Han pasado casi dos años desde que publicamos nuestro artículo 5 bulos sobre rendimiento y ya tocaba que escribiéramos otro. He estado explorando algunos de los sitios web más dudosos sobre optimización de Windows y he comprobado en nuestros equipos de prueba las sugerencias que proponen para optimizar la velocidad

1. Deshabilitar los programas de inicio

 Durante más de 20 años, libros, revistas los sitios web han difundido este ancestral consejo de optimización. ¡Deshabilite las dichosas aplicaciones de inicio! Con la llegada del (tristemente) famoso Windows 95, se empezó a utilizar la carpeta «Inicio», que permitía a los usuarios y, sobre todo, a las empresas de software ejecutar programas de forma fácil y automática, lo que reducía el tiempo de inicio y mejoraba el rendimiento.

Así pues... (redoble de tambor) ¿Este consejo de más de dos décadas —y eso se considera ancestral en informática— sigue teniendo sentido? ¡En efecto! Deshabilitar los programas de inicio innecesarios es una de las formas más eficaces de mejorar el tiempo de arranque. Algunas aplicaciones de terceros pueden ralentizar el funcionamiento de forma considerable. Por supuesto, esto depende de su sistema. Pero siempre es buena idea echarle un vistazo la lista de programas de inicio y quitar los que rara vez utiliza o no necesita. Y aunque no mejore el tiempo de arranque, es posible que deje de ver algunas de esas molestas ventanas emergentes que le informan sobre acciones que ni quiere ni necesita conocer.

Más rápido que antes

Resultados de las pruebas

Tras realizar las pruebas en cuatro equipos, nuestro veredicto es: VERDADERO

2. Configurar una IP estática en su equipo

Este consejo se remonta a la época en que recibir una dirección IP del router retrasaba considerablemente el tiempo de arranque, durante el cual los usuarios no podían realizar ninguna tarea. La solución pasaba por configurar manualmente una IP estática (ya fuera en el equipo o en el router) para que no se asignará una IP automática.

En mis pruebas de arranque, pude observar una mejora absolutamente nula al usar una dirección IP fija con mi router en comparación con una asignada dinámicamente. El motivo probablemente es porque los sistemas operativos, los routers, los adaptadores Wi-Fi/Ethernet y los controladores han mejorado notablemente desde la época en que se empezó a difundir este consejo.

Veredicto: FALSO

3. Aumentar la memoria

Se supone que poner más memoria RAM tendrá un efecto positivo en el tiempo de arranque. Suena lógico, ¿pero es verdad? ¡A medias!

Si tiene menos de 4 gigas de RAM, sí, puede mejorar considerablemente el tiempo de arranque. Pero una vez se superan los 4 GB, la mejora es nula. Esta es la prueba: Utilicé Windows Performance Analyzer para medir el tiempo de arranque total (desde el encendido hasta que se carga el último bit de información) en Windows 8.1.
Después limité la RAM a 1 GB, 2 GB y 4 GB:

Tiempo total de arranque

Hasta los 4 GB, cuanta mayor era la memoria disponible, más rápido era el tiempo de arranque. Pero con 8 GB y 16 GB, tardó los mismos 17 segundos que con 4 GB en mostrar el escritorio en Windows 7/10 o la pantalla de inicio en Windows 8.1. Al usar el Analizador de rendimiento, el procedimiento de arranque completo tardó 135 segundos en total en cada caso.

Veredicto: FALSO en el caso de 4 GB o superior

4. Retrasar la carga de servicios de Windows

Windows carga una cantidad muy significativa de servicios durante el arranque; se supone que apagarlos mejora en gran medida la velocidad, especialmente durante el arranque. Por ese motivo hay cientos de páginas autoproclamadas de «ajustes de optimización» que enumeran qué servicios puede apagar.

¿Qué hay de cierto? ¿De verdad los servicios producen atascos en el arranque? Bueno, los servicios son las partes del equipo que se encargan de funcionalidades como las actualizaciones de Windows, la detección de dispositivos, la habilitación de Bluetooth, etc. Solo hay unos pocos servicios que pueden deshabilitarse sin sacrificar funcionalidades críticas. Muchos sitios web recomiendan retrasar la carga de servicios de Windows mediante la aplicación «services.msc», configurando el tipo de inicio en «Automático (retrasado)» para que se carguen un poco más tarde.

Lo he sometido a mis pruebas. He intentado cambiar 42 servicios de «Automático» a «Automático (retrasado)» en mis equipos de prueba. Windows solo me permitió hacerlo con 17 y por suerte no me dejó retrasar el inicio de algunos servicios esenciales de sistema y seguridad, como el Motor de filtrado de base, que es necesario para el cortafuegos de Windows.

Error 87

¿Los resultados?

Tiempo total de arranque de prueba

¡Nada! Dado que Windows no iba a cargar todos los servicios en memoria a la vez, esperaba que los escritorios se mostraran al menos unos segundos antes, pero no fue así. De hecho, Windows Performance Analyzer indicó que el tiempo total de arranque aumentó unos cuatro segundos en una máquina de prueba y dos segundos en otra.

¿Qué ha pasado? Windows es tan eficaz ejecutando tareas simultáneas durante el arranque, que retrasar la carga de servicios no ha tenido ningún efecto positivo. De hecho, prolongó el tiempo total de arranque.

Veredicto: FALSO

Olvídese de los mitos: esta es la forma más fácil de mejorar el tiempo de arranque

Tal como sugieren los resultados anteriores, no haga mucho caso a los místicos «ajustes de optimización» que se publican por ahí. Mejor échele un vistazo a nuestros consejos y trucos de rendimiento o hágase con AVG PC TuneUp (funciona de verdad) para mejorar el rendimiento.