¿Tiene problemas de latencia al jugar? ¿Las tareas multimedia, como las renderizaciones de vídeo o la animación en 3D, no se ejecutan a la velocidad esperada? Si es así, la tarjeta gráfica no está a la altura de las circunstancias. Una opción sería comprar una tarjeta gráfica más potente, pero cuesta dinero. Sin embargo, también puede emplear el método Overclock, que consiste en aumentar la frecuencia del reloj de la GPU, y aprovechar al máximo la que ya tiene. En esta guía paso a paso le mostraremos cómo se hace.

¿Qué es aumentar la frecuencia del reloj de la GPU?

La tarjeta gráfica normalmente se ejecuta a un nivel de rendimiento fijo que establece el fabricante, lo que también se conoce como «velocidad del reloj». Es algo parecido a un coche, que tiene 50, 100 o 500 caballos debajo del capó. Y, como en el caso de un motor, la tarjeta gráfica se puede optimizar para ofrecer un mejor rendimiento, es decir «aumentar la frecuencia del reloj». Cuanto más aumente la frecuencia del reloj de la GPU, mayor potencia de procesamiento conseguirá, lo que se traduce en un renderizado más rápido de los archivos multimedia y en una ejecución más fluida de los juegos. En los casos en los que no se puede aumentar la frecuencia del reloj de su hardware, hay otros métodos para aumentar el rendimiento del equipo a nivel de software, como el «Modo suspensión», parte de AVG TuneUp, que deshabilita la actividad de fondo de cualquier aplicación que no se esté usando. ¿Suena bien? Puede obtener AVG TuneUp aquí.

¿Qué se necesita para aumentar la frecuencia del reloj de la GPU?

Aumentar la frecuencia del reloj es muy fácil y apenas tiene costes. Pero, primero, es mejor asegurarse de que el equipo esté optimizado desde cero y listo para funcionar a pleno rendimiento. Aquí tiene un artículo muy interesante en el que se explica cómo mejorar el rendimiento del equipo casi al instante.

Y no se preocupe, porque aumentar la frecuencia del reloj no es demasiado difícil ni toma mucho tiempo. Con la ayuda de varias herramientas, como MSI Afterburner, algunos de estos pasos se pueden automatizar.

Si quiere obtener más información sobre qué se necesita para aumentar la frecuencia del reloj de la GPU, siga leyendo, aunque también puede ir directamente a las instrucciones paso a paso.

1. Una herramienta para aumentar la frecuencia del reloj

Hay muchas herramientas para elegir, pero la mejor es MSI Afterburner. Es fácil de usar, incorpora una interfaz que permite personalizar la apariencia si le gusta trastear y se actualiza constantemente para incluir las últimas GPU. Puede descargarla desde la página oficial de MSI. También hay un canal beta que puede probar si acaba de comprar una tarjeta basada en una nueva arquitectura, como Turing de NVIDIA. Asimismo, puede descargar las últimas versiones beta en Guru3D

afterburner

2. Una utilidad para realizar evaluaciones comparativas y pruebas de estrés

El aumento de la frecuencia del reloj lleva la tarjeta gráfica al límite, y esa es la idea. Para asegurarse de que sea estable para jugar, debe hacer una prueba de estrés. Para ello, recomendamos estas dos herramientas:

  • El software clásico de evaluación comparativa 3D 3DMark. Cuenta con una funcionalidad muy útil para realizar pruebas de estrés.

  • Furmark, que simula millones de finos mechones de pelo para llevar la tarjeta gráfica al límite.

captura de pantalla de la prueba de estrés de gpu de furmark

3. Un poco de paciencia y nervios de titanio

Hemos dicho que el aumento de la frecuencia del reloj era algo sencillo de hacer, pero para encontrar la combinación perfecta de rendimiento, temperatura y compatibilidad con los juegos va a tener que hacer muchas pruebas hasta dar con la configuración adecuada.

