¿Suele perder la conexión a la red Wi-Fi en casa? ¿Las velocidades de red son tan bajas que tarda siglos en copiar una imagen o un archivo de música al PC? Y ni hablemos de las transmisiones de vídeo... Pues aquí le traemos los consejos más importantes para mejorar el rendimiento (WLAN) inalámbrico en su red doméstica.

Tenemos un vídeo en el que analizamos los conceptos básicos y ofrecemos consejos avanzados más adelante. Vamos a ello.

 

Averigüe cuál es el mejor sitio para el router

¿Se ha preguntado por qué la señal inalámbrica es buena en unas estancias y débil en otras? No solo tiene que ver con la distancia entre el router inalámbrico y los PC o portátiles. Los objetos (paredes, puertas, mobiliario y aparatos y tomas eléctricos) también pueden interferir con la intensidad de la señal.

En muchos casos, podrá aumentar la potencia de la señal Wi-Fi de manera significativa cambiando de sitio el router o los PC conectados. Por desgracia, este método de ensayo y error puede llevar mucho tiempo. Para saber cuál es la ubicación ideal, la mejor estrategia es crear un mapa de la cobertura de red de su casa. Heatmapper, un programa gratuito de Windows, se encarga de esta tarea.

Heatmapper analizando zonas Wi-Fi
Haga clic aquí
para descargar Heatmapper. (Es gratis, pero hay que registrarse).

Después de la instalación, el programa solicita un plano de la casa. No se preocupe si no lo tiene, lo puede crear. Solo tiene que caminar por su piso o vivienda con un portátil en la mano y el programa Heatmapper abierto. Cuando vaya caminando (¡lentamente!) por todas las zonas de la casa, haga clic con el botón izquierdo todas las veces que pueda.

Cuando termine, haga clic con el botón derecho en la aplicación y tendrá listo el mapa de señal Wi-Fi. En general, los routers funcionan mejor cuando tienen espacio para «respirar». No lo coloque directamente en el suelo ni junto a muros gruesos. La mejor ubicación es el centro de la casa (probablemente el pasillo), donde no haya ningún objeto (o casi ninguno) que bloquee la señal.

Use los controladores y el firmware más recientes

No es muy frecuente encontrar firmware o controlares de router para adaptadores de red que funcionen perfectamente a la primera. La mayoría del firmware y los controladores «V1» para equipos de red que he usado eran malos y tenían todo tipo de problemas: conexión lenta, desconexión, funciones que brillaban por su ausencia y otras peculiaridades. Por eso, lo primero que hago siempre que compro un dispositivo de red nuevo es buscar actualizaciones de controladores. En cualquier caso, tiene que averiguar qué adaptador de Wi-Fi tiene. Para ello, consulte la hoja de especificaciones técnicas de su equipo si aún la conserva o el Administrador de dispositivos de Windows.

 Administrador de dispositivos

Por ejemplo, el adaptador inalámbrico de mi equipo para juegos es un adaptador Intel Dual Band Wireless-AC 7260. Buscando en Internet, no tardo en descubrir que Intel tiene unos controladores actualizados de hace unas pocas semanas que solucionan un montón de problemas:

Actualización de controlador de wi-fi

A continuación, toca actualizar el firmware del router: Por suerte, el proceso de actualización del firmware se ha simplificado un poco en los últimos años. Solo tiene que abrir la página de configuración de firmware en el navegador (mire la imagen de abajo) y buscar la página «Actualización de firmware».

Actualización del firmware del router

Aunque puede ser que siga necesitando esos controladores. A continuación, indicamos los vínculos a los controladores de varios fabricantes habituales de routers:

La forma más sencilla de asegurarse de que sus controladores están en buena forma es utilizar un programa automático. AVG Driver Updater analiza, con regularidad, su equipo para ver si hay problemas con los controladores y encontrará e instalará, de forma automática, los más adecuados.


