Ha terminado de usar el portátil, lo cierra y este se pone en modo de espera, pero ¿es esta la mejor forma de darle un descanso? ¿No debería quizás emplear otras opciones, como apagarlo por completo o ponerlo en modo hibernación? En este artículo, analizaremos las diferentes soluciones que existen y le mostraremos lo que debe hacer.

Menú de apagado de Windows 10

Primero, un breve resumen.

¿Cuándo debe apagar, suspender o poner en modo hibernación su portátil?

  • En situaciones en las que solo necesite un descanso breve, debe usar el modo de suspensión (o la suspensión híbrida) en Windows, opción denominada «modo reposo» en Mac.
  • Si no le apetece guardar todo su trabajo, pero necesita irse un momento, la hibernación es su mejor opción.
  • De vez en cuando, es aconsejable apagar el equipo por completo para que se mantenga en buen estado.

Siga leyendo para obtener todos los detalles.

Modo de suspensión

¿Qué ocurre cuando pone su equipo Windows o Mac en modo de suspensión?

Este modo es una forma muy eficaz de dar a su dispositivo un pequeño descanso sin apagarlo por completo: al hacer clic en esa opción (o cerrar la tapa del portátil), todo aquello en lo que está trabajando y todo lo que tiene en ejecución (como Windows o macOS, y sus aplicaciones) se queda en la memoria principal del equipo, es decir, la memoria de acceso aleatorio o RAM, por sus siglas en inglés. Esta memoria es el único elemento que consume batería, pues los dispositivos integrados que no se necesiten en ese momento, como el procesador, el disco duro y la unidad de DVD del portátil, se apagan para ahorrar energía.

¿Cuándo se debe usar el modo de suspensión?

El modo de suspensión es la mejor opción, además de la más sencilla, cuando solo se va a dejar de trabajar durante poco tiempo y le queda suficiente batería, o cuando su portátil está conectado a la toma de corriente. Cuando abra el portátil o pulse un botón, estará listo al instante y con todas sus aplicaciones en ejecución, por lo que podrá seguir trabajando.

¿Cuáles son los inconvenientes de suspender su equipo Windows o Mac?

El modo de suspensión también consume un poco de batería y, aunque normalmente un dispositivo suspendido tarda días (o incluso semanas) en consumir una batería totalmente cargada, es algo que hay que tener en cuenta. Es posible que «despierte» a su dispositivo más tarde y descubra la significativa cantidad de batería que ha consumido. Pero, no se preocupe, cuando le quede muy poca batería, el portátil entrará automáticamente en modo hibernación (le explicaremos en qué consiste esta opción a continuación) para apagarse por completo y evitar la pérdida de datos.

Además, Windows y macOS, y sus aplicaciones suelen ralentizarse y empezar a ser un poco inestables cuando el equipo está varios días sin apagarse. Esto puede deberse a que se llena la memoria o a la cantidad de archivos temporales que se crean, entre otros motivos. Por esta razón, debería reiniciar su equipo cada cierto tiempo.

Sin embargo, el hecho de reiniciar su equipo no solucionará todos sus problemas de rendimiento. Si lo que quiere es eso, lea nuestra práctica guía para aumentar la velocidad de su equipo.

¿Cómo suspender su equipo Windows?

Haga clic en el botón Inicio de la barra de tareas y, luego, en Suspender, o simplemente cierra la tapa del portátil. Eso es todo. Para volver a encenderlo, pulse cualquier botón del teclado o el de encendido, o bien abra la tapa. 

¿Cómo poner en reposo su equipo Mac?

Haga clic en el botón de Apple de la esquina superior izquierda y seleccione Reposo o cierre su MacBook. Para volver a encenderlo, solo tiene que abrir la tapa o pulsar el botón de encendido.

Hibernar

¿Qué ocurre cuando pone su equipo Windows o Mac en modo hibernación?

Cuando pone su ordenador en modo hibernación, se apaga completamente, pero le permite reanudar todo su trabajo. ¿Cómo es eso posible? Básicamente congela todo lo que esté haciendo y lo almacena de forma segura en su disco duro en el llamado «archivo de hibernación». Luego, apaga todo el equipo para que no consuma nada de energía. Al pulsar el botón de encendido, se descongela todo el sistema y puede seguir trabajando.

null

 

¿Cuándo se debe poner un ordenador en modo hibernación?

Cuando un equipo Windows o Mac se hiberna, el ordenador se suspende sin consumir electricidad ni batería. Debe plantearse poner el ordenador en modo hibernación cuando esté trabajando en algo y no vaya a estar cerca de ningún enchufe durante varios días. Es la mejor opción cuando tiene muchos programas, sitios web y documentos abiertos, entras otras cosas, con los que esté trabajando que necesite usar más tarde y no le apetezca guardar todo.

¿Cuáles son los inconvenientes de poner su equipo Windows o Mac en modo hibernación?