Por ejemplo, basándose en las pruebas de estrés, puede pensar que ha conseguido el aumento de frecuencia perfecto, pero que, luego, su juego favorito se bloquee a los 30 minutos. Tendrá que volver al panel de trabajo y probar con una frecuencia de reloj un poco más baja.

¿Aumentar la frecuencia del reloj es seguro?

¿Hoy en día? Sin duda. El aumento de la frecuencia del reloj aumenta la temperatura y la carga de trabajo de la GPU, pero no se preocupe: cuenta con mecanismos a prueba de fallos que se activarán antes de que explote. Lo peor que puede ocurrir es que el equipo se bloquee o se cuelgue, o que la pantalla se quede en negro. Si eso ocurre, vuelva al panel de trabajo y baje la frecuencia de reloj un poco.

Geforce GTX

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en teoría utilizar frecuencias de reloj mucho más altas reduce la vida útil de la tarjeta, como ocurre con cualquier cosa que se lleva al límite. Aun así, no existen datos estadísticos significativos sobre el impacto del aumento de la frecuencia del reloj en las unidades de procesamiento gráfico.

A título personal, hemos utilizado una Titan Xp con la frecuencia del reloj aumentada durante un año y no hemos tenido ningún problema.

Cómo aumentar la frecuencia de reloj de la GPU

Vamos a utilizar el programa MSI Afterburner que hemos recomendado antes para aumentar la frecuencia del reloj de la GPU. Adelante, instálelo y ejecútelo.

captura de pantalla de msi afterburnerEl panel principal mostrará la frecuencia de reloj actual (GPU Clock) del chip gráfico y su memoria (Mem Clock). En el lado derecho, verá la temperatura. Estos valores diferirán de PC a PC, pero como regla general evite temperaturas superiores a los 90 °C. También puede personalizar la apariencia de MSI Afterburner; para ello, haga clic en el icono de la ruedecilla de configuración y vaya a la Interfaz de usuario.

propiedades de afterburner

Los controles deslizantes le permiten controlar los elementos básicos del aumento de la frecuencia del reloj:

  • Voltaje del núcleo: El nivel de voltaje que llega a las tarjetas gráficas. Normalmente no está disponible en tarjetas más nuevas.

  • Nivel de potencia: Con este control deslizante, la tarjeta puede obtener más potencia de la fuente de alimentación. Por ejemplo, si la tarjeta está limitada de forma predeterminada a un consumo de 200 vatios, puede configurarla en 120 para incrementar dicho consumo hasta los 240 vatios. Si quiere aumentar la frecuencia de reloj de la tarjeta, es posible que deba hacerlo (sin duda, esto aumentará la temperatura).

  • Frecuencia de reloj del núcleo: Aquí es donde se especifica la frecuencia de reloj deseada. Tendrá que jugar con este valor bastantes veces.

  • Frecuencia de reloj de la memoria: Igual que en el caso anterior, pero con la memoria de la GPU.

Paso 1: Evaluar su configuración actual

Ejecute 3DMark o Furmark (las herramientas para realizar pruebas de estrés que hemos recomendado anteriormente) y compruebe su rendimiento actual:

comparación de furmark

De este modo tendrá un magnífico punto de referencia de su rendimiento, temperatura, frecuencias de reloj y FPS. Anote estos números o haga una captura de pantalla. Le servirá para hacer una comparación más tarde.

Paso 2: Aumentar la frecuencia de reloj del chip de la GPU

Empiece poco a poco: incremente el reloj del núcleo en un 5 % y vea si se produce algún error, gráfico extraño o fallo técnico, o incluso algún bloqueo. A este nivel debería permanecer estable, pero probablemente no note demasiada mejora. Solo es una prueba para evitar posibles problemas.