Análisis gratuito de AVG Driver Updater

 

Actualice el hardware de su Wi-Fi

Si usa el estándar inalámbrico 802.11g (o incluso b/a), las tareas relacionadas con el ancho de banda, como la transmisión de vídeo, la apertura de aplicaciones remotas o las operaciones de copia de archivos, se ejecutarán con una tremenda lentitud. Los tres estándares de red proporcionan un ancho de banda máximo relativamente bajo:

Velocidades teóricas

802.11 (1997) 2 Mbps
802.11a (1999) 54 Mbps (corto alcance, coste elevado; de uso habitual en empresas)
802.11b (1999) 11 Mbps (más lento, pero con un rango más amplio que el «a»)
802.11.g (2002) 54 Mbps (alcance de señal largo)
802.11n (2006) 300 Mbps (a través de varios canales y frecuencias)
802.11ac (2012) 1 Gbps (a través de varios canales y frecuencias)
802.11ax 11 GBps (en fase de desarrollo)


Como ve, 802.11ac es la mejor opción hoy en día mientras esperamos el lanzamiento de 802.11ax; los primeros dispositivos estarán disponibles en 2019. Para conseguir el máximo rendimiento posible hoy por hoy, asegúrese de que todos sus dispositivos usen, como mínimo, 802.11n o, mejor aún, el estándar ac. 

En general, el 802.11ac es, como mínimo, dos veces más rápido que su predecesor, el «n», y promete velocidades teóricas de hasta 1000 Mbp/s. Si su ancho de banda de red es bajo, elija un router y unos adaptadores de Wi-Fi compatibles con la especificación 802.11n como mínimo. Si su PC o portátil es de hace un par de años, lo más probable es que cuente con un adaptador inalámbrico 802.11ac. Para comprobarlo, abra el Administrador de dispositivos

Sección Adaptadores de red con el adaptador de red Broadcom 802.11n resaltado

… o consulte la ficha técnica de su hardware, por ejemplo:

Ficha técnica de hardware: sección LAN inalámbrica
Si el adaptador no admite 802.11n ni «ac», pero el router sí, evidentemente usará los modos inferiores: «n», «g», «b» o «a». Asegúrese de que todas las piezas de la cadena inalámbrica sean compatibles con el estándar «n».

¿En qué hay que fijarse al buscar un router compatible con 802.11ac?

Al comprar un adaptador de red o un router nuevos que sean compatibles con 802.11ac, tenga en cuenta los siguientes consejos:

1. Elija un adaptador USB específico

Aunque su portátil o equipo de escritorio tenga un adaptador 802.11ac integrado que esté conectado a un router 802.11n completo, conviene comprar un adaptador inalámbrico USB específico (externo). Suena ridículo pero, por propia experiencia, sé que muchos adaptadores externos de Wi-Fi funcionan mucho mejor que los dispositivos integrados.

Por ejemplo, cuando me compré el router Linksys WRT610N, obtuve unos resultados dispares y una media de solo 100-170 Mbps, cuando el límite teórico de este potente aparato se encuentra en torno a los 300 Mbps. Al final, tuve que pasar por el aro: pedí el adaptador que, según Linksys, el fabricante, «mejor funciona» con mi router: el adaptador inalámbrico USB WUSB600N. Menuda diferencia. La intensidad de la señal no varió, pero la velocidad aumentó de forma considerable. Aquí puede ver una captura de pantalla de mi portátil, que usa tanto el chip Wi-Fi integrado como el adaptador USB externo para conectarse al router:

Captura de pantalla de los adaptadores USB de Wi-Fi integrados y específicos


El medidor de velocidad máxima subió de 130 Mbps a 300 Mbps. Con este incremento, pude ver vídeos Full HD de 1080p en todos los puntos de la casa sin saltos ni retrasos en la imagen.

2. No cambie de marca

Además de usar dispositivos Wi-Fi externos específicos, también le aconsejo que elija un router y un adaptador de la misma empresa. Eso no quiere decir que un router de Linksys no vaya a funcionar con un adaptador de red de Broadcom o D-Link, pero, según mi experiencia, el rendimiento es mejor cuando son de la misma marca. (Ya sé que es justo lo que quiere el fabricante, pero a pesar de eso, lo haría así).