El proceso de hibernación de un equipo tarda un tiempo y volver a encenderlo, también. El motivo por el que sucede esto es sencillo: todo lo que está en su memoria, su Windows, sus programas, sus sitios web abiertos, sus documentos abiertos, etc., tiene que guardarse en su disco duro. En función de la cantidad de aplicaciones que tenga en ejecución y de la memoria con la que cuente su equipo (por ejemplo, 16 GB de RAM), esto implica que el disco duro tenga que escribir y leer una gran cantidad de datos. Por eso no es un proceso tan instantáneo como la suspensión, que tarda entre uno y dos segundos en la mayoría de los casos.

¿Cómo poner su equipo Windows en modo hibernación?

Haga clic en el botón Inicio de la barra de tareas y, luego, en Hibernar. Eso es todo. Para volver a encenderlo, lo único que tiene que hacer es pulsar el botón de encendido. Si esta opción no se encuentra visible, haga clic con el botón derecho del ratón en el icono de batería de la barra de tareas y luego haga clic en Opciones de energía.

null

 

En la parte izquierda, haga clic en «Elegir el comportamiento del cierre de la tapa». Seleccione Cambiar la configuración actualmente no disponible y marque la pequeña casilla que se encuentra junto a Hibernar.

null

 

¿Cómo poner su equipo Mac en modo hibernación?

La hibernación en Mac es un tema interesante: Apple oculta esta opción en un lugar muy recóndito porque quiere que use la opción de reposo, ante todo. Es un enfoque muy «Apple» hacer que no se plantee ciertas opciones de energía; así, o apaga el Mac o lo pone en reposo. No le recomendamos que lo habilite manualmente (pero si debe hacerlo, aquí le explicamos cómo).

Apagado

¿Qué sucede cuando apaga su equipo?

Al apagar un portátil o equipo de sobremesa, todas sus aplicaciones se cierran y este se desconecta por completo. También se borra toda la memoria (motivo por el que, personalmente, uso esta opción cada dos o tres días para que el sistema siga respondiendo bien y rápido). Además, es como si limpiase un poco su escritorio de trabajo.

¿Cuándo se debe apagar un equipo Windows o Mac?

Debería plantearse apagar su equipo Windows o Mac siempre que haya acabado con todo lo que esté haciendo y no tenga que retomarlo más adelante. Debería hacer esto, sobre todo, si hace un tiempo que no ha apagado el equipo. Como he indicado anteriormente, le recomiendo que haga esto cada dos o tres días simplemente para acabar con todos los problemas del sistema: le sorprendería lo que mejora el funcionamiento con un simple reinicio. Apagar su equipo Windows o Mac es una solución perfecta para tener todo limpio a la mañana siguiente.

Si el equipo va lento o si le parece que no funciona bien, lo mejor es reiniciarlo.

¿Cuáles son los inconvenientes de apagar el equipo?

Tiene que guardar todo aquello en lo que esté trabajando y, luego, esperar a que el sistema se apague o se encienda.

¿Qué ocurre al reiniciarlo?

Sucede lo mismo que al apagarlo: todas las aplicaciones se cierran y el sistema operativo, ya sea Windows o macOS, se cierra, pero su equipo se vuelve a encender inmediatamente. Esta es la opción que debe llevar a cabo cuando le parezca que va lento o que no funciona como debería. Una buena dosis de la antigua pregunta estrella: «¿ha probado apagarlo y volver a encenderlo?».

Suspensión híbrida: la opción secreta de Windows

Los equipos Windows incluyen una opción llamada «Suspensión híbrida», que combina lo mejor de la hibernación y del modo de suspensión. Pone toda la información que Windows necesita para iniciarse rápidamente en la RAM (algo similar a lo que sucede en el modo de suspensión), pero aquello en lo que esté trabajando se escribirá en el disco duro por si acaso. Recuerde que la RAM pierde su información una vez que se apaga el equipo, el disco duro no. Esta opción no está habilitada en los portátiles ni en las tabletas porque tienen una batería, pero si la suya se le está acabando o simplemente si le gusta el concepto de la suspensión híbrida, debería habilitar esta opción El dispositivo puede tardar un poco más en encenderse y apagarse que si se usa el modo de suspensión, pero es una opción más segura.

¿Cómo activar la suspensión híbrida en un PC?

Haga clic con el botón derecho del ratón en el icono de la batería, igual que antes. Seleccione Opciones de energía. Haga clic en Cambiar la configuración del plan, junto al plan de batería que esté activado. A continuación, vaya a Cambiar la configuración avanzada de energía. En Suspender, Permitir suspensión híbrida, seleccione Activar.

null
 

La nueva opción de suspensión híbrida no le aparecerá en el menú de inicio, sino que sustituye la opción de suspensión para que pueda usarla a partir de ahora.

¿Alguna de estas acciones de suspensión suponen un peligro para mi equipo?

Técnicamente, cuando ponga un equipo Windows o Mac en modo de suspensión, una parte del equipo seguirá funcionando. En teoría, esto forma parte del desgaste de cualquier máquina que se ejecute, pero el impacto real aquí es tan bajo que no tiene que preocuparse por eso. El hecho de usar su portátil a diario contribuirá mucho más al desgaste de los componentes que cualquier modo de suspensión, así que esto no debe inquietarle. Lo que está claro es que, si apaga el equipo o lo pone en modo hibernación, el desgaste sería absolutamente inexistente.

AVG TuneUp Pruébelo GRATIS