Paso 3: Aumentar la frecuencia de reloj de la memoria

La memoria es tan importante como la frecuencia de reloj de la GPU, especialmente en juegos con muchos gigabytes de texturas. Pruebe con una mejora de un 10 % o 50-100 MHz. Cualquier valor cercano o inferior al 10 % debería ofrecer un rendimiento estable.

msi afterburner 3

Si el equipo se bloquea o los juegos muestran errores extraños con un aumento de frecuencia tan bajo, significa que el hardware no está diseñado para aumentar la frecuencia del reloj... o que debe aumentar el límite de temperatura. Hablaremos de esto más adelante.

Paso 4: Optimizar

Aumente la frecuencia de reloj de la GPU en unos 10 MHz y vuelva a probar. ¿Es estable? Súbalo 10 MHz más. Y 10 más. Y 10 más. Y 10 más. Efectúe una evaluación comparativa, una prueba de estrés (vea más arriba) o juegue durante unas horas y compruebe si hay algún problema de estabilidad y si el rendimiento mejora.

En algún momento, es posible que Windows se cuelgue o se reinicie: ha llegado al límite. Baje unos 10-20 MHz de este límite. Si usa una frecuencia de reloj muy cerca del punto de bloqueo, siempre tendrá problemas tras jugar unas horas.

Por ejemplo, nuestra Titan Xp funciona perfectamente a +200 MHz en la frecuencia de reloj del núcleo, pero se calienta demasiado tras 2-3 horas jugando a Final Fantasy 15 o Witcher 3 en 4K. Así que solemos usar una frecuencia de 170 MHz para estar seguros. La diferencia de 30 MHz casi no se nota, pero *sí* notamos que el equipo se cuelga (y también los vecinos cuando soltamos tacos a las 3 de la madrugada). En alemán.

Una vez haya encontrado una frecuencia de reloj del núcleo que sea estable, haga lo mismo con la frecuencia de reloj de la memoria. Pero no lo haga a la vez, porque no sabrá cuál de las dos da problemas si algo falla.

Paso 5: Aumentar el límite de potencia

Una vez haya tocado techo, puede ser conservador (o sea, aburrido) y decir «Vale, ya está bien, estoy contento».

O podría darle un poco de caña a los ajustes de Límite de potencia y Límite de temperatura en MSI Afterburner y ver qué pasa.

detalles de msi afterburner

Abra el juego. Incluso sin aumentar la frecuencia de reloj, notará que los ventiladores hacen un poco más de ruido y la tarjeta no reduce la frecuencia de reloj tan rápido o tan bruscamente. Puede observarlo con el programa RivaTuner de MSI Afterburner, que forma parte del paquete de herramientas para aumentar la frecuencia del reloj. Eche un vistazo a esta guía en vídeo sobre cómo habilitar y configurar la visualización en pantalla para poder verla mientras juega o usa las herramientas de evaluación comparativa.

especificaciones

Por ejemplo, de forma predeterminada, la frecuencia de reloj de la Titan Xps sube a 1823 MHz al jugar a Witcher 3, pero baja a algo más de 1600 MHz tras una hora aproximadamente, cuando se alcanza el pico de temperatura. Sin embargo, al usar un límite de potencia y un límite de temperatura más altos, esta limitación ya no es tal y, con la frecuencia del reloj adecuada, nunca bajaremos de unos mágicos 2000 MHz.

Paso 6: Optimizar (de nuevo) y hacer pruebas

Ahora que hemos desbloqueado más potencia, podemos volver al viejo truco de «aumentar en 10 MHz».

La tarjeta probablemente superará el punto de bloqueo anterior. Como hemos comentado antes, en lugar de unos tristes +100 MHz/200 MHz, ahora conseguiremos unos brutales +170 MHz/+450 MHz. Para encontrar el punto ideal, es necesario hacer muchas pruebas de optimización, así que ármese de paciencia.

Cuando consiga una frecuencia de reloj estable, vuelva a evaluar el sistema con los programas 3DMark y Furmark que hemos mencionado antes. Haga una evaluación comparativa también de sus juegos favoritos. Verá una diferencia en los números y también a la hora de jugar. También puede usar otras pruebas para determinar el rendimiento de su equipo al aumentar la frecuencia del reloj.