3. Use una antena externa para el router

Puede mejorar sensiblemente la conexión Wi-Fi sustituyendo la antena o añadiendo otra externa. En esta guía y en esta otra encontrará más información sobre esta cuestión.

Cambie el canal Wi-Fi

Todos los routers modernos son capaces de comunicarse con el PC o el portátil a través de varios canales. No obstante, si el equipo Wi-Fi de sus vecinos se comunica por el mismo canal, las velocidades y la fiabilidad de su red pueden verse mermadas. Windows ofrece una solución integrada que permite ver qué canales usan todas las redes Wi-Fi circundantes para comunicarse. Así funciona:

Paso 1. Abra la línea de comando. Para ello, haga clic en el círculo Inicio, vaya a Todos los programas > Accesorios y haga clic en Símbolo del sistema.

Paso 2. Escriba el comando siguiente: «netsh wlan show all».

Ventana de Símbolo del sistema


Paso 3
. Verá una larga lista con las redes inalámbricas que hay en su zona. Desplázese por la lista y busque la entrada «Channel» (canal). De las siete que hay en mi captura de pantalla, cuatro redes usan el canal 6 para enviar datos; dos, el canal 5; y una, el canal 13.

Esto significa que sería conveniente que eligiera un canal más bajo o uno que esté entre el 6 y el 13.

Resultado de Símbolo del sistema: lista de entradas

Para cambiar el canal, tiene que utilizar la página de configuración del router.

Para abrirla, lo normal es escribir su dirección IP en el navegador (consulte el manual para saber qué dirección tiene que escribir). Por ejemplo, escriba http://192.168.1.1, y el nombre de usuario y la contraseña que indicó durante la configuración o, si no lo hizo (algo que podría ser peligroso), las credenciales predeterminadas.

Busque la configuración de su canal inalámbrico. En mi router, está en la categoría «Basic Wireless Settings» (configuración inalámbrica básica) de la pestaña «Wireless» (inalámbrica):

Pestaña Inalámbrica: categoría Configuración inalámbrica básica

Elija el canal que nadie (o casi nadie) use en su zona. En mi ejemplo, he elegido el canal 10. Vuelva a conectar todos los dispositivos y compruebe si se han resuelto los problemas de velocidad y fiabilidad.

Instale un repetidor inalámbrico

Si su piso o casa es de paredes gruesas o es tan grande que el router no puede emitir una señal potente de un extremo al otro, tal vez sea buena idea instalar un repetidor inalámbrico.

Router

Un repetidor se parece mucho a un router. Recibe las señales Wi-Fi y las retransmite con una intensidad renovada. El repetidor se conecta al router inalámbrico como un cliente normal, es decir, recibe una dirección IP a través de DHCP igual que cualquier portátil o PC.

  • Posición: recomiendo seguir el primer consejo de esta guía a fin de detectar las zonas donde la señal es más débil. Coloque el repetidor cerca de uno de estos lugares, pero asegúrese de que en este sitio la señal siga siendo intensa y sea capaz de recibir, al menos, el 80 % de la señal procedente del router principal.
  • Hardware: cuando elija un repetidor, no se líes con las distintas denominaciones; algunas compañías los llaman «extensores de señal» y otras usan el calificativo «amplificadores Wi-Fi» o alguno parecido. Todos se refieren a lo mismo. Solo tiene que escoger uno que retransmita la señal del 802.11n o «ac». Y cerciórese de que sea compatible con su router.
  • Configuración: todos los fabricantes cuentan con sus propios procedimientos de configuración. Por lo general, lo único que se necesita es el nombre de red y la contraseña.

Consejo: consulte otros recursos para informarse mejor sobre los extensores. O lea esta detallada guía para aprender a usar el router como repetidor inalámbrico universal.

Optimice la configuración Wi-Fi

El router tiene muchas opciones complejas de configuración que pueden servir para optimizar la señal en su casa. Por desgracia, los fabricantes suelen ponerle un nombre distinto a cada opción, así que solo vamos a dar algunas indicaciones para explicar qué es lo que debe buscar y dónde. También es necesario revisar los valores predeterminados de algunas configuraciones.

