Nada es para siempre, y eso, por triste que resulte, incluye los teléfonos y equipos tan caros que compramos. Si bien estos dispositivos no tienen una duración «media» específica (si se tratan bien, pueden durar muchos años; ahora, si queremos enseñarle al perro a escribir en el móvil...), es inevitable que antes o después queramos o necesitemos los últimos modelos.

Sin embargo, si cree que deshacerse de los modelos antiguos es tan fácil como tirarlos a la basura, ¡se equivoca! Esta práctica, además de ser nefasta para el medioambiente (los aparatos electrónicos contienen sustancias como plomo, mercurio, níquel y cadmio, que son muy tóxicas si no reciben un tratamiento adecuado), puede entrañar riesgos para la seguridad y la privacidad si alguien decide rescatar el disco duro y ver todo el contenido acumulado a lo largo de los años. Existe una manera mejor y más segura de desechar los dispositivos, y nosotros estamos encantados de explicársela a los lectores.

Primero hay que realizar copias de seguridad

Tenga el dispositivo que tenga, cuando lo cambie por otro, seguramente querrá pasar todos los datos al nuevo. Así que, antes de romper nada, asegúrese de hacer una copia de seguridad de los datos en un dispositivo externo para luego cargarla en el dispositivo nuevo. Con esto, no solo conserva los datos, sino que también puede guardar las opciones de configuración y el escritorio para que todo siga como antes.

En líneas generales, hay dos maneras de hacerlo, y no es mala idea llevar a cabo los dos métodos a la vez:

Un dispositivo externo

Esta es la forma convencional, pero funciona a las mil maravillas en equipos de escritorio, PC y Mac.

En Windows 7 y ediciones posteriores  

  1. Compre un disco duro externo.
  2. Conéctelo al dispositivo.
  3. Aparece una ventana donde se le pregunta qué desea hacer con el dispositivo. Haga clic en Hacer copia de seguridad.
    1. Si no aparece la ventana, selecciónela manualmente: vaya a Configuración del sistema, haga clic en Configuración de copia de seguridad y elija el dispositivo nuevo en la ventana desplegable.
  4. Aplique los cambios de configuración que desee y luego haga clic en Activar para empezar la copia de seguridad.

En Mac  

  1. Compre un disco duro externo. ¡Tiene que ser compatible con Mac!
  2. Enchúfelo.
  3. El Mac debería abrir Time Machine automáticamente e iniciar el proceso.
  4. Deje que se ejecute y cierre la aplicación cuando termine.

Copias de seguridad en la nube

Las copias de seguridad en la nube sirven para todos los dispositivos: PC, Mac y dispositivos móviles.

  • Si tiene un iPhone, vaya a Ajustes, busque la opción de copia de seguridad y toque Realizar copia de seguridad ahora.
  • Si tiene un Android, vaya a Ajustes, desplácese hasta la sección Privacidad y seguridad y luego toque Copia de seguridad y restablecer. Compruebe si tiene configurada una cuenta de copia de seguridad y luego active Copia de seguridad de mis datos.
  • En PC y Mac, primero tiene que buscar un buen servicio basado en la nube y luego pagar por el derecho de guardar en él las copias de seguridad. Si desea consultar todas las opciones, entre en PCMag.com.

¿Ya tiene lista la copia de seguridad? Muy bien, es hora de empezar a desmantelar los dispositivos.

Equipos de escritorio

Si su ordenador ha conocido tiempos mejores, lo primero que debe hacer es preguntarse si lo quiere sustituir o si lo quiere actualizar. Lo bueno de los equipos de escritorio es que, aunque pase el tiempo, todas las piezas se pueden reemplazar, así que, antes de tirarlo, puede invertir unos cientos de euros en un disco duro, una tarjeta gráfica o una CPU: se ahorrará tiempo y problemas.

De todas formas, necesitará deshacerse de las piezas antiguas. Casi todas las piezas se pueden reciclar de forma segura sin poner en riesgo la privacidad: la única excepción es el disco duro, donde están almacenados todos los datos privados. Con el disco duro se pueden hacer dos cosas...

Destruirlo

Si no tiene previsto revender el disco duro (que es buena idea), lo más inteligente es destruirlo completamente. Utilice un martillo y macháquelo, hágale agujeros: déjelo destrozado. Puede resultar tentador tirarlo en algún sitio con agua, pero, de esta forma, aunque el disco duro se haya dañado, los datos pueden recuperarse. Hay que darle muchos golpes hasta que quede totalmente inservible.

Borrar el contenido

Pero si quiere que el disco duro quede de una pieza, ya sea para revenderlo o para regalárselo a un amigo, lo que debe hacer es formatearlo. Aunque confíe plenamente en la persona que lo vaya a usar. Pero, ojo, borrar los datos de un disco duro consiste en algo más que arrastrar todo lo que hay en el escritorio a la papelera de reciclaje: para garantizar que los archivos no puedan recuperarse de ningún modo, es preciso emplear un software especial. Afortunadamente, existen muchas opciones gratuitas: descargue la que más le convenga y siga las instrucciones.

Cuando haya destruido el disco duro o lo haya formateado, puede reciclar o donar sin ningún riesgo las piezas antiguas o todo el ordenador. Pero no las tire en el contenedor de reciclaje normal. Tendrá que buscar el punto limpio más cercano y llevarlas personalmente. Si reside en Estados Unidos, tendrá que buscar el centro de reciclaje de su zona. Por suerte, ahora con Internet es mucho más fácil buscarlos.

¡El planeta le agradecerá el esfuerzo!