Si aumentamos la frecuencia del reloj de la GPU, ¿notaremos una diferencia importante?

En la mayoría de los casos, sí. Por supuesto, depende del tipo de juegos que utilice y del hardware que tenga. Por ejemplo, si los juegos ya se ejecutan fluidamente a 60 fps y aumenta la frecuencia del reloj a 69, apenas notará ninguna diferencia. Pero si tiene un juego con unos requisitos de sistema más elevados que no consigue ejecutar a 60 fps (más bien baja a 40 o 50), el aumento de la frecuencia del reloj sin duda hará que funcione de una forma más fluida.

Aumento de la frecuencia del reloj de GTA
 

Con el aumento de la frecuencia del reloj podrá jugar a juegos de forma más fluida a resoluciones más altas. Por ejemplo, si juega a Far Cry 5 a una resolución de 6K, incluso las dos Titan Xp tienen problemas. A mediados de 2018, estas eran las tarjetas gráficas de consumo/profesional de máxima gama de NVIDIA, que ofrecían un rendimiento incluso mayor que la tarjeta insignia para juegos de NVIDIA, la 1080 Ti.

Ejecutar dos tarjetas en paralelo ofrece 60 fps en 4K en la mayoría de los juegos. Sin embargo, Far Cry 5 mejora considerablemente los gráficos al usar el conversor que renderiza todo a una resolución mayor y la disminuye a, pongamos, Full HD o 4K. En este ejemplo, al usar una resolución de 6K, la velocidad de fotogramas bajó a unos tristes 37 fps. Tras aumentar la frecuencia del reloj, esta cifra aumentó hasta los 45 fps, lo que permitió reducir los cortes y hacer el juego más fluido:

05-screenshot106-screenshot2

Sin embargo, al jugar en una resolución de 4K normal, Far Cry 5 se ejecuta de forma estable a 60 fps y en sincronización con la pantalla, por lo que el aumento de la frecuencia del reloj no ofrece ninguna mejora.

En otros casos, vimos muy pocas mejoras: Nier: Automata no funciona especialmente bien en nuestro Surface Book. Hablamos de unos 24 fps en este caso. El aumento de la frecuencia del reloj lo aumentó a 27 fps. Poca cosa. Apenas se podía notar ninguna diferencia (aunque, sin duda, sí se oían los ventiladores del Surface Book suplicando clemencia).

¿Cuáles son los errores más comunes al aumentar la frecuencia del reloj?

Si sigue nuestras instrucciones, no tendrá ningún problema, ya que uno de los errores más habituales al aumentar la frecuencia es subir también las velocidades y jugar con los controles deslizantes de cualquier manera, lo cual acabará bloqueándolo todo. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas:

  • Evite el sobrecalentamiento. Observe con atención las temperaturas de su GPU e invierta en una refrigeración adecuada; lo mejor es tener una tarjeta personalizada con la refrigeración apropiada o incluso con un sistema de refrigeración líquida.

  • No aumente la frecuencia del reloj automáticamente. Dado que el aumento de la frecuencia del reloj incrementa la carga de trabajo de la GPU, conviene hacerlo solo cuando un juego lo requiera de verdad. Use el sistema de perfiles de MSI Afterburner: ¿ve el botón «Guardar» en la siguiente captura de pantalla? Una vez que haya completado todos los pasos, haga clic en él, asigne un número a su aumento final de la frecuencia del reloj y úselo solo al ejecutar una aplicación o un juego que realmente lo necesiten.

  • Eso sí, no espere que esta mejora le permita jugar a una velocidad o con unos gráficos de una tarjeta gráfica recién salida de fábrica (¡ja!). Mire, si su GPU tiene 10 años, el aumento de la frecuencia del reloj no la catapultará a los niveles de las tarjetas de alta gama que tenemos hoy en día. Por desgracia, eso es así. Lo máximo que puede esperar es un incremento del rendimiento de entre un 10 y un 20 %. 

¿Se puede aumentar la frecuencia de reloj de un portátil?