  • Modo inalámbrico de 5 GHz: si el router y el adaptador tienen un modo de 5 GHz, aconsejo usar este en lugar del modo corriente, de 2,4 GHz. Estos dispositivos, denominados «de doble banda», pueden ofrecer un mejor rendimiento cuando se activa el modo de 5 GHz.

Lo más importante es el rendimiento

Para activar una conexión de 5 GHz, vaya a la página de configuración del router (suele figurar en el dispositivo) y busque la configuración inalámbrica. Si ve la opción de conexión de 5 GHz, actívela.

  • Umbral RTS: RTS significa «solicitud de envío». La función, básicamente, pide permiso a los portátiles y smartphones para enviar el siguiente paquete de datos. Cuanto más bajo sea el umbral, más estable será la red Wi-Fi, ya que solicitará el envío de paquetes con mayor frecuencia.

    Si no tiene problemas con la conexión Wi-Fi, configure el umbral RTS en el valor máximo permitido. Para ello, vaya a la configuración del router y busque el valor del umbral RTS en la configuración inalámbrica. Configúrelo en 2347.

    En caso de que tenga problemas con la conexión Wi-Fi (se corta, hay que reiniciar, etc.), pruebe a reducir este valor.

Lo más importante es el rendimiento

  • Umbral de fragmentación: este valor se utiliza para definir el tamaño máximo de los paquetes que se pueden enviar. Los de menor tamaño mejoran la fiabilidad, pero disminuyen el rendimiento. Salvo que la red tenga problemas de estabilidad, se desaconseja reducir el umbral de fragmentación. Asegúrese de que tenga el valor predeterminado (normalmente, 2346).
  • Activar la configuración multimedia/de juego: algunos adaptadores inalámbricos se pueden configurar para el uso corriente o para juegos y contenido multimedia. Si utiliza transmisiones de vídeo o juega, al activar este segundo modo, se priorizan los paquetes de red que corresponden a estas tareas. Desde ese momento, si utiliza la red para ver un archivo de vídeo, se prioriza el vídeo.

Gestión del tráfico

Evalúe el rendimiento de la conexión Wi-Fi y diagnostique la red

Este consejo no es una técnica de optimización propiamente dicha, pero es una buena forma de averiguar si los consejos descritos hasta ahora han tenido un efecto positivo sobre la red. Hay diversas herramientas que mostrarán el tiempo de respuesta, la capacidad y el rendimiento de transmisión de su configuración inalámbrica. Las que le recomendaríamos son LanSpeed Lite, Lanbench y Netstress.

image002

Normalmente necesita introducir las direcciones IP (o nombres de red) de dos PC para ejecutar las pruebas. 

¡Cambie la antena!

Algunos fabricantes de routers venden antenas externas que son mucho más potentes que la que trae de fábrica el router. Si su señal es débil en algunos sitios (y no ha mejorado con ninguno de los consejos anteriores), entérese de si el fabricante vende antenas omnidireccionales o direccionales.

  • Antena omnidireccional: envía una señal en todas las direcciones. De forma predeterminada, la mayoría de las antenas integradas son de este tipo, pero no todas son iguales en cuanto a potencia, así que compre una más larga con «alta ganancia».

Lléveme hasta su líder

  • Antena direccional: esta clase de antena envía una señal inalámbrica intensa en una dirección determinada sin propagarla en otras direcciones, lo cual mejora el rendimiento en la zona elegida. Es como apuntar con una linterna hacia una dirección concreta en lugar de usar las lámparas de techo convencionales.

Para conectar una antena, normalmente se usa el conector SMA o MMCX. Si desea más información sobre las antenas inalámbricas, le recomiendo el sitio web Do-It-Yourself Wireless Antenna Update de BinaryWolf. Encontrará fantásticas guías prácticas y recomendaciones de hardware que le ayudarán a escoger la mejor antena y la configuración adecuada.

¡Y ya está! Siguiendo estos consejos y trucos, logrará mejorar el rendimiento y la experiencia Wi-Fi.

Análisis gratuito de AVG Driver Updater

 

AVG Driver Updater Análisis gratuito