Da igual lo veloz que sea tu PC; hay una cosa que lo ralentiza y que entorpece la instalación de programas y un almacenamiento sencillo de fotos, canciones y documentos: los residuos. Esto incluye todos esos gigabytes de datos innecesarios, archivos temporales, copias de seguridad antiguas, puntos de restauración del sistema de hace años y otros agujeros negros enormes de datos.

Un desorden excesivo puede limitar el rendimiento del PC, principalmente de dos formas.

¿A cuánto puede disminuir tu espacio en disco? 
  1. Provoca unas ralentizaciones terribles. Probablemente, la primera causa de que un equipo vaya lento (y es un factor que hasta los expertos informáticos suelen pasar por alto) es el mensaje «Poco espacio de disco». Tener poco espacio en el disco puede ocasionar que todos los programas vayan a paso de tortuga, que aumenten los tiempos de carga y que aparezcan docenas de mensajes de error. ¿Por qué? Windows y casi todos los programas de terceros necesitan espacio en disco para «respirar». Por ejemplo, Windows crea el denominado «archivo de paginación» en el disco duro para ampliar la memoria física (RAM) del PC. Photoshop, Gimp y otros editores fotográficos reservan espacio para guardar temporalmente fotos gigantes mientras se trabaja con ellas. Un espacio en disco reducido impide la ampliación de este espacio cuando se precisa, lo cual reduce enormemente el rendimiento del PC.
  2. Amplifica los errores y los bloqueos. Estos van de la mano del primer motivo. Si los programas y Windows se quedan sin espacio para crear sus archivos, a menudo no pueden funcionar. Esto puede provocar todo tipo de problemas, desde simples bloqueos hasta pantallas azules, como la de abajo: en ese caso, lo que hicimos fue dejar que un portátil con Windows 10 llegara a los 00 MB y luego lo usamos un tiempo.
Windows está un poco triste 

Limpia el desorden del PC

Nuestra experiencia sugiere una estrategia de tres pasos para borrar los archivos temporales.

Paso 1: implementar limpiadores o liberadores de espacio en disco

Windows XP, Vista, 7, 8 y 10 incluyen un buen limpiador básico, que se puede convertir en toda una aspiradora para PC cuando se conocen algunos de sus secretos.

La herramienta habitual Liberador de espacio en disco es capaz de detectar y eliminar lo siguiente:

  • Archivos temporales de configuración y programas
  • Archivos Chkdsk antiguos
  • Registros de configuración
  • Archivos residuales de actualización de Windows Update y Windows
  • Restos de Windows Defender
  • Archivos temporales de Internet y páginas web sin conexión
  • Archivos de volcado de memoria de errores del sistema
  • Archivos de informes de error de Windows
  • Miniaturas e historial de archivos de usuario

Para abrir el liberador de espacio en disco en cualquier versión de Windows (incluidos Windows XP, Vista, 7, 8 y 10), haz clic con el botón derecho en el escritorio y selecciona Nuevo > Acceso directo. Escribe este texto:

%SystemRoot%\System32\Cmd.exe /c Cleanmgr /sageset:65535 &Cleanmgr /sagerun:6553

transform: scale(1) translate(0px, 0px); 

Ponle al acceso directo el nombre que quieras, por ejemplo, «Herramienta de limpieza del PC». ¿Ya? Ahora haz clic con el botón derecho en el acceso directo que acabas de crear y selecciona Ejecutar como administrador.

Casi listo para empezar a frotar 

Selecciona todos los archivos que desees borrar y haz clic en el botón Aceptar. Si no sabes lo que significa alguna de estas opciones, resáltala y lee la descripción. 

Liberador de espacio en disco de Windows solo me permite recuperar unos pocos centenares de MB. Algunas herramientas de limpieza comerciales pueden ir mucho más allá y sirven no solo para Windows, sino también para programas de terceros o incluso juegos (si te gusta jugar). Sería como pasar la aspiradora por el suelo antes de encerarlo y limpiarlo a fondo, y esto es lo que las herramientas profesionales de limpieza se encargan de hacer, como (ejem, un poco de propaganda) la nuestra: AVG TuneUp.