¡Claro que se puede! Las GPU de un portátil están limitadas en rendimiento, por lo que el aumento de la frecuencia del reloj puede mejorar mucho la velocidad de fotogramas o el rendimiento de la renderización. Pudimos exprimir unos 20-25 % FPS más de nuestro Microsoft Surface Book, que utiliza una GeForce 965 GTX.

Un «pero» importante: si bien los ordenadores de escritorio y las tarjetas gráficas de escritorio suelen contar con un sistema de refrigeración bastante decente, las GPU de un portátil producen muchísimo calor en una caja tan pequeña. Llegará a los límites de temperatura muy pronto. Además, el uso de frecuencias de reloj más altas aumenta el consumo eléctrico, lo que acortará la autonomía de la batería. Es lo que hay.

¿Puedo limitarme a buscar en Google los números de aumento de la frecuencia del reloj para mi tarjeta gráfica y ahorrarme todo lo anterior?

Por supuesto. Pero encontrará cientos de personas con exactamente la misma tarjeta gráfica con distintos números que podrían o no funcionarle.

A esto se le llama la «lotería de los chips», que viene a decir que no todos los chips de GPU y de memoria se fabrican de forma idéntica a nivel microscópico. En ocasiones, la calidad del material y la litografía es tan distinta de un chip a otro que no se puede alcanzar una temperatura o un voltaje más elevados.

Como dice el usuario de reddit carlose707:

img9

Básicamente, cada caso es distinto. Probablemente, acabará siguiendo los pasos que hemos explicado para encontrar punto ideal.

¿Puedo comprar una tarjeta con la frecuencia de reloj aumentada?

Claro. Pero querrá aumentarle la frecuencia de reloj igualmente.

Además de las tarjetas gráficas «oficiales» de NVIDIA y AMD, como estas...

14-gtx1080

...la mayoría de las tarjetas gráficas están fabricadas por terceros, como EVGA, MSI o Gigabyte. Utilizan el mismo chip NVIDIA o AMD, como una GeForce 1080 TI, pero la refrigeración, las fuentes de alimentación, los transistores y las placas son bastante distintas y normalmente están diseñadas para aumentar la frecuencia de reloj. Por este motivo encontrará una 1080 Ti de una docena de marcas distintas e incluso la misma marca puede venderle varias versiones distintas:

Captura de pantalla con una comparativa de precios de GeForce

Entre estas tarjetas hay desde versiones idénticas a las placas de referencia de NVIDIA hasta modelos de alta gama con una refrigeración alucinante, fuentes de alimentación de mayor calidad e iluminación RGB. Estas tarjetas suelen estar configuradas con un aumento de la frecuencia del reloj de fábrica de entre un 10 y un 20 %. Pero incluso en estas tarjetas se puede aumentar la frecuencia del reloj manualmente, por lo que el proceso es el mismo. Normalmente no conseguirá un aumento de un 20-30 %, pero sí hemos visto tarjetas con la frecuencia ya aumentada subir un 15 % más.

Ahora, ¡diviértase!

Esperamos que con esta guía sobre el aumento de la frecuencia del reloj pueda conseguir la frecuencia perfecta en menos de una hora y ejecutar sus juegos de forma estable todo el rato que quiera. Aunque puede que todavía esté intentando encontrar su frecuencia ideal.

Si es así, sepa que ahora podemos ejecutar Far Cry 5 a una escala de resolución de entre 1,2 y 1,3 (resolución casi de 5K) a 60 fps con los ajustes más altos, lo que genera este nivel de realismo que pone la piel de gallina:

captura de pantalla del juegocaptura de pantalla del juego 2

¿Tentador? Venga, anímese a probarlo. El esfuerzo vale la pena.

Además de aumentar la frecuencia del reloj del hardware, ¿quiere optimizar su equipo a nivel de software? Eche un vistazo a AVG TuneUp.

Descargar AVG TuneUp

 

AVG TuneUp Pruébelo GRATIS