Durante estas fiestas, evite el desorden y el estrés de las tiendas abarrotadas, siéntese en el sofá y compre desde casa. Siga estos cinco consejos sobre seguridad en línea y reduzca las preocupaciones a cero

1. Use siempre sitios web o aplicaciones oficiales

Una de las maneras más sencillas de evitar las estafas es ir directamente al sitio de compras oficial que quiera, en lugar de hacer clic en un enlace para llegar. Escribir un poco más le ahorrará muchos dolores de cabeza y dinero perdido, ya que se asegurará de que no está dando sus detalles de pago a un sitio web gemelo malvado hábilmente disimulado. Y estos sitios se han vuelto muy hábiles.

Esta indicación también sirve para las aplicaciones: bájelas de las tiendas de aplicaciones oficiales, como la App Store de Apple o Google Play. Si bien una aplicación fraudulenta puede llegar a estas tiendas oficiales de vez en cuando, su control de calidad roza la excelencia, y toda medida seguridad suma.

¿Qué pasa si ve una oferta muy buena en un correo electrónico? Las estafas de phishing por correo electrónico se han vuelto tan sofisticadas que le recomendamos que no haga clic en ningún enlace o botón del correo electrónico, incluso si parece realmente legítimo; simplemente escriba la URL de la tienda en el navegador. Por si acaso.

 

2. Active la VPN mientras compra

Una VPN es una aplicación que cifra y oculta todo lo que hace en línea (navegación, búsquedas, detalles de pago y del banco, etc.) a todo el mundo, incluidos los hackers y los delincuentes.

Esto significa que las VPN son perfectas para hacer compras en línea, ya que mantienen todo el proceso privado y seguro. Puede obtener una VPN para su smartphone, tableta, ordenador de escritorio y portátil, e, incluso, para su smart TV.

Hay muchas VPN entre las que elegir, y varían mucho en calidad, velocidad y seguridad, pero a nosotros nos gusta mucho esta

3. Deshágase de los anuncios en línea con un bloqueador de publicidad

Además de una experiencia de compra en línea mucho más limpia ordenada, los bloqueadores de publicidad también pueden ayudarle a mantenerse seguro: los delincuentes en línea están recurriendo a los anuncios en línea como medio para distribuir malware en sus dispositivos, por lo que deshacerse de los anuncios puede ser un extra de seguridad en línea.

Sin embargo, tenga en cuenta que el uso de un bloqueador de publicidad, a veces, puede desajustar la funcionalidad de un sitio web, hasta el punto de que algunas páginas de productos pueden quedar inutilizables. Es algo a tener en cuenta.

4. No guarde información de pago en línea 

¿Cuántas veces puede escribir su número de tarjeta de crédito antes de que esas ofertas para guardar sus detalles de pago comiencen a parecerle irresistibles? Lo entendemos. Es molesto. Sería estupendo poder tenerlo todo cuidadosamente guardado y listo para su próxima compra.

Pero no caiga en la tentación: cuanto menos contenido comparta y almacene en línea, menos información personal confidencial suya se filtrará en las próximas fugas de seguridad. Más vale prevenir que curar. 

5. Pague con tarjeta de crédito

Si todo sale mal y sus detalles de pago terminan comprometidos, pagar con una tarjeta de crédito (a diferencia de una tarjeta de débito, transferencia bancaria u otros métodos) puede ahorrarle muchos problemas. La mayoría de las tarjetas de crédito ofrecen un buen nivel de protección al comprador, como la posibilidad de impugnar los cargos con los que no esté de acuerdo. Obviamente, esto puede variar de una compañía a otra, por lo que vale la pena que llame a la suya para ver a qué tipo de cobertura tiene derecho.