Pruebe AVG TuneUp de forma GRATUITA

 

Estas herramientas comerciales borran elementos residuales como:

  • Informes de bloqueo: cada vez que el equipo se bloquea, Windows genera volcados de memoria que contienen información de análisis importante.
  • Archivos en caché: son archivos temporales que Windows y otros programas dejan en el disco. Por ejemplo, la caché de fuentes que los programas de Windows® Presentation Foundation (WPF) utilizan y la caché de mapas de bits de la aplicación de escritorio remoto.
  • Miniaturas: archivos temporales de miniaturas que crea y muestra el Explorador de Windows®.
  • Listas de archivos usados recientemente: muchos programas, Windows incluido, crean listas de los últimos archivos abiertos. Aunque resulta cómodo, también es un riesgo para la privacidad. (Limpieza del disco de AVG es un instrumento fantástico que elimina estas listas para siempre).
  • Juegos: los archivos residuales de plataformas de juego como Steam y Origin también pueden ocupar mucho espacio.

Paso 2: limpiar el navegador

Los navegadores tienden a recopilar muchos archivos residuales cuando estás mirando Facebook o leyendo tu página favorita de noticias. Estos archivos incluyen:

  • Archivos en caché: datos guardados temporalmente de los últimos sitios web visitados.
  • Cookies: aplicaciones muy pequeñas que identifican el PC en sitios web, como redes sociales y portales de compra. Aunque las cookies resultan útiles para rastrear a los usuarios, son, sin lugar a dudas, un problema para la privacidad. (Normalmente, al borrarlas hay que volver a iniciar la sesión en las páginas habituales cuando se visitan o sacrificar algunas preferencias).
  • Direcciones URL que se recuerdan: lista de las URL que has escrito en la barra de direcciones del navegador.
  • Contraseñas guardadas: las contraseñas guardadas en el navegador.

Si no cuentas con una herramienta que limpie periódicamente Chrome, Internet Explorer, Firefox y otros navegadores, la colección de archivos temporales acumulados con el tiempo puede alcanzar un volumen considerable, obstruir el disco duro y hacer que el navegador se quede bloqueado. Además, llevar un historial de todas las páginas que has visitado puede que no sea lo más deseable cuando compartes el PC o el portátil con amigos o familiares.

Todo navegador incorpora su propia herramienta de limpieza. Aquí te vamos a dar las instrucciones para el navegador más común, Internet Explorer, pero el concepto es el mismo en todos ellos.

Primero, haz clic en el icono del pequeño engranaje situado arriba a la derecha:

¿Qué hay para comer?

Luego haz clic en Opciones de Internet. Haz clic en Eliminar en la ventana siguiente y marca todos los elementos que quieras eliminar:

Lista para marcar elementos 

Google Chrome y Firefox funcionan igual, pero, si habitualmente empleas varios navegadores, tendrías que repetir este paso en cada uno de ellos de forma periódica, lo cual es muy trabajoso. Es mejor instalar una herramienta de limpieza automática del navegador, como la que viene integrada en AVG TuneUp (ya, ya, más propaganda descarada, pero en serio que funciona: compruébalo tú mismo con nuestra prueba gratuita).

Paso 3: buscar archivos gigantes

Es fácil olvidarse de los archivos gigantes que una vez colocamos en el disco duro con la idea de borrarlos después.
Te aconsejo que busques con frecuencia este tipo de archivos y que te deshagas de los que ya no necesites. Yo lo hago una vez al mes y hasta ahora he conseguido borrar varios GB de residuos. A continuación, detallo cómo buscar archivos grandes:

En Windows 8 o 10, abre el Explorador de Windows y haz clic en la pestaña Buscar. A continuación, haz clic en Tamaño y selecciona Gigantesco.

Archivos grandes 

En Windows 7, también puedes abrir el Explorador de Windows, hacer clic en el campo de búsqueda, escribir size:gigantic; y pulsar Intro.

Me encantan estos resultados 

Se mostrará una lista de los archivos más grandes que tienes en el disco para que los puedas borrar fácilmente.

Repite estos tres pasos con frecuencia para liberar mucho espacio y mantener el rendimiento del PC.

La forma fácil (sí, consiste en usar nuestro producto)

Si jugar con los engranajes y las opciones del PC no es lo tuyo, puedes conseguir una herramienta de optimización que haga por ti todas las tareas descritas. AVG PC TuneUp es un buen ejemplo: hará el trabajo duro y así tú tendrás tiempo para otras cosas.

Pruebe AVG TuneUp de forma GRATUITA

 

AVG TuneUp Descarga GRATUITA