opciones ofrecidas por el fabricante del portátil.

    ¿Cuál debería comprar?

    ¿Es mejor una SSD o una HDD? Eso lo tiene que decidir usted. 

    La pregunta básica es: ¿trabaja habitualmente con archivos grandes? Las SSD son una ayuda especialmente útil para estos tipos de personas:

    • Productores de vídeo y editores multimedia

    • Diseñadores gráficos

    • Fotógrafos

    • Cualquiera que use Photoshop o programas similares

    Para otras personas, las ventajas de rendimiento de las SSD podrían no ser suficientes para compensar el coste más elevado.

    icon_01¿Para las empresas son mejores las SSD o las HDD?

    Tanto las empresas grandes como las pequeñas deberían pensar en usar SSD por diversas razones. Los inicios veloces y las transferencias ultrarrápidas de archivos de las SSD proporcionan ventajas de productividad significativas, mientras que el menor consumo de energía reduce los costes y alarga la duración de la batería. 

    Las empresas con un uso intenso de servidores o cargas de trabajo elevadas de lectura y escritura deberían valorar las SSD empresariales. Son SSD más caras, diseñadas para soportar las pérdidas de alimentación y experimentar menos fallos. 

    Las SSD empresariales también están compuestas por las robustas celdas de un nivel (SLC), que pueden manejar muchas más operaciones de lectura y escritura que las celdas de tres niveles (TLC) de la mayoría de las SSD. No obstante, no tendrá que preocuparse sobre estas especificaciones a menos que prevea un uso elevado no habitual en un ordenador personal.

    icon_02¿Para los gamers son mejores las SSD o las HDD?

    Con el lanzamiento de la PlayStation 5, las SSD se han convertido oficialmente en el nuevo estándar para videojuegos. Una comparación de los tiempos de carga en la PS4 y la PS5 (una con HDD y la otra con SSD) muestra claramente la mejora de las SSD. Es cuestión de tiempo que un videojuego de gran presupuesto requiera específicamente una SSD.

    Aun así, si su presupuesto es limitado, tener una HDD es más que suficiente, especialmente con las restricciones de almacenamiento de las SSD. E incluso con una HDD hay muchas cosas que puede hacer para mejorar el rendimiento de los videojuegos en el ordenador.

    Elija la unidad que elija, cuídela con AVG TuneUp

    Independientemente del tipo de unidad que use, es fundamental que el ordenador funcione del modo más rápido y limpio posible. Lo último que desea es que la unidad se sature con toneladas de datos inútiles.

    AVG TuneUp puede encargarse de todo. Optimizará su equipo automáticamente para limpiar las aplicaciones y los programas que lastran el rendimiento y asegurarse de que el ordenador siga siendo rápido y esté libre de basura. Tanto con una HDD como con una SSD logrará un rendimiento máximo del dispositivo de almacenamiento gracias a AVG TuneUp. Empiece la prueba gratuita hoy mismo.

    Optimice su dispositivo Android con AVG Cleaner

    Instalación gratis

    Proteja su iPhone de amenazas con AVG Mobile Security

    Instalación gratis