Portátiles

Es perfectamente posible modernizar un portátil, pero no es tan fácil ni tan barato como en el caso de los equipos de escritorio. Para la mayoría de los usuarios, es mucho más fácil —y puede que más barato— reciclar el portátil entero y comprar uno nuevo que ponerse a enredar con los componentes.

Como ocurría con los equipos de escritorio, podemos destruir el portátil para evitar que los datos puedan rescatarse (es los portátiles, es más difícil romper solamente el disco duro porque todas las piezas están mucho más juntas), pero sería un verdadero desperdicio: se dañarían otras piezas que podrían usarse o rescatarse. Es mejor donarlo o reciclarlo (y, si encuentra el lugar adecuado, podrían hasta darle algo de dinero), pero eso implica que tiene que borrar los datos del disco duro para que nadie pueda ver sus datos privados.

De modo que el primer paso es descargar un software específico gratuito y ejecutarlo. Cuando se hayan borrado todos los datos del equipo, podrá llevarlo a un punto limpio o centro de reciclaje o donarlo a una organización que lo pueda necesitar.

Dispositivos móviles

Todos tenemos una foto, o nueve, que no nos gustaría que nadie viera. Y, si está pensando en deshacerse del dispositivo móvil, es mucho más importante que lo haga de modo que nadie pueda recuperar el contenido.

Lo bueno es que esta tarea es relativamente sencilla, sobre todo para los usuarios de Android. Prácticamente todos los teléfonos modernos tienen tarjetas microSD para guardar los datos, así que solo hay que abrir la parte trasera del teléfono, sacar el chip (a lo mejor hay que quitar la batería primero) y ya está. Si quiere, puede incluso poner la tarjeta microSD en un teléfono nuevo para transferir los datos fácilmente.

En caso de que quiera borrar todo el contenido de la tarjeta microSD, el proceso es algo más complejo. Primero hay que conectar el teléfono a un portátil o PC con un cable microUSB a USB. Abra Mi PC, busque la tarjeta microUSB y luego seleccione directamente todos los archivos que haya guardados y elimínelos. ¡Ya está!

Aunque en los iPhone no es tan cómodo, también es fácil borrar todos los datos que contienen. Vaya a General, Ajustes, Restablecer y elija Borrar contenidos y ajustes. Probablemente tenga que facilitar el nombre de usuario y la contraseña de Apple para confirmar. Cuando introduzca las credenciales, se borrarán los datos del teléfono y se restablecerán los ajustes predeterminados de fábrica.

Cuando se han borrado todos los datos, solo queda reciclarlo.

Tabletas

La opción idónea con las tabletas es realizar un restablecimiento de fábrica, que sirve para purgar todos los datos del sistema, de modo que queda como estaba en el momento de comprarlo, sin tener en cuenta los posibles daños de hardware.

  1. Realice una copia de seguridad de los datos (se puede hacer fácilmente desde la nube).
  2. Toque el cajón de aplicaciones.
  3. Busque el icono Ajustes y tóquelo.
  4. En el panel izquierdo, toque Copia de seguridad y restablecer.
  5. En el panel derecho, desmarque las opciones Realizar copia de seguridad de mis datos y Restauración automática. De lo contrario, después del restablecimiento de fábrica podrían restaurarse todos los datos en el dispositivo.
  6. Luego toque la opción Restablecimiento de fábrica y siga las instrucciones.

No hay que hacer nada más. Pero, si quiere comprobar que se haya borrado todo, puede hacer lo siguiente:

  1. Toque el cajón de aplicaciones.
  2. Toque Ajustes.
  3. En el panel izquierdo, toque Almacenamiento.
  4. En el panel derecho, toque Archivos varios.
  5. Toque las casillas correspondientes a las carpetas que desee eliminar (una pista: hay que marcarlas todas).
  6. Luego toque la papelera y se acabó.

Ahora ya puede donar, vender, regalar o reciclar la tableta sin problemas.

Mac

A diferencia de los PC y los portátiles, los Mac tienen la capacidad de borrar completamente el contenido del disco duro, así que no es necesario descargar ningún software específico ni intentar abrir esa carcasa tan dura que tienen.

  1. Primero asegúrese de haber realizado la copia de seguridad.
  2. Cierre la sesión en las cuentas de iTunes y de iCloud. ¡Más vale prevenir que curar!
  3. Abra la ventana Utilidad de Discos desde la ventana Utilidades de macOS o desde la subcarpeta Utilidades de la carpeta Aplicaciones.
  4. Haga clic en Ver y en Mostrar todos los dispositivos.
  5. A continuación, haga clic en el disco o la unidad que desee formatear y luego haga clic en Borrar.
  6. Se le pedirá que rellene algunos campos más.
    1. Nombre: escriba el nombre de la unidad.
    2. Formato: elija APFS o Mac OS Plus (con registro). Se debería indicar de forma predeterminada cuál escoger.
    3. Esquema (si se muestra): elija Mapa de particiones GUID.
  7. Luego haga clic en Borrar otra vez para que el proceso vuelva a empezar.

Nota: Si desea donar o regalar el Mac, tiene que reinstalar macOS en el disco que acaba de formatear para que pueda utilizarse. Para ello, tiene que reiniciar el equipo e, inmediatamente, mantener pulsadas las teclas Comando+R y seguir las instrucciones.

Y con esto ya está todo. No se olvide de reciclar el Mac debidamente.

Pruebe AVG TuneUp de forma GRATUITA

 

AVG TuneUp Descarga GRATUITA